Geranio, una de las plantas más tradicionales del jardín: éstos son los cuidados en casa

- en En casa
2458
0

Los geranios son unas plantas de flor estupendas, que además de tener una temporada de floración muy larga son muy fáciles de cuidar. 

Como sabemos, los geranios necesitan mucho sol y si los vamos a cultivar dentro de casa necesitaremos una exposición bien soleada. Colocar la planta junto a una ventana que reciba la luz del sol durante varias horas al día, cuantas más mejor. … Antes de regar la planta nos aseguraremos de que el sustrato está bien seco.

Aunque existe una amplia variedad de geranios sus cuidados son similares. Divididos en cuatro grupos principales: zonal o común, de pensamiento, los de olor y hiedra o gitanillas se diferencia principalmente por la forma de la hoja. Se tratan de plantas perennes y en climas templados pueden llegar a florecer todo el año.

Todos los geranios necesitan mucho sol, ubicación sur y en verano resguardarlos en una ubicación semisombra allá dónde haga mucho calor. Sobre todo en verano el riego será generoso y más si lo tenemos en maceta. Cada quince días le añadiremos abono líquido al agua de riego. El sustrato tiene que ser fértil y bien drenado, pero tampoco son muy exigentes.

La poda del geranio se produce en otoño, tras la floración veraniega, o en primavera y cada vez que se sequen quitaremos hojas y flores. Podremos sacar de aquí esquejes para crear nuevas plantas para el año siguiente, tendremos que ayudar a los esquejes con un poco de hormona de enraizamiento para que sea más fácil la reproducción.

Enfermedades y plagas

La plaga más representativa de los geranios es la mariposa del geranio, que pone los huevos dentro de los tallos y provoca que la planta se ponga negro. Se trata con un insecticida específico, una vez al mes, que se encuentra fácilmente en los centros de jardinería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Atardeceres al rojo vivo, «cielos en llama»

Cada día la salida y puesta de Sol