Detectan una estrella que devora todo a su paso

Detectan una estrella que devora todo a su paso

- en Astronomía, Ciencia, Desde el espacio
65
0

Estas se encargan de arrancar el material de otras estrellas más pequeñas que se encuentren en las mismas órbitas binarias y, de esta forma, lo utilizan para alcanzar la velocidad necesaria para girar.

El Universo es tan grande que se pueden encontrar miles y miles de fenómenos, como la reciente estrella viuda negra, la cual fue descubierta a través de un telescopio, según lo mencionaron científicos.

De acuerdo con una investigación publicada en la base de datos arXiv, un grupo de científicos se dieron a la tarea de investigar algunos curiosos astros llamados como estrellas arañas que se encuentran cerca de la Vía Láctea a través del telescopio Arecibo de Puerto Rico, el cual ya desapareció tras su colapso.

Estos astros consisten en estrellas de neutrones, que no son más anchos que una pequeña ciudad, pero pesan más que el propio Sol, indicaron los investigadores, quienes también las nombraron como púlsares debido a que, cuando se observan en los telescopios, aparecen como luces punzantes.

Estas estrellas de neutrones se dividen en dos: estrellas araña viuda negra y araña de lomo rojo, porque su comportamiento violento es similar a los arácnidos de ocho patas que habitan en la Tierra, devoran a sus presas.

Puedes leer: ¿Cuál es el mejor lugar de la Tierra para observar las estrellas?

Estrellas devoradoras

Los sistemas estelares de viuda negra son complejos binarios o ternarios en donde una de las estrellas devora todo a su paso y se aprovecha de sus compañeras para sobrevivir, evaporándolas a su paso. Hasta la fecha no se han encontrado muchas estrellas que puedan catalogarse como ‘viuda negra’, pero un nuevo estudio publicado en Nature ha encontrado un nuevo sistema candidato a esta designación.

Investigadores del Instituto de Tecnología de California (Caltech) encontraron un sistema de dos estrellas al que llamaron ZTF J1406+1222, en el que sus gigantes gaseosas se orbitan entre sí cada 62 minutos, es decir, a una velocidad vertiginosa. Esto es un récord considerando que no se han encontrado muchos sistemas de este tipo y además, el recientemente encontrado es el más rápido de todos, pues el anterior poseedor del récord del periodo orbital más corto, lo hace cada 75 minutos.

“Esta órbita de 62 minutos es notable porque no entendemos cómo las estrellas pueden entrar en una órbita tan estrecha”, dice Kevin Burdge del Caltech.

Te puede interesar: La NASA captó una imagen de estrellas ubicadas a unos 26.000 años luz de la Tierra

Burdge y su equipo de trabajo, encontraron este extraño sistema estelar al escanear millones de estrellas con el Zwicky Transient Facility del Observatorio Palomar del Caltech. Se concentraron en la búsqueda de aquellas estrellas que parpadean más rápidamente en el cielo nocturno y gracias a la variación del brillo de la viuda negra y su sistema estelar, localizaron a este extraño púlsar.

Tom Prince, quien también es coautor de la investigación, dice que “en lugar de ser objetos aburridos y estáticos, una gran parte de las estrellas exhiben caídas, pulsaciones o brillos periódicos que son clave para comprender su naturaleza”. Pues gracias a estas variaciones y juegos en su comportamiento de emisión de luz, es que los astrofísicos pueden descubrir miles y miles de formas distintas de estrellas, así como sus características.

Sistemas de ‘viuda negra’

Los sistemas de viuda negra están compuestos por una estrella muerta que gira a velocidades muy grandes que los astrofísicos llaman púlsares. Estos objetos lanzan radiación a su estrella compañera en órbita, provocandole una muerte lenta y progresiva. En otras palabras, se aprovechan de sus compañeras de menor tamaño desde donde extraen material y energía para alimentarse.

“El proceso del púlsar que ablaciona a su compañero en realidad debería separarlos. Esto está empujando los límites de lo que creíamos posible”, dice Burdge.

En el caso de ZTF J1406+1222, su existencia se evidenció gracias a que varia su brillo en un factor de 13 cada 62 minutos. Los investigadores explican que estos pequeños oscurecimientos y brillos periódicos, se deben a la compañera del púlsar, una estrella fallida fría llamada enana marrón, que gira alrededor de su eje. La enana marrón, que está siendo atacada por el púlsar, retiene el calor en un lado mientras que el otro lado permanece más frío.

Y aunque los telescopios no sean capaces de distinguir a la enana marrón del púlsar, esta última da signos de existencia cuando su lado caliente gira hacia nuestra vista en la Tierra. En este momento, el brillo general del sistema de viuda negra aumenta. Y por el contrario, cuando torna su lado frío hacia nosotros, aparece un descenso en el brillo.

Así es como los astrofísicos logran transformar datos que por sí solos parecen indescifrables, en partes de una explicación que nos ayuda a comprender mejor cómo es que se comporta el Universo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Hormiga marabunta: una legión de 20 millones de individuos contra su presa

Estos insectos se reúnen en colonias de hasta