Esta Isla hace que desvíen las agujas magnéticas de las brújulas

Esta Isla hace que desvíen las agujas magnéticas de las brújulas

- en Curiosidades y rarezas
464
0

La isla de Jabuka, que significa manzana en croata, es una isla volcánica deshabitada de 97 metros de altura ubicada en el mar Adriático, a unos 52 km al oeste de la isla de Vis. Jabuka, junto con Brusnik, son las únicas dos islas croatas que son completamente de origen volcánico.

Junto con Palagruza, que es solo en parte de origen volcánico, las tres islas forman un área llamada «Triángulo Volcánico Adriático». Brusnik, Jabuka, así como algunas partes de la bahía de Komiska en la isla de Vis y algunas partes de Palagruza se originaron a partir de una erupción de magma debido a la ruptura del continente prehistórico de Pangea hace más de 200 millones de años.

Jabuka tiene propiedades magnéticas debido a la presencia en las rocas de magnetita, un óxido de hierro natural, que hace que se desvíen las agujas magnéticas de las brújulas de los barcos que pasan. Aunque algunos dicen que los barcos evitan activamente la isla debido a su anomalía magnética, la verdad es que la isla se encuentra lejos de todas las rutas marítimas. Rara vez se pueden ver barcos en los alrededores, excepto aquellos que han hecho de la isla su destino.

Pero llegar a Jabuka puede ser complicado. De pie sola en aguas profundas, Jabuka está expuesta a todos los vientos, y dado que incluso los vientos más débiles provocan grandes olas en el mar abierto, se necesitan muchas expertas maniobras y suerte para evitar estrellarse contra esta roca volcánica. La costa no es apta para atracar y no hay bahías que puedan mantener sus barcos a salvo del viento.

isla Jabuka

Sus escarpados acantilados imposibilitan la construcción de refugios y las aguas circundantes tienen 200 metros de profundidad y no son aptas para fondear. Además, las rocas son lisas sin salientes naturales donde se puedan amarrar las embarcaciones.

El mar que rodea a Jabuka, sin embargo, es un excelente caladero que atrae a muchos valientes pescadores. Un pequeño número de especies de plantas y animales también se han adaptado al clima hostil, incluidas dos especies endémicas – una planta llamada mala hierba (Centaurea jabukensisCentaurea crithmifolia) y una especie animal de lagartija negra (Lacerta fiumana pomoensis). Hace unos 50 años, la isla albergaba otro tipo de clavel endémico, pero ahora está extinto.

isla Jabuka

En 1958 la isla fue declarada monumento geológico de la naturaleza.

Vía: Vistaalmar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

La ciudad flotante y más sostenible del mundo

Se trata de Oceanix City, la primer ciudad