El oxígeno en los lagos está disminuyendo rápidamente

El oxígeno en los lagos está disminuyendo rápidamente

Los niveles de oxígeno en los lagos de agua dulce se están reduciendo a mayor velocidad que en los océanos, en gran parte debido al calentamiento global.

Según revela un reciente estudio elaborado por un grupo de científicos del Instituto Politécnico Rensselaer, de los Estados Unidos.

Mientras que la pérdida de oxígeno en los océanos se ha documentado con cierto detalle, los cambios en las concentraciones de ese elemento en lagos se conoce menos debido a la ausencia de estudios detallados y sostenidos a lo largo del tiempo.

Según afirman los autores del trabajo que fue publicado en la revista Nature, “este proceso se da con mucha mayor intensidad que en los océanos, debido a que en los lagos hay un clima más cálido respecto a estos últimos”.

Los especialistas también revelaron que desde 1980, el nivel de oxígeno en los lagos encuestados ha disminuido un 5,5% en la superficie y un 18,6% en aguas profundas.

“Toda la vida compleja depende del oxígeno. Los lagos están perdiendo oxígeno entre 2,75 y 9,3 veces más rápido que los océanos, y esta disminución tendrá graves consecuencias para todo el ecosistema ”, explicó el profesor Kevin Rose, autor del estudio.

Para llevar a cabo la investigación, los especialistas analizaron una serie de datos recopilados, desde el año 1941, en 400 lagos del mundo. La mayoría de los embalses se ubicaron en la zona templada, de 23 a 66 grados de latitud norte y sur.

Los lagos rasgan solo el 3% de la superficie del planeta, pero mantienen una inmensa biodiversidad de especies. Estos embalses son indicadores del estado de todo el entorno natural en su conjunto, ya que se reflejan inmediatamente en los cambios en la atmósfera y el paisaje circundante”, agregó Rose.

0603_lagos

Aumento de la temperatura

Los científicos también descubrieron que las pérdidas de oxígeno de las aguas superficiales están asociadas con un proceso físico simple: un aumento de temperatura. 

Según detalla el artículo, las temperaturas del agua superficial han aumentado en 0,38º durante una década, en tanto que los niveles de oxígeno disuelto disminuyeron en 0,11 miligramos por litro durante el mismo período.

”La pérdida de oxígeno en aguas profundas probablemente esté relacionada con la diferencia de temperatura entre las capas. El agua superficial se calienta, mientras que el agua profunda permanece constantemente fría. Una diferencia de temperatura significativa no permite que estas capas se mezclen y las inferiores no pueden obtener oxígeno de la superficie”, concluyó  Rose.

Vía: https://weekend.perfil.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Existen alimentos que están en riesgo de desaparecer por el cambio climático

Una reciente investigación encontró que las especies silvestres