Encuentran un bosque perdido en el interior de un gigantesco pozo al sur de China

- en Curiosidades y rarezas, Medio ambiente
152
0

En un hecho que conmocionó a toda la comunidad científica mundial, un equipo de exploradores chinos descubrió, de casualidad, este verde bosque dentro de un sumidero de grandes dimensiones.

El descubrimiento. La expedición descendió a la dolina el 6 de mayo, y tras pasar buena parte de la jornada comprobando el área regresó a la superficie el mismo día. El equipo estuvo liderado por Chen Lixin, quien lleva años explorando dolinas y cuevas de la zona. La cueva se sitúa en la región autónoma del Guangxi, al sudeste de china, más concretamente en el condado de Leye.

Según la agencia de noticias Xinhua, el pozo que tiene una profundidad de 192 metros y una longitud de 306 metros de largo por 150 de ancho. La región es conocida mundialmente por sus fabulosas formaciones kársticas, que van desde sumideros hasta pilares de roca y puentes naturales, por lo que, en el año 2007, la región fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO .

El hallazgo tuvo lugar cuando mientras un equipo de espeleólogos se encontraba haciendo rappel en los alrededores del gigantesco sumidero descubrió la curiosa presencia de tres entradas en una cueva ubicada en el abismo, así como también de varios árboles antiguos de aproximadamente unos 40 metros de altura, cuyas ramas se estiraban hacia la luz del sol que se filtra a través de la entrada del sumidero. 

Puedes leer: Arabia Saudita planea crear un bosque en medio del desierto

«Si bien es una buena noticia, el descubrimiento no es una sorpresa, porque el sur de China alberga una topografía kárstica, un paisaje propenso a sumideros dramáticos y cuevas de otro mundo”, comentó George Veni, director ejecutivo del Instituto Nacional de Investigación de Cuevas y Karst (NCKRI) en Estados Unidos.

La densa maleza que fue encontrada en el suelo del sumidero era tan alta como los hombros de una persona. Las cuevas kársticas y los sumideros pueden proporcionar un oasis para la vida. No me sorprendería saber que hay especies encontradas en estas cuevas que nunca antes habían sido reportadas o descritas por la ciencia”, agregó el especialista en cuevas. 

Te puede interesar: Los bosques marinos tienen que ser protegidos

Tanto los sumideros como las cuevas no solo ofrecen refugio para la vida, sino que también son un conducto hacia los acuíferos o depósitos profundos de agua subterránea

Los acuíferos kársticos proporcionan la fuente de agua única o principal para 700 millones de personas en todo el mundo, pero son fácilmente accesibles y drenados, o contaminados”, concluyó Veni.

Los especialistas creen que este bosque escondido que acaban de descubrir puede convertirse en una verdadera joya ecosistémica, ya que sus particulares condiciones microclimáticas pueden ser muy favorables para la aparición de especies no hallables en otros lugares del mundo.

Con información de: https://weekend.perfil.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Vídeo: Así viven los bichos que tenemos en el rostro y que no vemos

Los ácaros en la cara son tan sutiles