Hablemos de los jardines verticales

Hablemos de los jardines verticales

- en Plantas
275
0

¿Qué son los jardines verticales? ¿Puedo hacer un jardín vertical en mi balcón o en las paredes de mi casa? ¿Qué beneficios trae este tipo de jardín para el medio ambiente?

De un tiempo a esta parte muchas paredes de la Ciudad comenzaron a vestirse de verde e incluso aportaron colores de la mano de distintas plantas, un aporte que rápidamente se destacó entre tanto cemento. Los jardines verticales se convirtieron en tendencia y abrieron así nuevas posibilidades a los amantes de la siembra.

Estas creaciones tienen sus propias características, beneficios, cuidados y especialistas.

“Una pared de cultivo o muro verde es una instalación vertical cubierta de plantas de diversas especies que son cultivadas en una estructura especial, dando la apariencia de ser un jardín, pero en vertical, de ahí que también se le conozca como jardín vertical”, dijo Guillermo Penzotti, de GP Jardines Verticales.

Se trata de un sistema totalmente hidropónico, es decir, sin tierra, lo cual hace que la estructura sea muy liviana.

Además, “las placas de PVC están separadas de la pared, lo que impide que ésta se moje y logre una buena aislación térmica”, aseguró Penzotti.

“En el jardín vertical es que estás haciendo arte con plantas», dijo Penzotti. Foto: Facebook GP Jardines Verticales.

Si bien existen quienes utilizan tierra, Penzotti se inclinó por esta técnica, a la cual describió como “más sofisticada”. Así, explicó que “se cultivan muchas especies de plantas que se enraízan en compartimientos entre dos láminas de material fibroso anclado a la pared y el suministro de agua con nutrientes se provee entre las láminas”.

Para él, “una de las cosas más lindas que tiene el jardín vertical es que estás haciendo arte con plantas: dibujás en un papel y lo plasmás en una pared”.

En cuanto a las especies elegidas, mencionó que conviene poner plantas chicas y que los clientes, en general, piden herbáceas de mucha floración y plantas de interior. “En algunos jardines mechamos romero y menta. Quedan muy lindas y la gente las aprovecha para la cocina”, agregó.

Las plantas se colocan a raíz desnuda. Foto ilustración Shutterstock.

Jardín vertical, paso a paso

Penzotti detalló cómo se arma un jardín vertical en su empresa. Para ello utilizan dos telas donde se hace un bolsillo y la planta se pone a raíz desnuda (es decir, que se le saca prácticamente toda la tierra).

La tela siempre debe estar húmeda, con agua y nutrientes. En ese sentido, destacó que este sistema sin tierra es superior, ya que “al tener los nutrientes servidos la planta no necesita hacer ningún esfuerzo por ir a buscar la comida; así, desarrolla mucha raíz y crece muchísimo (tres veces más de lo que crece en el suelo)”.

Los resultados, dijo, se ven en tres meses, cuando el jardín queda cubierto por completo.

Cada visita de mantenimiento cuesta entre $8.000 y $10.000. Foto ilustración Shutterstock.

Cómo es el mantenimiento de un jardín vertical

En verano, los jardines que tienen dibujos requieren una visita quincenal. En invierno, en cambio, puede ser una vez por mes.

En los jardines verticales que son más silvestres se requiere una visita mensual durante el verano. En invierno, en tanto, se puede hacer cada dos meses.

Respecto a los precios, Penzotti mencionó que el mantenimiento de un jardín de 25 metros cuadrados cuesta entre $8.000 y $10.000 la visita.

Beneficios de los jardines verticales

Desde GP Jardines Verticales destacaron una serie de beneficios de los jardines verticales:

  • Son un buen aislante térmico de paredes.
  • Son ecológicos.
  • Generan oxígeno.

Vía: clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.

También te puede interesar

Algunas plantas repelentes de mosquitos. ¿Lo sabías?

A todos nos encanta sentarnos en nuestro jardín