Explotó el volcán Etna con tormenta eléctrica incluida

- en Fenómenos naturales, Volcanes
1237
0

El volcán Etna ha entrado en erupción de forma poderosa, creando una tormenta volcánica muy inusual, que incluso ha producido relámpagos en el cielo sobre la isla de Sicilia.

Subiendo hasta los 3.000 metros de altitud sobre el nivel del mar, con un diámetro de casi 45km y ocupando un área de 1.570 kilómetros cuadrados, la vista del volcán más alto de Europa es impresionante.

Se cree que el proceso de formación del Etna haya comenzado hace más de 500.000 años con violentas erupciones submarinas que transformaron el terreno y por efecto de las cuales se levantó la tierra donde hoy encontramos la ciudad de Catania.

El Etna es un volcán activo y sus lindes cambian continuamente. Cuando visite Catania o sus alrededores, si tiene suerte podrá admirar sus erupciones nocturnas, una vista que seguro es la de uno de los fuegos artificiales naturales más bellos que usted podrá ver. El cielo estrellado teñido de rojo, amarillo y naranja: los colores de los cítricos, los frutos del volcán.

Pero sólo los números no hacen justicia al Monte Etna. Esta maravilla natural

Está en una fase paroxística completa, lanzando fuentes de lava de 500 a 600 metros de altura a la atmósfera. Los flujos de lava se arrojan hacia el suroeste y sureste, y la columna de humo de la erupción tiene varios kilómetros de altura.

El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia aclaró que este tipo de tormentas volcánicas son raras, pero pueden ocurrir en erupciones particularmente violentas o con volcanes ubicados cerca del mar.

Por ejemplo, la reciente erupción del volcán Tonga produjo alrededor de cien rayos por minuto. En cambio, ninguno fue visto en la Cumbre Vieja en la isla de La Palma en las Islas Canarias.

Boris Behnke, reconocido vulcanólogo, informó La Prensa Asociada que estos rayos volcánicos se pudieron observar durante 2021, en 2013 y también en 2015. Afortunadamente, la erupción, que comenzó poco antes de la medianoche del jueves 10, no causó ningún daño. Sin embargo, arrojó cenizas a más de 10 kilómetros sobre el nivel del mar.

Las principales dificultades derivadas de las frecuentes erupciones del Etna tienen su origen en la columna de humo, formada principalmente por cenizas. Estos restos pueden afectar a la salud de los habitantes, perturbar el tráfico aéreo y dañar los cultivos, incluso a decenas de kilómetros del cráter si los vientos no son favorables.

El Etna es uno de los volcanes más activos de Europa, aunque sus efectos sobre la población no suelen ser más que una lluvia de cenizas y columnas de humo. Rosa Anna Corsaro, investigadora del INGV, ha experimentado unas sesenta erupciones desde principios de 2021.

Vía: https://101noticias.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Vídeo: Así viven los bichos que tenemos en el rostro y que no vemos

Los ácaros en la cara son tan sutiles