El sol tiembla: se ha detectado otro terremoto dentro del Ciclo Solar 25

El sol tiembla: se ha detectado otro terremoto dentro del Ciclo Solar 25

Los terremotos solares fueron observados por primera vez hace más de dos década (1998): la misión SOHO captó imágenes de unas ondas sísmicas propagadas en la fotosfera.

Los temblores también se dan en el Sol. ¿Cuesta creerlo? Incluso se parecen a los de la Tierra al liberar energía acústica en forma de ondas a lo largo de la superficie solar. En particular, luego de una erupción, se ve un estallido de luz, energía y material en la atmósfera exterior del Sol.

Un secreto detrás del funcionamiento de la actividad sísmica en el Sol durante las erupciones solares parece estar oculto debajo de la superficie solar.  

 Estos eventos similares a un terremoto liberan energía acústica en forma de ondas que ondulan a lo largo de la superficie del Sol, como olas en un lago, en los minutos posteriores a una erupción solar: un estallido de luz, energía y material que se ve en la atmósfera exterior del Sol.    

Llamaron a los temblores «terremotos solares«, muy parecidos a los terremotos, excepto que son increíblemente más poderosos. Un terremoto solar típico contiene 40.000 veces la energía liberada en el gran terremoto de San Francisco de 1906. Estas ondas sísmicas solares parecen ser ondas de compresión como las ondas «P» generadas por un terremoto. Viajan a través del interior del sol y probablemente se recombinan en el lado opuesto del sol para crear un débil duplicado del patrón ondulado original.

Desde entonces, Kosovichev y sus colegas han observado cientos de terremotos solares. No todas las explosiones solares producen terremotos, lo cual es un misterio. Además, las ondas se comportan de manera extraña. Una onda típica comienza a una velocidad inicial de ~32.000 km/h, luego acelera hasta un máximo de 400.000 km/h antes de desaparecer. Nadie sabe exactamente por qué.

Te puede interesar: El viento solar podría ser el origen del agua en nuestro planeta

Primer terremoto solar del Ciclo Solar 25 detectado el 10 de mayo de 2022. Crédito de la secuencia Dopplergram: NASA/SDO

«Acabamos de detectar el primer terremoto solar del Ciclo Solar 25«, anuncia Kosovichev, quien ahora es profesor en el Instituto de Tecnología de Nueva Jersey (NJIT). «Se alejó de la llamarada solar de clase X1.5 del 10 de mayo de 2022″. La siguiente película, centrada en el lugar de la explosión, muestra anillos concéntricos que emergen de la turbulenta superficie del sol»

Cuando Kosovichev descubrió los terremotos solares en 1996, cuadruplicó las imágenes para resaltar las ondas para los comunicados de prensa.

El terremoto solar de esta semana lo ha dejado en su forma cruda, no tan fácil de ver, pero igual de impresionante por una razón diferente. «Quería que la gente apreciara cómo las ondas casi se ven superadas por la turbulencia«, explica. «Es por eso que nos tomó tanto tiempo descubrirlos«.

Puedes leer: Ciclo Solar 25 es más severo que el esperado

El Ciclo Solar 25 se está intensificando rápidamente y se avecinan muchos más terremotos. Las ondas misteriosas podrían enseñar mucho a los investigadores sobre las bases magnéticas de las manchas solares y cómo producen las erupciones más fuertes. «Estamos listos para aprender«, dice Kosovichev. Que empiecen los temblores.

Con información de: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

En estas islas tienen una de las vistas más privilegiadas del universo

En la Tierra existen tres sitios privilegiados si