Canela para las plantas: beneficios y cómo utilizarla

Canela para las plantas: beneficios y cómo utilizarla

- en Plantas
694
0

La canela es una especia originaria de Sri Lanka y ampliamente usada en gran cantidad de gastronomías, entre ellas la nuestra: la mediterránea. Su olor y sabor seducen por lo inconfundibles que resultan, y es además un ingrediente de probados y numerosos beneficios para la salud.

Canela como fungicida

Uno de los principales beneficios de la canela para las plantas es su uso como antifúngico. En la primavera y al principio del verano, cuando las temperaturas empiezan a subir y aún hay mucha humedad en el ambiente, es habitual que algunas plantas y cultivos sufran el ataque de los hongos, especialmente en zonas con poca corriente de aire o ventilación.

Si ves los característicos puntitos o cobertura negra o blanca en tus plantas, ya sea en las hojas, en los tallos o en la tierra, solo tienes que echar mano de la canela en polvo que todos tenemos en casa. Espolvorea suavemente la canela en polvo sobre las partes afectadas por los hongos. Si después de entre 48 y 72 horas los hongos no han desaparecido, puedes repetir la aplicación sin miedo: la canela no supondrá ningún daño para la planta, más bien todo lo contrario.

Canela para las plantas: beneficios y cómo utilizarla - Canela como fungicida

Canela para las hormigas

Las hormigas pueden llegar a ser una plaga preocupante, pues cuando llegan en gran número tienden a venir acompañadas de los hongos que ellas mismas cultivan y transportan. Si las hormigas son una plaga y, por tanto, problema en tu jardín o huerto y se dejan ver en números demasiado grandes, la canela puede ser una vez más la solución.

Esta especia actúa como un potente repelente no solo de hormigas, si no de todo tipo de insectos perjudiciales para las plantas, como las moscas y mosquitos. Basta con, de nuevo, esparcir algo de canela en polvo por la zona en la que queremos evitar que aparezcan, y ellos mismos buscarán otras zonas sin ese olor que tanto les desagrada.

Canela para los esquejes

Hacer un esqueje de una planta es una tarea que siempre entraña cierto riesgo de fracaso, incluso en aquellas especies en que los esquejes tienden a enraizar con éxito. Una buena forma de maximizar las posibilidades de que el esqueje se convierta en una nueva planta sana es utilizar hormona de enraizamiento o un enraizante natural, que estimulará el crecimiento de raíces en la base del tallo. La canela, cómo no, tiene la capacidad de actuar como enraizante, uno 100% ecológico y más barato que los preparados químicos.

Para preparar enraizante casero de canela puedes añadir una cucharada de canela en polvo a medio litro de agua, al que puedes echar también dos aspirinas bien trituradas o molidas. Remueve bien y deja que la mezcla repose durante al menos medio día, para después colarla de residuos gruesos. Moja la parte inferior de los esquejes en esta mezcla durante un par de horas, antes de plantarlos, y enseguida comprobarás cómo tus esquejes enraízan mucho más fácilmente.

Canela tras la poda

La poda es un proceso necesario, pero también agresivo para las plantas. Incluso cuando se lleva a cabo con herramientas debidamente desinfectadas y bien afiladas, corremos el riesgo de que las heridas generadas sean una vía de entrada para enfermedades o plagas.

Por este motivo, algunas especies necesitan de la aplicación de pasta selladora en las zonas podadas. Puedes elaborar tu propia pasta con cera de vela derretida, a la que debes añadir canela en polvo para mejorar sus propiedades antifúngicas y antibacterianas, que puedes aplicar aún líquido pero no demasiado caliente sobre la herida de poda, para que se solidifique sobre ella y la selle. También es posible aplicarla directamente en polvo sobre pequeñas heridas: no las sellará, pero ayudará a la planta a curarse más rápidamente.

Canela para las plantas: beneficios y cómo utilizarla - Canela tras la poda

Canela como repelente para animales

Ya hemos mencionado que esta especia es un efectivo repelente de insectos, pero su acción no se limita a estos. Pequeños mamíferos como conejos, topos o ardillas también huirán de ella, pues les provoca una molesta irritación en las mucosas de la nariz y boca que, sin provocarles ningún daño grave ni permanente, sí les hará evitar el lugar.

Cómo utilizar la canela para las plantas

En todos los usos que hemos especificado, basta con usar canela en polvo sobre las plantas o la zona del jardín que queremos proteger. Triturada bien fina, surtirá el efecto deseado de forma totalmente ecológica.

También es posible elaborar té de canela para usarlo en el riego de las plantas. Para ello, calienta un litro de agua suavemente y añade una cucharada de canela en polvo a la misma. Remueve bien con el fuego al mínimo hasta que la canela se disuelva por completo y lo dejamos enfriar unas 10-12 horas después.

Vía: ecologíaverde.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Clavo de olor: propiedades y cultivo

Seguramente escuchaste nombrar a lo largo de tu