Calor extremo sofoca a Tokio en medio de los juegos olímpicos

Calor extremo sofoca a Tokio en medio de los juegos olímpicos

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio, que ya luchan por contener la propagación del Covid-19, están lidiando con otro obstáculo en gran medida fuera de su control: una ola de calor.

Día y día de más de 90 grados de calor y alta humedad han obligado a los organizadores a reprogramar partidos de rugby y competencias de ciclismo de montaña, y trasladar algunos eventos de pista y campo a las primeras horas de la mañana o al anochecer para evitar el sol abrasador de la tarde.

Otros eventos, como el maratón y la marcha a pie, se han trasladado completamente fuera de Tokio a la ciudad más fresca de Sapporo, capital de la montañosa isla de Hokkaido, en el norte de Japón, y sede de los Juegos Olímpicos de invierno de 1972.

Para los meteorólogos y climatólogos, la llegada de temperaturas sofocantes a Tokio en agosto no es una sorpresa.

Tokio siempre ha tenido temperaturas cálidas y húmedas, pero después de décadas de calentamiento global, aumentos en la frecuencia de las olas de calor y una urbanización extensa, los veranos en Tokio son tan incómodos como siempre, y a veces peligrosos, para la ciudad de 14 millones de habitantes.

Los desafíos no son exclusivos de Tokio. Las otras dos ciudades finalistas para estos Juegos Olímpicos, Madrid y Estambul, también sudaban a causa de las olas de calor durante la última semana de julio de 2021.

Efecto isla de calor urbana en Tokio para el 17 de agosto de 2020

La imagen de arriba muestra el efecto isla de calor alrededor de Tokio el 17 de agosto de 2019, un día caluroso comparable a los experimentados esta semana. Las mediciones se derivan de las observaciones realizadas por el sensor de infrarrojos térmico (TIRS) y el generador de imágenes terrestre operacional (OLI) en Landsat 8. Las áreas más frías son de color blanco a amarillo; las áreas más cálidas son de naranja a rojo. (Nota: Los datos de 2019 se presentan porque las imágenes de verano más recientes de Tokio no estaban disponibles en Landsat debido a la nubosidad. A pesar de los años, las diferencias relativas entre las áreas más cálidas y más frías deberían ser aproximadamente las mismas).

El mapa de esta página muestra las temperaturas de la superficie terrestre (land surface temperatures, LST), no las temperaturas del aire. Las LST reflejan qué tan caliente se sentiría la superficie de la Tierra al tacto y, a veces, pueden ser significativamente más calientes o más frías que las temperaturas del aire.

Temperatura de la superficie terrestre – 17 de agosto de 2019

Si bien el estadio olímpico principal está ubicado en un área desarrollada con altas temperaturas de la superficie terrestre, hay algunos espacios verdes cercanos, como el Jardín Nacional Shinjuko Gyoen, los terrenos del palacio Akasaka y el Parque Yoyogi, con algo de sombra y temperaturas notablemente más frescas.

La Villa Olímpica, construida en terrenos recuperados en la bahía de Tokio, generalmente se mantiene más fresca durante las olas de calor debido a la brisa marina y la influencia moderadora del agua. Como se ve en las imágenes más amplias, las áreas boscosas al este de la ciudad también eran mucho más frescas que el centro de la ciudad. El área grande de color azul oscuro es una nube.

El clima subtropical húmedo de Tokio significa que los veranos calurosos y bochornosos son inevitables; el sureste de Estados Unidos y el norte de la India se encuentran en la misma zona climática. Sin embargo, hay otros factores subyacentes que agravan las condiciones.

El calentamiento global causado por el hombre ha contribuido a un aumento de 1,5 ° C en las temperaturas en Tokio desde 1964 y un aumento de 2,86 ° C desde 1900. Eso es casi tres veces el promedio mundial. A medida que las temperaturas globales se calientan, los datos meteorológicos también indican que las olas de calor extremadamente húmedas se han duplicado en frecuencia desde 1979.

El desarrollo urbano intensivo también ha contribuido al rápido aumento de la temperatura al crear islas de calor que mantienen las ciudades más cálidas que las áreas rurales y suburbanas circundantes. El desarrollo urbano generalmente eleva la temperatura de las superficies de la tierra y, en menor grado, la temperatura del aire porque los materiales de construcción comunes como el asfalto, el acero, el concreto y el ladrillo retienen más calor. En el caso de Tokio, esto significa que las superficies terrestres suelen ser varios grados más cálidas en la ciudad, particularmente de noche, en comparación con las áreas con vegetación circundantes. Los vehículos, las fábricas y las unidades de aire acondicionado también contribuyen a las islas de calor al bombear calor a la atmósfera.Los investigadores y analistas han estado apuntando a los datos meteorológicos de julio y agosto y proyectando que estos podrían ser los Juegos Olímpicos más calientes en décadas.

En 2020, los organizadores trasladaron preventivamente el maratón y algunos otros eventos a Sapporo, cientos de kilómetros al norte, debido a preocupaciones sobre el calor. Cuando Tokio fue la sede de los Juegos Olímpicos por última vez en 1964, el evento estaba programado para octubre para evitar el tiempo más caluroso.

Imágenes de NASA Earth Observatory por Joshua Stevens, utilizando datos de Landsat del Servicio Geológico de EE . UU.. Historia de Adam Voiland.

Vía: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Las fotos más dramáticas de la erupción volcánica en la isla de La Palma

Impresionantes postales a causa de la erupción de