El precio de la energía solar para el 2030

El precio de la energía solar para el 2030

- en Ciencia, Energí­as alternativas
358
0

La energía solar es actualmente la forma más barata de nueva electricidad en una serie de mercados internacionales, un hecho impulsado por la reducción de costes, el crecimiento de tecnologías bifaciales y el aumento de la superficie de los módulos solares, entre otros factores.

Esa es la conclusión de un nuevo informe publicado por los analistas Wood Mackenzie, que también pronostica que el coste de la energía solar fotovoltaica podría caer en un 25% más en la próxima década.

El informe «Eclipse total: cómo la caída de los costes asegurará el dominio de la energía solar», indica como en países como España, Italia e India -además de 16 estados estadounidenses- la energía solar es la forma de generación de energía más barata en la actualidad.

Del mismo modo, el documento pronostica que, en la próxima década, esta lista de países también incluirá a Estados Unidos, Canadá, China y otros 14 países. En este sentido, China informó la semana pasada de un gran aumento de su capacidad renovable en 2020. En concreto, el gigante asiático asegura haber instalado 48 GW de energía solar.

No en vano, el coste de la energía solar, según el informe, ha caído en un 90% en la última década y se prevé que lo haga en un 15%-25% para finales de esta década.

Las tecnologías que reducen el coste de la energía solar

Estas reducciones de costes se producirán por el avance de varias tecnologías (paneles bifaciales, celdas y módulos de gran superficie y rastreadores), que se combinan para aumentar la producción de energía solar desplegada en todo el mundo. Además de estas tecnologías, los avances en tecnologías operativas y procesos automatizados ayudarán a reducir el gasto operativo de nuevas plantas, optimizando aún más el beneficio sobre costes de esta energía sobre otras clases de activos.

Wood Mackenzie también ha querido subrayar que sus previsiones se basan en las tecnologías que actualmente han demostrado su viabilidad técnica y comercial, por lo que la suma de nuevos avances tecnológicos podría tener un impacto que redujera los costes de la energía fotovoltaica más allá de sus pronósticos.

Ravi Manghani, director de investigación de Wood Mackenzie, señala: «Mientras el mundo se esfuerza por recuperarse de la caída económica causada por la pandemia provocada por la COVID-19 y al mismo tiempo cumplir con los objetivos climáticos y ambientales del Acuerdo de París, se encuentra en una posición única para avanzar en los esfuerzos hacia un futuro sostenible y bajo en carbono».

Fuente: PV Tech, Javier López de Benito / EnergyNews, Ambientum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

California busca proteger a las colosales secuoyas combatiendo el fuego con más fuego

Cuando el fuego se acercó hacia la mayor