Escrutando la Gran Mancha Roja de Júpiter

Escrutando la Gran Mancha Roja de Júpiter

Un análisis minucioso de los datos recogidos por la sonda Juno de la NASA sobre la Gran Mancha Roja de Júpiter ratifica que esta sorprendente estructura se adentra hasta muy por debajo de las nubes.

Una de las preguntas más importantes sobre la Gran Mancha Roja de Júpiter se refiere a la profundidad que alcanza. Los datos de la Juno indican que esta mancha, que es la tormenta más famosa del sistema solar por su tamaño y sus siglos de duración, tiene un diámetro equivalente a casi una Tierra y media, y que tiene raíces que penetran hasta unos 300 kilómetros de profundidad en la atmósfera del planeta. Así lo ha confirmado el equipo de Scott Bolton, del Instituto de Investigación del Sudoeste (SwRI) en Estados Unidos.

La Gran Mancha Roja de Júpiter es un óvalo gigante de nubes de color carmesí en el hemisferio sur del planeta, las cuales giran en el sentido contrario al de las agujas del reloj alrededor de su centro, con velocidades del viento mayores a las de cualquier tormenta terrestre. Con un diámetro de 16.000 km el 3 de abril de 2017, la Gran Mancha Roja es 1,3 veces más grande que la Tierra.

La Juno halló que las raíces de la Gran Mancha Roja alcanzan profundidades entre 50 y 100 veces superiores a las de los océanos terrestres y que están más calientes en su base que en su parte superior. Los vientos están asociados con diferencias en la temperatura, y el calor de la base de la mancha explica el carácter feroz de los vientos que actúan en la zona más alta de la atmósfera, tal como argumenta Andy Ingersoll, del equipo de investigación.

 

La Gran Mancha Roja de Júpiter. (Foto: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Gerald Eichstadt/Justin Cowart)

El futuro de la Gran Mancha Roja aún es tema de muchos debates. Si bien se ha venido vigilando la tormenta desde 1830, posiblemente existe desde hace más de 350 años. En el siglo XIX, superaba de largo los dos diámetros terrestres. Pero en la época moderna parece estar disminuyendo su tamaño, a juzgar por las mediciones hechas por telescopios en la Tierra y por sondas espaciales. En la época de los sobrevuelos efectuados por las sondas Voyager 1 y 2 de la NASA, de camino a Saturno y más allá, en 1979, la Gran Mancha Roja duplicaba el diámetro de nuestro planeta. Hoy en día, las mediciones realizadas por los telescopios terrestres indican que el óvalo que la Juno sobrevoló ha disminuido su anchura en un tercio y su altura en una octava parte, desde las visitas de las Voyager.

La Juno fue lanzada al espacio el 5 de agosto de 2011, desde Cabo Cañaveral, en Florida (Estados Unidos), y llegó a la órbita alrededor de Júpiter el 4 de julio de 2016. Durante su misión de exploración, la Juno sobrevuela a baja altura la parte superior de las nubes del planeta (hasta a 3.400 kilómetros de distancia). Durante estos sobrevuelos, la Juno efectúa sondeos por debajo de la opaca cubierta nubosa del planeta y estudia sus auroras para averiguar más cosas acerca del origen de Júpiter, su estructura, atmósfera y magnetosfera.

1 Comment

  1. Como me gustaría viajar para los otros planetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.

También te puede interesar

La “tarántula con alas” causó furor en las redes

Las mismas pueden medir hasta 15 centímetros y