Así se vivió la erupción del volcán submarino de Tonga desde el medio del mar

Así se vivió la erupción del volcán submarino de Tonga desde el medio del mar

- en Fenómenos naturales, Volcanes
709
0

El reino de Tonga no suele atraer la atención mundial, pero la violenta erupción de un volcán submarino el pasado 15 de enero ha propagado ondas de choque, literalmente, por medio mundo.

Normalmente, el volcán no parece gran cosa a simple vista. Consta de dos pequeñas islas deshabitadas, Hunga-Ha’apai y Hunga-Tonga, que se asoman unos 100 metros sobre el nivel del mar a 65 kilómetros al norte de Nuku’alofa, la capital de Tonga. Pero bajo el agua se esconde un enorme volcán de unos 1.800 m de altura y 20 km de ancho.

Un volcán submarino es un volcán ubicado totalmente o en su mayoría por debajo del nivel del mar.

Se forman en lugares donde el magma del interior de la Tierra se filtra a través de ventosas o fisuras de la corteza terrestre en el suelo marino.

Los servicios geológicos de Tonga han distribuido nuevas imágenes de la erupción del volcán submarino Hunga Tonga-Hunga Ha?apai, ubicado en el Pacífico Sur. Una cámara situada a 15 kilómetros del volcán grabó la enorme columna de ceniza que emitió durante los primeros minutos, que se puede observar en el vídeo que acompaña a esta noticia. La violenta erupción el sábado 15 y el tsunami que generó, con olas de hasta 15 metros de altura, ha costado la vida al menos a tres personas, aunque se teme que el número sea mayor a tenor de la destrucción ocasionada, con algunas islas totalmente devastadas por la catástrofe.

La explosión se generó a 65 kilómetros de la capital de Tonga, Nuku’alofa, y lanzó durante sus ocho minutos cenizas, gas y vapor hasta una altura de 30 kilómetros en la atmósfera. Los 105.000 habitantes de este archipiélago formado por 169 islas han estado prácticamente incomunicados desde que ocurrió el desastre por la ruptura de un cable submarino, que está conectado con Fiyi y que brinda conexiones telefónicas y de internet al país. Naciones Unidas ha advertido de que hay aproximadamente 84.000 personas, que representan el 80 por ciento de la población, afectadas por la erupción del volcán y el posterior tsunami.

Este jueves aterrizó en Tonga el primer avión con ayuda humanitaria desplegada por la Fuerza Aérea de Nueva Zelanda, con contenedores de agua, ‘kits’ para albergues temporales y otros enseres de higiene y limpieza, según recoge el periódico ‘New Zeland Herald’. Australia también ha enviado dos aviones con suministros al archipiélago.

En la capital del reino polinesio de Tonga, en el Pacífico Sur, los científicos siguen evaluando sus consecuencias. Las imágenes de satélite tomadas por la NASA confirman que la erupción alcanzó los 30 kilómetros de altitud. Es una de las mayores erupciones registradas por satélite, algo inferior a la provocada por el Pinatubo, en Filipinas, en 1991. Entonces se estimó que la nube de cenizas había alcanzado los 40 kilómetros y la emisión de gases a la atmósfera había provocado un descenso global de las temperaturas de medio grado.

Vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

En estas islas tienen una de las vistas más privilegiadas del universo

En la Tierra existen tres sitios privilegiados si