6 ideas para comer sano si tenés poco tiempo para cocinar

6 ideas para comer sano si tenés poco tiempo para cocinar

- en Recetas
970
0

Si trabajás todo el día y cuando llegás a casa lo menos que tenés ganas de hacer es cocinar, entonces esta nota te va a ayudar a solucionar ese problema. Es posible comer sano y rico sin necesidad de pasar horas en la cocina, mirá…

A pesar de que pases gran parte del día fuera de casa y no tengas tiempo de preparar tus viandas para llevar al trabajo, nosotros te compartimos algunas ideas para que evites recurrir a lo rápido y fácil como es la comida chatarra.

Desayuno saludable

El desayuno es la comida mas importante del día, después del descanso es necesario romper con el ayuno consumiendo alimentos saludables que aporten energía para arrancar la mañana.

Frutas, cereales, yogur son alimentos que están cargados de nutrientes y que dan mucha sensación de saciedad. Podés preparar en un frasquito de vidrio o en recipiente de plástico tus frutas preferidas cortadas en trocitos, llevar yogur que tengas en casa en una botellita o pasar a comprarlo en algún kiosco y por supuesto no te podés olvidar de tu bolsita de cereales y/o frutos secos para hacer un desayuno bien completo.

Planificá tus comidas

La organización es la clave del éxito y en la alimentación además de ahorrar tiempo es la clave para que seas consiente al momento de qué comprar y no hacerlo por impulso, ya que como dice la canción: «con hambre no se puede pensar».

Anticiparte a la semana y qué vas a comer cada día es una alternativa inteligente para pensar en comidas más nutritivas y conseguir los mejores ingredientes.

Prepará viandas para toda la semana

Ya lo dijimos en el punto anterior, planificar la semana te ahorra tiempo y a veces dinero. Porque cuando ya sabés lo que necesitas para tus viandas también podés organizarte para buscar precios y ahorrar dinero.

Congelar tus viandas es una opción muy buena para que los ingredientes se mantengan óptimos por más tiempo ya que este proceso mantiene intactos a los nutrientes de las comidas, un gran aliado en este caso es el microondas.

Además organizar la semana te permite no repetir comidas, intercalar entre pastas, carnes, pollo, arroz, fideos, etc; así también disfrutás de una comida diferente todos los días.

No te olvides de llevar snacks saludables a todos lados

Seguramente te pasó tener que esperar mucho para sentarte a comer pero estás tan hambriento que querés consumir algo para «tirar» un ratito más. Los snacks serán tus mejores amigos y te darán ese plus de energía para seguir hasta que puedas sentarte a disfrutar de tu comida.

Ensalada de frutas, cereales, frutos secos, aceitunas, entre otros, te resultarán prácticos para llevar y te ayudarán a evitar comer por ansiedad o elegir alimentos poco saludables.

Evitá saltear comidas

Cuantas veces dijiste que no ibas a comer tanto para guardar espacio y comerte todo en esa fiesta. Dejame decirte que no funciona, no le hace bien a tu salud porque cuando llega el momento de sentarse a disfrutar de tu comida podés llegar a consumir grandes cantidades en poco tiempo producto del hambre acumulada y eso puede generarte mucho malestar.

Comé despacio, masticá bien la comida, sentate a disfrutar de los alimentos y no comas de pie o sujeto a cualquier emoción (alegría, tristeza, bronca, etc) eso producirá que comas sin pensar y pueda llegar a ser perjudicial para tu salud. Tomar un vaso de agua antes de cada comida te ayudará a disminuir el hambre y la ansiedad.

Elegí lugares donde puedas comprar ingredientes saludables

Los supermercados no son la mejor opción, aunque a veces nos atrapen las promociones o descuentos, la mayoría de sus productos son ultra procesados, con alto contenido de azúcares y con pocos nutrientes.

Probá con ir a tiendas de productos saludables y a granel, en ellas encontrarás opciones para reemplazar los ingredientes tradicionales pero que no son muy saludables. Además hay infinidad de nuevas opciones que si las probás seguramente te van a encantar!

Consultá a un profesional

Hay un dicho que dice: «que el alimento sea tu medicina» y qué mejor que poder hacer de tu alimentación el motor de una vida plena y saludable.

Muchas veces nos confundimos con las infinitas publicidades en donde ofrecen productos asegurando que son bajos en calorías cuando en realidad la mayoría son publicidad engañosa.

Lo mejor es consultar con un profesional que pueda realizarte un chequeo médico y brindarte las herramientas para que construyas una alimentación variada y equilibrada.

Fuente: https://www.bioguia.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.

También te puede interesar

Un clásico desayuno argentino: receta de medialunas

Quien se resiste a una medialuna en el