17 de mayo: Día Mundial del Reciclaje

17 de mayo: Día Mundial del Reciclaje

- en Derecho ambiental, Medio ambiente
279
0

El reciclar o el reciclaje es un acto de suma importancia para la sociedad ya que el mismo supone la reutilización de elementos y objetos de distinto tipo que de otro modo serían desechados, contribuyendo a formar más cantidad de basura y, en última instancia, dañando de manera continua al planeta.

La basura que generamos, si no es bien tratada, no solo provoca contaminación en el aire, en el agua y en la tierra, sino que, además, degrada el ambiente, deteriora la salud de la población, extingue especies, genera proliferación de plagas y enfermedades peligrosas, produce gases de efecto invernadero, destruye las propiedades del suelo, ensucia el agua subterránea (principal fuente de abastecimiento de agua potable de gran parte de la población) y provoca focos de infección.

El Día Mundial del Reciclaje se celebra el 17 de Mayo y parece que tiene su origen en el 1994 de manos de un grupo de ecologistas procedentes de Texas. Tampoco está claro que esté considerado por la UNESCO como un día oficial. Sea como fuere, el objetivo principal de esta propuesta, es la de concienciar a la población de la ventaja de reciclar los residuos en vez de dispersarlos en el ambiente, cuestión que siempre es de valorar.

Es habitual que durante esta jornada diferentes ONGs, instituciones públicas y privadas se encargan de organizar actividades para informar a las personas cómo reducirreutilizar y reciclar los residuos y de este modo disminuir nuestra huella de carbono.

La Regla de las tres erres

La regla de las tres erres se refiere a las iniciales de ReducirReutilizar y Reciclar. Fue presentada y defendida por Koizumi Junichiro, el primer ministro del Japón, durante la Cumbre del G8 en el 2004 (si bien su origen tiene que ver con una propuesta de Greenpeace). Con esta propuesta se quiso dirigir a la sociedad hacia la cultura del reciclaje.

Fuente: reciclinreciclan.blogspot.com

La definición de las tres erres es el siguiente:

  • Reducir: Se incentiva el consumo sólo de lo necesario y evitar adquirir productos con excesivo embalaje. Además de reducir el consumo de energía.
  • Reutilizar: Intentar dar una nueva vida a las cosas que ya no nos sirven. Así podemos alargar la vida del producto desde la compra.
  • Reciclar: Someter a los residuos a un proceso de transformación o aprovechamiento para obtener un nuevo material que puede ser reutilizado. Además de tratarse de la R más eficaz, con el reciclaje se reduce el consumo y el volumen de residuos.
  • Adquiere aquellos productos que tengan menos envases y embalajes
  •  Intenta consumir los productos que se encuentran confeccionados en cartón o papel y en envases de vidrio
  • Sustituye las bolsas de plástico por una reutilizable de tela u otro material.
  • Compra productos de tamaño familiar que permiten reducir el volumen de residuos.
  • Evita el consumo innecesario de cartón y papel
  • Adquiere ropa u objetos para el hogar que tengan una larga duración aunque debas pagar un poco más y que puedan arreglarse si se rompen.
  • Lleva los medicamentos caducados o que ya no necesitas a la farmacia.

Algunos ejemplos de productos reciclados

  • Una rueda de bicicleta se puede obtener a partir de 80 latas de refresco.
  • Una caja de zapatos con 6 briks de leche o zumo.
  • Un forro polar reciclando 40 botellas de plástico.
  • Un libro reciclando 8 cajas de cereales se puede hacer un libro.

Vía: https://geoinnova.org/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Por falta de agua limpia 300.000 niños mueren al año

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece