“¿Chicos, quieren agua fría?” solidaridad en medio del fuego en Corrientes

- en Derecho ambiental, Medio ambiente, Social
563
0

Según datos del INTA, en el último mes se incendiaron más de 700 mil hectáreas en suelo correntino, el equivalente a un 9% de la superficie de toda la provincia y a más de 35 veces la superficie de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Datos alarmantes indican que entre el 15 de enero y el 16 de febrero último se incendiaron 785.238 hectáreas en suelo correntino, el equivalente a un 9% de la superficie de toda la provincia y a más de 35 veces la superficie de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El estudio determinó, además, que “el ritmo de progresión del fuego entre el 7 y el 16 de febrero fue de casi 30 mil hectáreas diarias”. “En valores absolutos, la cobertura vegetal más afectada son los esteros (y otros bañados) donde se duplicó el área, pasando de 124 mil hectáreas a más de 245 mi

Los incendios en Corrientes desataron una catarata de solidaridad, y miles de personas colaboran como pueden, organizando colectas solidarias, acercando donaciones a distintos puntos de su ciudad y hasta el influencer Santi Maratea recolectó más de 154 millones de pesos para comprar equipamiento para los bomberos. Los voluntarios son los principales asistentes de los bomberos.

¿Cómo impactarán los incendios de Corrientes en la vida de los animales que habitan en los Esteros del Iberá? https://nuestroclima.com/como-impactaran-los-incendios-de-corrientes-en-la-vida-de-los-animales-que-habitan-en-los-esteros-del-ibera/

Pero hay que recorrer las zonas del desastre para conocer la verdadera presencia y utilidad de otro tipo de voluntario, el que se pone a disposición para lo que haga falta en los incendios en Corrientes. Desde acarrear animales, hasta caminar kilómetros con una mochila y con varias botellas con hielo o agua fría. Es ahí donde aparece una frase, que se repite y resuena en el aire, casi sin saber de dónde viene, los bomberos escuchan “¿Chicos, quieren agua fría?”.

La frase provoca la desconcentración del bombero, que tiene todos sus sentidos puestos en apagar el fuego. Si el fuego o la situación le permite una pausa, detiene su accionar, se acerca, agradece y acepta la botella de la cual bebe un gran trago, y lo que queda en el envase lo utiliza para mojar su cabeza y cuello, talvez así renueva sus ánimos y sus fuerzas.

Lluvia y emoción en Corrientes: el llanto de los bomberos ante la llegada del agua a la provincia arrasada por incendios: https://nuestroclima.com/lluvia-y-emocion-en-corrientes-el-llanto-de-los-bomberos-ante-la-llegada-del-agua-a-la-provincia-arrasada-por-incendios/

El voluntario agrega, “¿necesitan algo más?, tengo colirio y cremas”. La prisa por apagar el fuego es mayor, el bombero agradece y vuelve a donde estaba. Con la manguera, una pala para remover la tierra o con los chicotes para seguir apagando o intentar evitar que el fuego se reinicie.

En esta oportunidad, son alrededor de 7 jóvenes que no superan los 20 años, que caminan por las calles de tierra de caminos vecinales o ingresos a distintas haciendas, cargado con una mochila y al menos 4 o 5 botella de agua cada uno. Son los más informados de la situación, al que pregunte le cuentan que “anduvimos por la zona de los bretes, ahí la gente no quiere salir y el fuego estuvo muy cerca”. En eso, uno de ellos recibe un Whats App, y dice “vamos, vamos que del otro lado está más bravo el fuego, y están necesitando del agua”, dice. Y la entrevista debe ser interrumpida, los jóvenes corren, suben a una camioneta y siguen su tarea, que durará hasta que el fuego por fin termine.

Desfile de autobombas y autos particulares

El fuego está monte o hacienda adentro, desde la ruta solo se ven las columnas de humo, tal vez algunas llamas en medio de los pinares. Pero, quien logra acercarse lo suficiente se encuentra con otro panorama: humo y llamas que no dejan de quemar todo a su alrededor.

El sonido de las sirenas de los bomberos se escucha cada tanto, los camiones cisternas cargados de agua van y vienen desde el centro de la ciudad. También camionetas cargadas con tanques de agua de mil litros, y bombas intentando sofocar las llamas.

Vía: https://misionesonline.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

La erupción del Mauna Loa cambia el color el cielo en Hawaii

 El cielo puede menguar su color de manera