El gorrión común, una de las aves en peligro de desaparecer

El gorrión común, una de las aves en peligro de desaparecer

- en Derecho ambiental, Medio ambiente, Vida animal
2115
0

Ya son un clásico, todos los días los vemos cómo llevan la comida o cómo simplemente se posan en la baranda del balcón o en un árbol del vecino, ¿Los conoces?.

Lamentablemente, cada vez es menos común poder contemplar a los gorriones, porque su población está disminuyendo drásticamente.

Aunque todavía no se conocen con exactitud los factores que están afectando a la especie, sí se ha constatado que las poblaciones de gorrión están descendiendo de forma más acusada en las zonas urbanas que en el medio rural. De hecho, diversos estudios científicos han revelado que el estado físico de las poblaciones de gorrión en las grandes ciudades es mucho peor que el de las que se encuentran en la periferia de esas mismas ciudades o el de las que se ubican en medios rurales.

Se trata de una especie vinculada al ser humano que ha evolucionado y se ha adaptado a los distintos cambios en los asentamientos humanos, por lo que en la actualidad es casi imposible encontrar gorriones en lugares alejados de núcleos habitados por el hombre.

El gorrión común, una de las aves “más afectadas”

La investigación señala que el gorrión común ha sido el “más afectado”, pues “ha perdido el 50 % de su población desde 1980, un total de 247 millones de aves”, mientras que su pariente cercano, el gorrión molinero, “ha perdido 30 millones de ejemplares”. Ambos se han visto afectados por los cambios en la política y la gestión agraria, pero los gorriones de las ciudades también han disminuido, asegura SEO/BirdLife.  

Para la organización ecologista, las razones de estos descensos urbanos “no están claras”, pero “pueden estar relacionadas con la escasez de alimentos, la propagación de la malaria aviar o los efectos de la contaminación atmosférica”.

Desde las últimas décadas del siglo XX, la especie ha ido disminuyendo año tras año, especialmente en las principales capitales europeas, como Berlín, París y Praga, donde las poblaciones han caído “de forma drástica” y en otras como Londres, Bruselas, Amberes, Gante o Hamburgo los gorriones, prácticamente, ya han desaparecido.

La solución pasa no solo por medidas que favorezcan al gorrión, sino en realidad, a los humanos: fomentar los espacios verdes urbanos porque ayudan a amortiguar el efecto isla de calor, purifican el aire y contribuyen a fijar el CO2.

Por otro lado, se ha detectado cómo los gorriones pierden el apetito por culpa de un insecticida que imita a la nicotina. Los neonicotinoides son una familia de insecticidas que actúan mortalmente en el sistema nervioso central de los insectos. La denominación genérica de estos productos químicos de uso generalizado en casi todo el mundo desde hace dos décadas indica que tienen un modo de acción similar a los insecticidas derivados de la nicotina.

Un estudio publicado en la revista Science indicó que el imidacloprid puede provocar un efecto secundario muy negativo en los pájaros: la pérdida de apetito.

Es por todo ello que el reportaje fotográfico compartido ahora por Mario García Samblás nos brinda la ocasión de ver unas imágenes cotidianas de los gorriones que son cada vez más difíciles de captar en nuestras ciudades, básicamente, porque cada vez hay menos pájaros.

Vía: https://www.ambientum.com/ https://www.lavanguardia.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

7 mil toneladas de basura, es lo que reveló la última limpieza marina

Con el sistema llamado Jenny ha logrado avanzar en materia, la