Día Mundial del Sándwich: curiosidades del plato más elegido en todo el mundo

Día Mundial del Sándwich: curiosidades del plato más elegido en todo el mundo

- en Curiosidades y rarezas, Recetas
467
0

Se merecía su día por haberlos salvado tantas veces, por ser incondicional y permitirnos llevarlo a cualquier momento y lugar. Hoy celebramos el Día Mundial del Sándwich y vamos a conocer su historia

Se celebra en todo el mundo cada 3 de noviembre en honor a la fecha de nacimiento del inglés John Montagu, IV Conde de Sándwich. Este arte de mezclar alimentos entre dos panes no conoce de fronteras geográficas, culturas ni edades. Este conde era un aficionado a las partidas de cartas y a la buena comida por lo que, para comer algo rápido mientras seguía jugando y para evitar ensuciar los naipes, envolvía la carne en dos rebanadas de pan.

El pragmatismo de Montagu fue el puntapié inicial para que años después se adoptara en el mundo entero su creación que demostró ser tan funcional como deliciosa. El sándwich no sólo se puede comer sin cubiertos, sino que es un formato portátil -ideal para picnics- y muy versátil: se adapta a todos los gustos y preferencias gastronómicas. 

Sin embargo, es importante tomar algunos consejos: si se van a disfrutar en la comodidad de la casa, lo ideal es prepararlos en el momento en el que se van a consumir para que estén bien “fresquitos”. Pero si la idea es llevarlos para comerlos más tarde hay que tener ciertos recaudos.

El sándwich clásico son dos rodajas de pan rellenas de diversos ingredientesadmite versiones frías o calientes; se puede consumir como aperitivo o puede ser el plato principal. Estas y otras definiciones, como que su origen es inglés, son irrelevantes frente al lugar que ocupa este plato en la vida cotidiana de la mayoría de las personas. Que sea preparado en casa o comprado también es algo natural, sólo hay que saber dónde conseguir las mejores versiones.

Si llevan fiambres curados, como el jamón crudo, una vez cortados pueden estar sin frío unas cuatro horas a temperaturas medias. Si son cocidos, no se recomienda más de dos horas fuera del frío (siempre a temperaturas medias). Si hace mucho calor, lo mejor es consumirlo preferentemente dentro de la hora.

En cuanto a cómo guardarlos y transportarlos se recomienda envolverlos en láminas trasparentes para alimentos (folex) ayuda a evitar que se sequen los fiambres y los quesos. Lo ideal es ponerlos en recipientes herméticos que tengan un lugar especial para colocar enfriadores que ayudan a prolongar la cadena de frío. Las bolsas con cierre hermético también pueden ser grandes aliadas.

Otro consejo para cuando armas un sándwich es que las fetas no van planas o dobladas, van plegadas. El fiambre se coloca así para que genere más volumen y quede una preparación más alta. De esta manera quedan descartados los rollitos de jamón que hacían las abuelas y las fetas al medio.

Los panes para sándwiches hechos en casa también tienen otro encanto: si tenés tiempo y ganas, podés hornearlos en diferentes estilos: pan francés, pan lactal, pebetes, bagels, ciabattas, saborizados y muchas opciones más. En cuanto a los aderezos, tené en cuenta que los caseros sin huevo ayudan a la conservación.

Para los que no les gustan mucho los vegetales, ponerlos «camuflados» entre el pan y otros ingredientes son una buena alternativa para incluirlos en la dieta. Rodajas de berenjenas, zucchinis, de zanahoria o calabaza queda espectaculares pasados por aceite y grilladas. Concentran su sabor y aportan humedad al sándwich.

Ahora te dejamos estas recetas para disfrutar de los primeros solcitos con un rico sándwich en mano y… ¡bienvenida primavera!

1. Sándwich de mortadela

  • 900 g de mortadela
  • 500 g de queso provolone
  • 4 panes de masa madre u otro a gusto
  • 1/4 de taza de mayonesa
  • 1/4 de taza de mostaza de Dijon
  • Tomates secos, a gusto

Preparación del sándwich de mortadela

  1. En un bol mezclar la mayonesa y la mostaza.
  2. Grillar la mortadela en una sartén durante 3 o 4 minutos. Agregar el queso arriba y dejar que se derrita.
  3. Cortar los panes al medio, untarlos con el aderezo, agregar los tomates secos hidratados y repartir porciones de mortadela en varias capas y provolone en cada uno.

2. Sándwich light de pollo grillado y queso

Ingredientes

  • 1 baguette
  • 4 supremas de pollo
  • 2 piezas de queso brie u otro que se prefiera
  • 120 g de tomates
  • 200 g de mayonesa light
  • Aceite de oliva, pimienta y rúcula, a gusto

Preparación del Sándwich light de pollo grillado y queso

  1. Cortar las supremas en bifecitos. Calentar una plancha y grillarlas vuelta y vuelta.
  2. Cortar el queso y el tomate en rodajas finas.
  3. Con un cuchillo serrucho, cortar el pan al medio y tostarlo apenas en una plancha caliente.
  4. Untar el pan con la mayonesa, agregar el pollo, las cuñas de queso y las rodajas de tomate condimentadas con aceite de oliva y pimienta negra.
  5. Lavar la rúcula y secarla. Cubrir con las hojas el queso brie y cerrar el sándwich con la otra tapa de pan. Servirlo aún estando tibio.

Si querés, acompañá con una porción de papas y batatas horneadas con un poco de aceite y romero fresco. Ofrecer un pote de mayonesa a modo de dip.

3. Receta de Sándwich vegetariano

Ingredientes para el hummus

  • 150 g de garbanzos remojados
  • 1 l de agua
  • 1/2 limón
  • 1 puñado de cilantro
  • 5 cucharadas de queso crema

Ingredientes para el pan

  • 350 g de harina 0000
  • 100 cc de agua
  • 15 g de miel
  • 10 g de leche en polvo
  • 20 g de levadura
  • Agua, cantidad necesaria
  • 30 g de semillas a gusto (sésamo, zapallo, girasol, quinoa)
  • Maicena (para pintar la masa)
  • Sal, a gusto

Ingredientes para el relleno

  • 12 berenjenas grilladas
  • 12 rodajas de tomates redondos
  • 180 g de pulpeta (mozzarella de búfala)
  • 15 hojas de albahaca
  • 15 hojas de espinaca
  • 200 cc de aceite de oliva
  • Sal y pimienta, a gusto

Preparación del Sándwich vegetariano

Para el pan

  1. Colocar en un recipiente la harina con el agua, la miel y la levadura. Mezclar y dejar tapado hasta que se forme una masa esponjosa.
  2. En un bol, unir el resto de la harina con la leche en polvo, verter la mezcla de levadura y agregar el resto de agua. Trabajar con las manos hasta formar una masa homogénea y dejar reposar para que leude la masa.
  3. Separar bollos de 150 gramos, dar forma ovalada, hacer unos cortes por encima con cuchillo y dejar leudar nuevamente.
  4. Pintar con una mezcla de maicena y agua y llevar a horno a 180 grados durante 18 minutos aprox. (depende el horno).
  5. Para hacer pan zeppelin con semillas, se repite el mismo procedimiento pero hay que agregar 30 grs de azúcar negra junto con la mezcla de levadura. Y una vez que se incorpora la harina, incorporar las semillas.

Para la crema de hummus

  1. Hervir los garbanzos en una olla con mucha cantidad de agua, un limón cortado al medio y unas hojas de cilantro por al menos una hora y media, hasta que estén tiernos.
  2. Colar y licuar sólo los garbanzos e ir incorporando el agua de cocción, para lograr la consistencia deseada. Salpimentar y agregar una o dos cucharadas de queso crema.
  3. Cocinar las rodajas de berenjenas y de tomates (en rodajas no muy finas) en una plancha a fuego alto, solo unos minutos por lado. Debe quedar cocido pero firme, no deshecho.

Para el armado de cada sándwich

  1. Abrir el pan al medio, untar ambas caras con el hummus, agregar 5 hojas de espinaca fresca, 4 rodajas de berenjena asada, 4 rodajas de tomate asado, finas lonjas de pulpeta y 5 hojas de albahaca.
  2. Cerrar el sándwich y tostar por ambas caras en una plancha o sartén.

Fuente: https://www.infobae.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Un clásico desayuno argentino: receta de medialunas

Quien se resiste a una medialuna en el