EE.UU: las huellas de los tornados vista desde satelites

EE.UU: las huellas de los tornados vista desde satelites

El 10 de diciembre que el tiempo severo era inminente: «Algunos tornados fuertes, se esperan ráfagas dañinas y granizo a partir de esta noche en Arkansas y Missouri, con la mayor amenaza de tornado cerca de la confluencia de los ríos Mississippi y Ohio.

En el estado de Kentucky, en EEUU, que fue arrasada el sábado por un tornado que mató a 70 de las 110 personas que se encontraban en la planta en aquel momento. La catástrofe de Mayfield fue la más grave de la oleada de más de 30 tornados con vientos superiores a los 250 kilómetros por hora que experimentó el sábado Estados Unidos.

Fue un fenómeno meteorológico inusual. Por un lado, está la época del año, ya que en invierno no suele haber tornados, y la oleada del sábado se debió a un tiempo inusualmente caluroso y húmedo en la región. A eso se suman las dimensiones de los tornados. En total, los tornados recorrieron una distancia de unos 400 kilómetros en línea recta, es decir, más que la que separa, por ejemplo, Madrid de Gijón. 

Aunque los tornados pueden ocurrir en cualquier época del año, con aproximadamente una docena cada diciembre, el evento fue raro por cuánto tiempo duró y qué tan al norte ocurrió en el invierno meteorológico.

Con un tiempo inusualmente cálido y húmedo en la parte media de los EE. UU. y un frente frío acercándose desde el oeste, el Servicio Meteorológico Nacional (NWSpredijo que para el 10 de diciembre que el tiempo severo era inminente: «Algunos tornados fuertes, se esperan ráfagas dañinas y granizo a partir de esta noche en Arkansas y Missouri, con la mayor amenaza de tornado cerca de la confluencia de los ríos Mississippi y Ohio «.

Unas horas más tarde, se informaron hasta 70 eventos similares a tornados en todo el Medio Oeste, matando al menos a 100 personas e hiriendo a cientos más en Arkansas, Kentucky, Illinois y Missouri. Los informes preliminares sugieren que fue el tornado más mortífero en los EE. UU. desde que un tornado azotó Joplin, Missouri, en 2011.

El peor daño se produjo a lo largo de lo que puede ser una trayectoria históricamente larga para una tormenta tornádica que comenzó en Arkansas y atravesó Missouri, Tennessee y Kentucky durante varias horas. El NWS informó vientos que oscilaron entre 254 a 332 kilómetros por hora, daños de al menos una calificación EF-3 en la escala Mejorada de Fujita (EF) y una trayectoria terrestre que puede haber recorrido 300 kilómetros y abarcó 1,2 kilómetros en su parte más ancha.

Imágenes nocturnas donde se aprecian los apagones producidos por las tormentas severas. Ver texto para detalles

Las imágenes de arriba fueron adquiridas el 3 de diciembre y el 12 de diciembre de 2021, con la banda día-noche (DNB) de Visible Infrared Imaging Radiometer Suite (VIIRS) en el satélite Suomi-NPP. El par de imágenes captura cortes de energía inducidos por tormentas en áreas alrededor de Mayfield, Murray y Bowling Green, Kentucky. El DNB detecta luz en un rango de longitudes de onda desde el verde al infrarrojo cercano y utiliza técnicas de filtrado para observar señales como las luces eléctricas en ciudades y pueblos.

Imagen del 12 de diciembre de 2021 del espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) del satélite Aqua de la NASA

El 12 de diciembre de 2021, el espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) del satélite Aqua de la NASA adquirió esta imagen en color natural de la trayectoria del tornado en el oeste de Kentucky cerca de Mayfield. Esta área sufrió algunos de los peores daños del feroz frente de tormentas.

Según el meteorólogo Bob Henson : «No se sabe de ningún tornado en los EE. UU. que haya matado a más de 80 personas fuera de la temporada central de tornados de marzo a junio«. Agregó que hasta el fin de semana pasado, el número de muertos por tornados en los EE. UU. en 2021 había sido solo 14, el tercero más bajo desde 1875.

Varios investigadores informaron en las redes sociales que las columnas de algunas de las tormentas de supercélulas pueden romper el borde inferior de la estratosfera . Un equipo de la NASA ha estado trabajando con imágenes de satélite, en particular los satélites meteorológicos del GOES, para encontrar señales de tornados y tormentas eléctricas extremas en columnas tan elevadas.

En el informe más reciente del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, IPCC, los científicos establecieron un vínculo inequívoco entre la actividad humana y el calentamiento global. Los autores de ese informe señalaron que se espera que los ciclones tropicales, las tormentas severas y las tormentas de polvo se vuelvan más extremos en América del Norte y Central a medida que el mundo continúa calentándose.

Imágenes de NASA Earth Observatory por Joshua Stevens , utilizando datos de banda día-noche VIIRS de la Asociación Nacional de Orbitación Polar Suomi y datos MODIS de NASA EOSDIS LANCE y GIBS / Worldview . Historia de Michael Carlowicz.

Vía: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Cómo se podría bloquear la «Puerta del Infierno» en Darvaza?

Las autoridades del país asiático han decidido que