Gestión del agua en África con ayuda de satélites

Gestión del agua en África con ayuda de satélites

- en Agua, Ciencia, Desde el espacio
283
0

Cuando la sequía golpea el Cuerno de África, es una amenaza no solo para los cultivos agrícolas sino también directamente para las personas. Las comunidades necesitan tener acceso al agua para beber y limpiar, así como para regar cultivos agrícolas y para dar de beber al ganado.

En muchos casos, lograr aprovechar bien el suministro de agua subterránea es la diferencia entre soportar la sequía o sucumbir ante ella. Pero el mantenimiento de los miles de bombas de agua subterránea que suministran agua dulce a las zonas propensas a la sequía en el este de África es un reto importante.

Los datos recopilados por satélites de la NASA cuando sobrevuelan las zonas afectadas ayudan a las personas que mantienen esa infraestructura crucial de bombeo de agua. Desde el espacio, esos satélites detectan cuáles son los lugares con mayor riesgo de sequía grave y ello permite advertir con antelación a los responsables de emprender acciones preventivas para evitar los peores impactos de la sequía en las comunidades locales.

[Img #63171]
Una estación de bombeo de agua subterránea en Turkana, Kenia. (Foto: University of Colorado, Boulder / Evan Thomas)

«Mediante la previsión de la demanda de agua subterránea, podemos ayudar a asegurar el acceso a ella durante los períodos de sequía», resume el ingeniero Evan Thomas, que antes trabajó en la NASA y ahora es director del Centro Mortenson de Ingeniería Global de la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos.

Thomas dirige la plataforma DRIP (Drought Resilience Impact Platform), que supervisa el suministro de agua a 3 millones de personas mediante sensores instalados en bombas de agua subterránea en cientos de lugares de Kenia y Etiopía. Los sensores alertan a la red DRIP si una bomba falla o necesita mantenimiento rutinario.

Como miembro del equipo de Ciencias Aplicadas que apoya a SERVIR, una iniciativa conjunta de la NASA y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Thomas y su equipo incorporan datos recolectados por satélites de la NASA para identificar posibles síntomas de sequía grave. Los socios del DRIP utilizan entonces esos datos para asesorar a los responsables de la toma de decisiones sobre dónde actuar (por ejemplo, arreglar una bomba de agua subterránea) antes de que la situación se vuelva catastrófica.

Kenia, Etiopía y otros países de África Oriental han experimentado un aumento de la sequía en la última década, atribuible en parte al cambio climático global. Durante estos periodos de sequía, cuando llueve menos, las comunidades dependen más del agua subterránea almacenada de forma natural en el subsuelo. El equipo del DRIP ha desarrollado modelos de demanda de agua subterránea utilizando observaciones desde satélites de la NASA, que incluyen datos sobre precipitaciones y sobre el caudal de los cuerpos de agua disponibles.

(Fuente: NCYT de Amazings)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Esto sucede si la lava se junta con el mar

La roca fundida no se lleva excesivamente bien