Cómo armar una huerta en tu balcón

Cómo armar una huerta en tu balcón

- en Medio ambiente, Plantas
569
0

Una huerta en casa. En estos días de pandemia suena casi a una utopía: traer comida del balcón a tu cocina, sin escalas. Sin embargo, lejos de ser un sueño, es algo más simple de lo que parece: casi cualquier ensalada puede crecer en tu balcón o en la ventana de tu cocina.

¿Las ventajas? Además de cuidar el bolsillo, producir nuestros propios alimentos evita el uso de agroquímicos, favorece el uso eficiente de agua y energía y nos permite reutilizar residuos orgánicos. En síntesis, tener una huerta en casa es beneficioso para nuestra salud y para el medioambiente. 

Al contrario de lo que dice el viejo refrán, del dicho al hecho hay un paso estrecho. En realidad, cuatro simples pasos: se coloca una bolsa de tela en un cajón, luego tierra, semillas esparcidas, otro poco más de tierra y agua.  Ni siquiera es indispensable disponer de un cajón. Cualquier contenedor puede ser utilizado para producir alimentos, siempre y cuando no haya almacenado sustancias tóxicas.

Prescindir del suelo es una práctica para el cultivo en las ciudades que se conoce como organoponia, una técnica que se desarrolló en Cuba y permite tener una huerta en medio de una jungla de cemento. 

Se pueden construir canteros con maderas, piedras, ladrillos, bloques de concreto macetas, envases, papel, botas y caños. Eso sí, deben tener algunas perforaciones en la base para que drene el agua, un buen sustrato tierra y espacio suficiente para que crezca la planta. 

Las plantas con raíces superficiales como el perejil o las verduras de hoja no se extienden más allá de los 10 cm. En cambio, los tomates y los repollos tienen raíces más profundas y requieren, al menos, 30 cm de profundidad.

Se puede crear un buen sustrato mezclando tierra con compost hecho en casa. Hacer nuestro propio compost además evita que el 50% de nuestros deshechos terminen en la basura. Otra alternativa es combinar tierra negra, abono orgánico y arena gruesa, pero no es indispensable. Lo más importante es evitar que la tierra se compacte.

En cambio, el sol sí es un factor fundamental para el buen desarrollo de los cultivos. Por eso en el Hemisferio Sur se recomienda orientar la huerta hacia el Norte, en un sitio al reparo del viento y contemplar que en verano los riegos sean más intensos que en otoño e invierno.

https://aconcagua.lat/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Aplicaciones gratuitas para amantes de las plantas

También ayudan a planificar la huerta en casa