Cambio climático: El invierno más cálido de la historia en Nueva Zelanda

Cambio climático: El invierno más cálido de la historia en Nueva Zelanda

- en Calentamiento global, El clima
328
0

El invierno que recién concluyó en Nueva Zelanda fue el más cálido del que se tengan registros, y los científicos afirman que el cambio climático sigue elevando las temperaturas.

Nueva Zelanda disfruta de un clima moderado, sin extremos de calor o frío. Esto se debe no solo a la latitud del país, sino al hecho de que la mayor parte de la masa continental de Nueva Zelanda está relativamente cerca del mar. Tener un clima tan marítimo significa que hay abundancia de sol y temperaturas agradables durante la mayor parte del año, aunque los inviernos solían ser mayormente fríos, incluso, con las típicas nevadas en algunas regiones. Durante el invierno, las cosas cambiaron, el clima mostró su lado más caliente.

Los científicos del instituto informaron que el promedio de las temperaturas del periodo de junio a agosto fue de 9,8º C, 1,3ºC por encima del promedio general y 0,2ºC por encima del récord de temperatura del año pasado.

Nava Fedaeff, meteoróloga del instituto, aseguró que, en el contexto del calentamiento global, este año vienen más vientos cálidos de lo habitual desde el norte y las temperaturas del mar son más altas.

En el periodo de tres meses que concluyó en agosto, la temperatura promedio fue 9.8 grados Celsius, según el Instituto Nacional de Agua e Investigación Atmosférica de Nueva Zelanda.

Eso es 1.3 Celsius al promedio y 0.2 Celsius por encima del récord previo del año pasado. Los científicos han llevado registros desde 1909, pero la mayoría de los inviernos más cálidos se han registrado en años recientes.

Nava Fedaeff, meteoróloga del instituto, señaló que además del contexto del calentamiento global, este año hubo más vientos cálidos de lo habitual procedentes del norte, así como temperaturas oceánicas más elevadas.

Añadió que la tendencia de calentamiento puede rastrearse a través de la concentración de dióxido de carbono, el cual ha incrementado en Nueva Zelanda de 320 partes por millón hace 50 años a unas 412 partes por millón en la actualidad.

Poca nieve y más calor

Fedaeff indicó que las nevadas a menor elevación estuvieron muy por debajo del promedio este año, y que a menudo fueron reemplazadas por lluvia, lo que podría resultar en niveles más bajos de los ríos en los próximos meses debido a que hubo menos derretimiento de nieve. Ello podría impactar el riego de las granjas, puntualizó.

También hubo más eventos de clima extremo, añadió, incluyendo inundaciones severas en algunas zonas y sequías en otras.

El profesor James Renwick, especialista climatológico de la Universidad Victoria en Wellington, dijo que al menos a corto plazo, algunos granjeros con ganado bovino u ovino podrían beneficiarse de una temporada más larga de pastaje.

Pero también reconoció que los cambios ponen presión en los ecosistemas naturales y, con el paso del tiempo, más especies enfrentarían la extinción. Aseguró que es imperativo que los seres humanos reduzcan las tasas de emisiones de gases de efecto invernadero.

Vía: https://www.elfinanciero.com.mx/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

California busca proteger a las colosales secuoyas combatiendo el fuego con más fuego

Cuando el fuego se acercó hacia la mayor