Este es el ser vivo que podrá viajar al espacio interestelar

Este es el ser vivo que podrá viajar al espacio interestelar

- en Astronomía, Ciencia, Curiosidades y rarezas
386
0

Estos diminutos seres, comúnmente llamados osos de agua, son capaces de sobrevivir en condiciones extremas. Uno les pone en ambientes con temperaturas, presión y radiación altísimas y ahí siguen como si nada.

Los tardígrados fueron descubiertos en 1773 por un zoólogo alemán. Por su apariencia se les conoce también como ‘osos de agua‘. A pesar de su apodo, son capaces de sobrevivir sin este recurso por largos periodos de tiempo. Cuando están a punto de morir deshidratados, se enrollan en pelotas apretadas, de manera que no gasten energía.

Así, activan un mecanismo de supervivencia extremo conocido como criptobiosis. En este estado, los antioxidantes resguardan sus órganos vitales para evitar que se dañen. Con sus ocho patas microscópicas, estos microorganismos extremófilos han sido localizados en desiertos, glaciares y ecosistemas que otras especies —la nuestra incluida— no podrían soportar.

El ser humano volverá a pisar la Luna dentro de unos años con el programa Artemis de la NASA, llevando por primera vez una mujer a bordo. También hay varias misiones programadas de la Agencia Espacial Europea (ESA), JAXA (Japón), China y Rusia. Para la década de 2030, la NASA y China quieren enviar misiones tripuladas a Marte, donde además pretenden crear una base permanente en la superficie.

Pero aún hay una frontera que nos queda muy lejos: llegar a otras estrellas. Aunque hay propuestas para enviar robots a otros sistemas solares, enviar astronautas humanos a las estrellas y a los exoplanetas todavía no entra dentro de lo planteable.

Pero quizá los primeros astronautas interestelares no sean humanos, lo mismo ocurrió con la perrita Laika que viajó al espacio en el Sputnik 2 hace seis décadas. Una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad de California, sugiere que el primer ser vivo que pisaría el espacio interestelar sería otro animal: un tardígrado.

tardígrados

Los tardígrados, también llamados osos de agua, son, a todos los efectos, los bichos más indestructibles de la Tierra.

LOS ANIMALES MÁS DUROS DEL MUNDO

Otro estudio, en colaboración con la UC Santa Bárbara, el Centro de Salud de la UCLA, la Universidad de Florida y la Universidad del Ruhr de Bochum, está investigando esta posibilidad. Llevará por título «Los primeros astronautas interestelares no serán humanos», y se publicará en el número de enero de 2022 en Acta Astronáutica. Los finalistas para astronautas interestelares fueron los gusanos C. elegans y los tardígrados.

Los tardígrados son animales que miden medio milímetro de longitud y resisten las condiciones más extremas. Podrían sobrevivir en el vacío, a temperaturas de -200 °C y hasta los 150 °C. Pueden pasar hasta 10 años sin agua, y soportan la radiación ionizante. No tienen infancia, eclosionan de sus huevos completamente formados. Hay más de 1.000 especies identificadas y existen desde hace 600 millones de años.

Podemos verlos en la superficie de musgos húmedos y se alimentan absorbiendo sus nutrientes con su probóscide, una pequeña trompa que sirve para succionar. Son considerados los animales más duros del mundo.

Para la investigación, el equipo tuvo en cuenta el programa Starlight de la NASA que podría permitir estudios biológicos interestelares. Utilizaron microorganismos tolerantes a la criptobiosis, un estado que suspende los procesos metabólicos al entrar en situaciones ambientales extremas.

Los tardígrados aguantaron condiciones que habrían matado a otros organismos. Habrá que esperar un tiempo para ver si estos diminutos animales se convierten en los primeros seres vivos que llegan al otras estrellas.

Vía: https://www.quo.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Una de las tormentas más fuertes de las últimas décadas golpea al Reino Unido

Unos 30.000 hogares británicos seguían privados de electricidad