El Himalaya con mayor riesgo de tener inundaciones severas

El Himalaya con mayor riesgo de tener inundaciones severas

La investigación, plasmada en el estudio, ha analizado los cambios acaecidos durante las últimas cuatro décadas en las regiones del Himalaya, hoy con el riesgo de sufrir inundaciones.

 El 55% de todo el hielo de la región, y que ocupa una superficie, de oeste a este, de 2.000 kilómetros. La progresión observada fue que, por ejemplo, en 1975, la zona del Himalaya presentaba una masa de hielo del 87%, que se mantuvo en el año 2000 y bajó en 2016 a un 72%. Es decir, en cuestión de cuatro décadas se ha perdido una cuarta parte de su masa.

El cambio climático también provoca inundaciones

Por desgracia, el deshielo de los glaciares en el Himalaya no es la única forma en la que el cambio climático está golpeando esta región. Simulaciones diseñadas y realizadas por investigadores de la Universidad de Potsdam sugieren que miles de lagos corren el riesgo de provocar inundaciones peligrosas. Esto sucedería debido al aumento de las temperaturas globales continúa derritiendo la nieve y el hielo.

El calentamiento que no se detiene:

A medida que la temperatura global continúa aumentando y los glaciares se derriten más rápidamente, una nueva investigación sugiere que el riesgo de inundaciones en el Himalaya y la meseta tibetana podría triplicarse.

Además de poner en peligro a las comunidades y la infraestructura, el aumento previsto de las inundaciones repentinas de los lagos, detallado en la revista Nature Climate Change, podría poner en peligro el suministro de agua en regiones políticamente frágiles como Cachemira.Durante las últimas décadas, las tasas globales de pérdida de hielo se han acelerado rápidamente. Los glaciares alpinos han demostrado ser especialmente vulnerables al aumento de las temperaturas.

Muchos de esos glaciares se encuentran en el llamado Tercer Polo de la Tierra, la región que abarca el Himalaya, la meseta tibetana y las cadenas montañosas circundantes.

El Tercer Polo alberga miles de glaciares y lagos glaciares que actúan como una enorme torre de agua, suministrando agua a miles de millones de personas en toda Asia.

Tanto las represas naturales como las construidas por el hombre ayudan a controlar estas reservas de agua, pero el aumento de las tasas de deshielo ha provocado que los lagos glaciares se hinchen y ejerzan presión sobre los diques locales.

Para comprender mejor cómo las tendencias de calentamiento en curso afectarán los riesgos de inundaciones en la región, los científicos combinaron imágenes de satélite y modelos topográficos. El análisis ayudó a los investigadores a clasificar miles de lagos glaciares como de alto o muy alto riesgo.

«Luego comparamos nuestros resultados con un catálogo de inundaciones pasadas de lagos glaciares, lo que nos permitió validar nuestros enfoques«, dijo el coautor del estudio, Simon Allen, en un comunicado de prensa.

«Una vez que confirmamos que los enfoques identificaron con precisión los lagos peligrosos actuales, podríamos aplicar estos métodos a escenarios futuros«, dijo Allen, investigador del Instituto de Ciencias Ambientales de la Universidad de Ginebra en Suiza.

Los investigadores corrieron modelos en tres escenarios de calentamiento diferentes. Si las tendencias de calentamiento continúan sin cesar, bajo un «escenario de negocios como de costumbre», la mayoría de los lagos del Tercer Polo alcanzarán un riesgo máximo para fines de siglo.

Los modelos mostraron que el riesgo de inundaciones no solo aumenta por el volumen en expansión de un lago, sino también por la invasión de las empinadas orillas de las montañas, donde los deslizamientos de rocas pueden provocar una ruptura de la presa.

«Nos sorprendió la velocidad a la que se están desarrollando algunas de estas nuevas situaciones peligrosas«, dijo el coautor Markus Stoffel.

«Estamos hablando de unas pocas décadas, no de siglos, son marcos de tiempo que exigen la atención de las autoridades y los tomadores de decisiones«, dijo Stoffel, profesor del Instituto de Ciencias Ambientales.

Si los cambios de política no logran frenar el calentamiento global y las temperaturas continúan aumentando, los modelos mostraron que la cantidad de lagos glaciares con un riesgo alto o muy alto de inundaciones aumentará de 1.203 a 2.963 para 2100.

El análisis también mostró que es probable que surjan puntos críticos de riesgo de inundaciones en el Himalaya occidental, Karakorum y Asia central.

Si bien las poblaciones en algunas de las regiones en riesgo han experimentado inundaciones en el pasado, los científicos esperan que los patrones de inundaciones en el Tercer Polo cambien y se vuelvan menos predecibles.

«Las autoridades y las comunidades estarán menos familiarizadas con los tipos de eventos espontáneos que consideramos aquí en un panorama desglaciante, por lo que esto requiere concienciación y educación sobre los nuevos desafíos que surgirán«, dijo Stoffel.

Los últimos hallazgos también sugieren que el riesgo de inundaciones aumentará entre cientos de lagos glaciares a lo largo de fronteras nacionales en disputa, dijeron los investigadores.

Las tensiones políticas a lo largo de la frontera entre China y Nepal, por ejemplo, podrían complicar los esfuerzos para prepararse, predecir y responder a desastres por inundaciones.

Los científicos esperan que su investigación no solo estimule la acción de mitigación del cambio climático, sino que también estimule a las naciones del Tercer Polo a trabajar juntas para prevenir – y también prepararse para – futuros desastres por inundaciones glaciales.

Vía: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Composición de la basura de los océanos en una imagen

Un nuevo estudio proporciona el primer diagnóstico global