Entre el brillo de una gota de agua y plumas de pavo

- en Curiosidades y rarezas
1270
0

Increíbles fotografías que revelan colores pocas veces vistos al combinar unas cuantas gotas de agua sobre el brillante plumaje de un pavo real.

¿Cómo surge la enorme variedad de plumajes que exhiben las aves? Desde los vibrantes y vistosos colores de los guacamayos hasta el elaborado diseño de las colas de los pavos reales, para los biólogos siempre ha sido un misterio esta riqueza y diversidad; no solo entre especies, sino también entre diferentes poblaciones de la misma ave. Los complejos diseños de los plumajes, y hasta qué punto están escritos en los genes o dependen de factores ambientales, aunque también pueden verse mucho más curiosos si se le agrega una gota de agua.

El fotógrafo cuenta: «Me enamoré de la fotografía hace varios años y se ha convertido en mi paz y tranquilidad. Mi arte refleja mi corazón y el alma. Estoy fascinado con plumas de pavo real y las gotas de agua. Me encanta crear el encanto maravilloso en  estas plumas reales.

Podrán ver que existen algunos tipos de objetos  que repelen muy bien el agua… ya sena distintas superficies rugosas, pétalos o en este caso, plumas de pavos, estas son las mejores opciones para depositar las gotas de agua, ya que estas no se escurren ni se deforman. Hay que practicar el depositar las gotas, por que en ocasiones estas se caen (recuerden que buscamos pétalos que repelen el agua).

Lo único que tenemos que hacer es colocar las gotas como mejor nos parezca…

El decorado.

Ya que tengamos una gota de agua colocada en una flor, ramita u hoja, pues esta gota debe decorarse, con algún motivo que se encuentra detrás, generalmente los mismos pétalos, hojas o ramas se apreciarán en la gota. Prácticamente cualquier cosa puede refractarse en las gotas de agua.

 

Fotografía:  Krissy Katsimbras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Fenómenos ópticos atmosféricos. ¿Qué son?

El color azul del cielo es algo tan habitual que ya no nos llama la atención y, sin embargo, la variedad de tonalidades, que cambian de día en día y de un punto a otro del cielo, es casi infinita. En este plano se producen, Halos de sol, Luna, arco iris, iridiscencias y otro tipos de fenómenos ópticos atmosféricos.