Hielo marino de color tostado o bronceado. ¿A qué se debe?

Hielo marino de color tostado o bronceado. ¿A qué se debe?

- en Calentamiento global, Ciencia, El clima
495
0

Los científicos creen ahora que el verano de 2040 verá el final del Polo Norte congelado después de un rápido encogimiento de la cobertura de hielo en los últimos años, y con tonalidades de color diferentes.

Una manera en que los científicos monitorean el cambio climático es midiendo la extensión del hielo marino. La extensión del hielo marino es el área de hielo que cubre el océano Ártico en un momento dado. El hielo marino juega un papel importante al reflejar la luz solar de regreso al espacio, regular la temperatura del aire y del océano, hacer circular el agua del océano y mantener los hábitats de los animales.

 El hielo marino se forma en los fríos meses de invierno, cuando el agua de mar se congela en bloques gigantes de hielo flotante, y luego se derrite parcialmente en los cálidos meses de verano. Este ciclo se repite todos los años.

Estudiando el hielo marino y un color no habitual

Si bien los inuit han vivido en la cuenca de Foxe durante miles de años, el marinero inglés William Baffin fue uno de los primeros europeos en explorar esta cuenca helada y poco profunda al norte de la bahía de Hudson. Entre los detalles que anotó en su registro de 1615: el color tostado del hielo marino.

Más de 400 años después, el fenómeno sigue destacando, incluso en imágenes de satélite. El Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8 capturó esta imagen de hielo beige a la deriva al sur de la isla del Príncipe Carlos el 22 de junio de 2016. Es probable que el color se deba a las manchas de limo y sedimentos, partículas de roca erosionada y suelo que se acumulan en el fondo marino.

La tierra rodea la mayor parte de la cuenca de Foxe, por lo que las fuentes de sedimentos nunca están lejos. Dado que la cuenca es poco profunda, los vientos y las olas a menudo levantan sedimentos del fondo del océano. Las partículas circulan por toda la columna de agua, a veces alcanzan la superficie y se incrustan directamente en el hielo marino. Con el tiempo, estos sedimentos pueden concentrarse en hielo en la superficie debido a la sublimación y al derretimiento del hielo. En algunas áreas, el agua es lo suficientemente poco profunda como para que el hielo marino se frote directamente contra el fondo del océano y recoja sedimentos de esa manera.

Parte del color también podría ser causado por las algas, que pueden crecer debajo del hielo y arrastrarse a la superficie durante las tormentas.

Imagen de NASA Earth Observatory por Joshua Stevens , utilizando datos de Landsat del Servicio Geológico de EE. UU. Historia de Adam Voiland.

Vía: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

La Niña sigue y está cerca de alcanzar su pico

Todos los modelos analizados por los australianos evidencian que