Buscan reducir los efectos climáticos de las estelas de los aviones

Buscan reducir los efectos climáticos de las estelas de los aviones

Pequeños cambios de altitud en los aviones podrían reducir las estelas, esas nubes alongadas generadas por los seres humanos en aviones.

Para reducir los impactos de los viajes aéreos en el clima de la Tierra, solo son necesarios pequeños ajustes en el plan de vuelo, según un nuevo estudio, publicado en la revista Environmental Science and Technology, los encargados de formular políticas podrían reducir drásticamente las emisiones de estelas haciendo pequeñas modificaciones en las altitudes a las que vuelan algunos aviones.

El nuevo análisis mostró que cambiar las altitudes de solo el 1.7 por ciento de los vuelos, ya sea 2,000 pies más alto o más bajo de lo normal, reduciría a la mitad el impacto del calentamiento de las estelas.

¿Qué son las estelas de aviones?

Las estelas de aviones son nubes en forma de línea que se generan por los aviones. Cuando los aviones emiten partículas de carbono negro producidas por la combustión incompleta del combustible, la humedad se condensa rápidamente en las partículas, formando pequeñas partículas de hielo.

Las estelas de vapor formadas bajo ciertas condiciones atmosféricas pueden crecer y persistir rápidamente.

«Si las condiciones atmosféricas son tales que hay mucha humedad, una estela individual puede perdurar hasta 18 horas, y durante ese tiempo se extenderá», dijo Stettler. «A medida que se propaga, dispersará la radiación solar entrante y también reflejará la radiación saliente de onda larga, calor que de otro modo saldría al espacio. Estos dos efectos son enfriamiento y calentamiento, respectivamente».

Debido a que no hay radiación solar que se refleje en la noche, las nubes tienen un efecto de calentamiento neto en la atmósfera.

Estudios anteriores han demostrado que las estelas son responsables de tanto calentamiento como el CO2 emitido por los aviones.

Para comprender mejor la dinámica de las emisiones de estelas de aviones y sus efectos en el clima de la Tierra, Stettler y sus colegas utilizaron una combinación de modelos climáticos.

«Combinamos datos detallados sobre las trayectorias de vuelo en el espacio aéreo japonés con un modelo de emisiones de partículas de carbono negro de los aviones, datos meteorológicos y un modelo de estelas», dijo Stettler. «Estos diferentes componentes nos permiten calcular el impacto de estela de los vuelos individuales. A partir de ahí, pudimos clasificar los vuelos y centrarnos en el que tiene el mayor impacto de estela».

Su análisis mostró que el efecto de calentamiento de las estelas de vapor es aproximadamente del mismo orden de magnitud que las emisiones de CO2 de los aviones, pero que solo el 2 por ciento de los vuelos son responsables del 80 por ciento de las emisiones de estelas.

La alteración de la altitud de un vuelo puede hacer que el vuelo sea menos eficiente, aumentando las emisiones de CO2, pero los modelos mostraron que solo un ligero cambio en un pequeño porcentaje de vuelos reducirá las emisiones de estelas en casi un 60 por ciento. Las simulaciones demostraron que los efectos de enfriamiento de tales reducciones drásticas en las emisiones de estelas compensan de manera segura los efectos de calentamiento de las pérdidas de eficiencia.

Los investigadores ahora están trabajando para analizar los datos de vuelo de otras partes del mundo. Stettler y sus collages también están trabajando para presentar sus hallazgos ante los ojos de los responsables de las políticas de aviación.

«Queremos ver cómo nuestra estrategia podría implementarse en la práctica», dijo Stettler. «En el sector de la aviación, la seguridad es la prioridad y cualquier implementación tendría que ajustarse a las restricciones existentes. Continuamos trabajando para comprender los aspectos prácticos de cómo tal estrategia puede encajar en la planificación de vuelos y la gestión del tráfico aéreo».

Vía: Tiempo (revista Ram)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

El océano Pacífico fertilizado por los incendios de Australia

Los grandes incendios provocaron , las columnas de humo