En busca de la neutralidad climática

En busca de la neutralidad climática

El planeta ya no puede más. Irremediablemente necesita nuestra ayuda y está en nuestras manos revertir, o al menos, hacer que la  situación no siga en declive.

Para conseguir frenar los efectos del cambio climático, uno de los objetivos que más escuchamos es la famosa neutralidad climática que la UE pretende conseguir antes del año 2050, pero ¿qué es exactamente la neutralidad climática?

La neutralidad climática, o también conocida como neutralidad de carbono, consiste en conseguir emisiones de dióxido de carbono netas iguales o inferiores a cero, equilibrando la cantidad de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera con la misma cantidad de la que se retira por otras vías, lo que deja un balance de cero. Por tanto, también podemos definir la neutralidad climática como el proceso de medir, reducir y compensar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Existen diferentes maneras de conseguir este equilibrio. La más saludable es no emitir más CO2 del que pueden absorber de forma natural los bosques y plantas que funcionan como sumideros de carbono a través del proceso de fotosíntesis.

Un sumidero de carbono es cualquier sistema que absorba más carbono que el que emita. Los principales sumideros de carbono naturales son el suelo, los bosques y los océanos. Estos eliminan entre 9,5 y 11 giga toneladas de CO2 al año, mientras que las emisiones globales anuales de CO2 alcanzaron en 2019 las 38 giga toneladas.

Neutralidad climática: objetivo de la UE

La Unión Europea está muy comprometida con una política climática muy ambiciosa. Mediante el ‘Pacto Verde’, Europa sería el primer continente capaz de absorber las mismas emisiones de CO2 que las que produce para el año 2050.

Iberdrola está muy comprometida con este Pacto Verde Europeo y cree que apostar por él es mejorar en la competitividad de los países. Para este grupo energético, el futuro de la economía y la sociedad depende de “cómo se implemente”. Además, varios países han establecido su propio objetivo de neutralidad climática. Por ejemplo, Suecia tiene previsto alcanzar las emisiones netas cero para el 2045, mientras que Dinamarca, Francia, Alemania y Hungría lo haría para el 2050.

Esta visión estratégica de la Unión Europea se basa en una acción conjunta sobre un grupo de siete elementos estratégicos

  • Eficiencia energética: Esta mejora puede ayudar a reducir el consumo de energía de la UE a la mitad en comparación con 2005. En este sentido ya se han hecho avances considerables dado que el consumo de energía primaria de la UE alcanzó su punto máximo en 2006, y los estados miembros de la UE acordaron un nuevo objetivo vinculante de eficiencia energética del 32,5% para el 2030.
  • Despliegue de renovables: La transición de la energía limpia da lugar a un sistema en el que la mayor parte del suministro de energía primaria de la UE venga de fuentes de energía renovables. Mejorando la seguridad del suministro, fomentando el empleo y reduciendo las emisiones.
  • Movilidad limpia, segura y conectada: Debido a que el transporte representa el 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE, todos los modos de transporte deben contribuir a reducir las emisiones del sistema de movilidad y ayudar a obtener los beneficios de un aire limpio, menos ruido y tráfico sin accidentes.
  • Industria competitiva y economía circular: Con las prácticas circulares en aumento, la producción de muchos productos industriales será más eficiente en el uso de los recursos y la intensidad de emisiones será menor a medida que las necesidades de energía diminuyan sin más.
  • Infraestructuras e interconexiones: Es necesaria una infraestructura inteligente y adecuada que garantice la interconexión y la integración sectorial en toda Europa. Una mayor cooperación transfronteriza y regional nos permitirá obtener mayores beneficios.
  • Bio-economía y sumideros naturales de carbono: La biomasa puede sustituir a los materiales intensivos en carbono y suministrar calor directamente.
  • Abordar las emisiones restantes con la captura y almacenamiento de carbono: Para ello se necesitan más esfuerzos de investigación, innovación y demostración para asegurar el éxito.

Fuente: STOP CAMBIO CLIMÁTICO, https://www.ambientum.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Cómo evolucionaron los colores de las mariposas

Un equipo internacional de investigadores, liderados por Tim Starkey,