El tero, un ave con peculiares características

- en Vida animal
481
0

El tero es un ave muy elegante, con su plumaje blanco y el negro. Además lo engalana un coqueto copete que por cierto le queda muy bien.

Su presencia es típica en los campos y fundamentalmente en lagunas, lagos, ríos, arroyos. se mueve en lugares en donde hay tierra húmeda y pasto. Su presencia se destaca en todos los ámbitos Pampeanos. En los bosques occidentales o en las zonas próximas a los ríos o mares.

También puedes encontrarlo dentro de las ciudades, incluso en las plazas y playas. Elige vivir en los campos abiertos para tener una mejor visibilidad.

Si nos detenemos a mirar su plumaje varía en color, depende del lugar donde vive, un poco más oscuro un poco más claro, y hasta tornasol a veces, tiene un largo penacho de plumas en la parte de atrás de su cabeza.

Que las hace ver bien peinadas, como que dedicaron tiempo a acomodar las plumas,  pero lo que más me llama la atención son sus ojos, siempre está alerta y parece que se los delinearon con un rojo muy fuerte, como para que veas que te está mirando.

Nota que te puede interesar: Aves autóctonas Argentinas, el Carancho

Este ave se lo conoce como Teroterutero-teroteru-tero, todas denominaciones  provenientes del guaraní, y se le designa en Argentina dicha denominación por su coloracióntamaño conspicuo y por las fuertes llamadas que lo hacen prácticamente inconfundible.

Hay varias subespecies de Teros y son abundantes en gran parte de América del Sur, en Argentina se distribuye en casi todo el territorio nacional. Se lo puede encontrar en algunas lagunas o cañadas, alejados del agua, y en campos abiertos en grupos o en parejas en los caminos de tierra o a la vera de los mismos.

También podes leer: La lechuza vizcachera: la protagonista autóctona de hoy

Los Teros no se aventuran en los sitios umbrosos de vegetación cerrada. Para poder construir sus nidos, tienen preferencia por los campos de pastos cortos, tal como potreros donde hay una fuerte presión de pastoreo, que permite una amplia visibilidad, previniendolos del ataque de chimangos y otros posibles depredadores.

En su dieta prevalece el contenido animal, los restos vegetales y minerales, insectos, se alimenta también de las lombrices que están bajo tierra, y, gracias a su fino sentido del tacto ejercen un trabajo intenso con sus dedos para poder localizarlas, hunden levemente en la tierra, las capturas y tironea en dirección vertical hasta atraparlas.

Esta es un ave relativamente sedentaria en las pampas. Generalmente permanece en los sitios donde se ha reproducido, en el caso del Tero de las pampas puede hacer migraciones locales, pero solo en los casos que las condiciones del tiempo o del suelo el ambiente se vuelve prácticamente inhabitable.

Vía: https://razafolklorica.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Córdoba: cambiarán a los caballos de los carreros, por vehículos eléctricos

Innovadora propuesta en Córdoba. Entregan vehículos eléctricos para