Estrés crónico: consejos para prevenirlo y mejorar la calidad de vida

- en Sin clasificar
69
0

En la sociedad moderna, una de las enfermedades más recurrentes es hablar del estrés crónico. Si bien la ansiedad afecta a la salud mental, también se manifiesta de forma física en algunos cambios que provoca en el cuerpo, sobre todo en el corazón.

Se recomienda a estar alerta a esas señales de “socorro” que el cuerpo nos envía para advertirnos que algo nos pasa, que algo no está bien. De este modo, el estrés puede afectar nuestra capacidad de conciliar el sueño, llevarnos a tener una mayor irritabilidad o a presentar múltiples trastornos físicos como pérdida de cabello y psoriasis, entre otras patologías.

La Asociación Estadounidense de Psicología, en su estudio más reciente, indicó que el 84% de los encuestados confesó sentir al menos un síntoma relacionado con el estrés prolongado (es decir, acumulado y sostenido en el tiempo), como ser ansiedad, ira o tristeza.

Consejos de la ciencia para combatir el estrés crónico

A modo de reducir los daños del estrés y mejorar la salud, los expertos de la Asociación Estadounidense de Psicología sugirieron:

  • Tomar un descanso de las noticias, las redes sociales y las situaciones tóxicas, incluyendo a las personas de nuestro entorno que nos llenan de malas noticias.
  • Al final de cada día, pensar en tres cosas positivas que nos hayan pasado.
  • Abrir un paréntesis solo para uno mismo en la rutina diaria. Lo ideal es dedicarse entre 15 y 30 minutos por día para mimarse.
  • Mantenerse conectado con gente que nos quiere y apoya: amigos, colegas, familiares, etcétera.
  • Mantener la perspectiva y relativizar los pensamientos.

EL ESTRÉS Y SU DAÑO AL CORAZÓN

“El estrés puede causar daño al corazón y a las arterias del cuerpo mediante múltiples mecanismos. Por un lado, se encuentra el estrés crónico -causado por muchos factores como trabajo excesivo, problemas familiares y de pareja, etcétera- que genera aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca y que puede desencadenar arritmias que son adversas a la salud cardiovascular. El incremento de la presión arterial sostenido en el tiempo puede causar un infarto o un accidente cerebrovascular (ACV)”, advirtió Pablo Lamelas (M.N. 129.220), cardiólogo intervencionista del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires. 

En cuanto al estrés agudo o repentino advirtió que también puede causar problemas cardiovasculares graves como infartos. “Las razones por las cuales el estrés agudo puede causar un problema cardiovascular grave o muerte súbita pueden ser múltiples: la más frecuente es que los pacientes tengan formas de enfermedad coronaria subclínica o no diagnosticada, en la cual la pared de la arteria tiene colesterol y el estrés lo que hace es aumentar la frecuencia cardíaca, la presión arterial y genera una rajadura de esa placa de colesterol, formándose un coágulo en la arteria que tapa el flujo de la coronaria, es decir, causa un infarto”.

«El estrés crónico debe ser tratado mediante actividad física, alimentación sana, actividades de relajación y con terapias que trabajen las causas del estrés”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Por el cambio climático, la frontera entre Suiza e Italia sufrió una modificación

De manera natural y como consecuencia del cambio