Huracán Delta: sorprende a los científicos por su desarrollo muy rápido y explosivo

Huracán Delta: sorprende a los científicos por su desarrollo muy rápido y explosivo

El huracán Delta ha tenido a los científicos, meteorólogos y predictores pendientes de su desarrollo muy rápido y explosivo. Y es que sus números del Delta sorprenden , y aún sigue activo.

Nota importante. La mayoría de los datos presentados son provisionales y se han tomado de las redes sociales donde escriben prestigiosos científicos, meteorólogos, expertos, etc., sobre meteorología tropical y datos del NHC.

Imágenes de GOES – 16 usando los canales infrarrojo (10,35 µm) con una superposición de densidad de extensión de rayos detectados por GLM e imágenes visibles (0,64 µm) a las 2156 UTC . Blog de satélite de CIMSS

Lo primero que hay que indicar es que el huracán Delta es actualmente de Cat. 4 y se acerca a zonas de la Península de Yucatán México con vientos fortísimos, lluvias y marejada ciclónica. Por lo tanto, es un huracán potencialmente y podría causar perdidas de vidas humanas por donde pase. En este sentido, las autoridades mexicanas han dado orden de evacuación en ciertas zonas del sur.

Delta se ha formado en el Caribe central siendo la vigésimo quinta tormenta tropical nombrado a inicios de octubre y la primera tormenta con nombre del Atlántico número 25 registrada. El registro anterior fue el 15 de noviembre de 2005, según datos del experto Philip Klotzbach de la CSU.

Delta y sus números

Rápida profundización y vientos muy intensos

El huracán Delta experimentó una intensificación súper rápida pasando desde una depresión tropical a un huracán de Cat. 4 poco más de 30-36 h sobre las aguas cálidas del Mar Caribe, rompiendo un récord en la Cuenca Atlántica. Delta pasó de depresión tropical 26 el domingo por la noche, 4 de octubre.

El lunes por la noche, 5 de octubre, Delta se convirtió en huracán y poco más tarde, el martes 6 de octubre por la mañana y pasaba a Cat. 4.Las caídas de presión en el seno de Delta cayó 52 hPa y sus vientos máximos sostenidos pasaron de 35 mph / 56 kmh a 130 mph / 209 kmh. Las rachas máximas fueron mayores.

Según Sam Lillo de la NOAA, la tasa de intensificación de depresión tropical a huracán de categoría 4 fue la más rápida registrada en la cuenca del Atlántico. El anterior récord lo poseía el huracán Keith fue el anterior récord de este tipo, y lo hizo en 42 horas también en el Mar Caribe occidental al este de Belice a fines de septiembre y principios de octubre de 2000.

Fotografía satelital cedida por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) estadounidense por vía del Centro Nacional de Huracanes (NHC) donde se muestra la localización del huracán Delta a las 19:21 hora local (23:21 GMT). EFE/NOAA-NHC

Según el experto tropical Philip Klotzbach de la CSU, el huracán Delta llegó a tener vientos máximos sostenidos de 145 mph / 233 kmh . Por ello, Delta es el segundo huracán más intenso de la temporada atlántica de 2020 hasta la fecha, solo detrás del huracán Laura (que tuvo una intensidad máxima de por vida de vientos máximos sostenidos de 150 mph / 241 kmh). Y Delta sigue activo.

Razones de su rapidísima intensificación

Los meteorólogos apuntan a varias razones básicas para su intensificación tan rápida de Delta:

– Las aguas cálidas del Caribe. El Caribe sigue teniendo aguas muy cálidas, por ello en octubre se dan en la zona la mayoría de las tormentas tropicales y experimentan en octubre.


– Baja cizalla dura del viento. La variación del viento con la altura (cizalladura o cortante del viento) es muy baja en la zona y favorece el desarrollo convectivo en estos momentos, antes de pasar a otros meses donde la cizalladura del viento. Por otra parte, La Niña se está desarrollando
– Ausencia de frentes y vaguadas polares en la zona que pueden no favorecer la organización de los huracanes y tormentas tropicales

Ojo muy pequeño y rápido giro ciclónico

Delta llegó a desarrollar un ojo, típico en los huracanes, pero su ojo fue relativamente pequeño y las estructuras convectivas giraban rápidamente alrededor de él. Estas señales son típicas de sistemas tropicales que se intensifican rápidamente: la liberación de calor latente se concentra alrededor del ojo, que a su vez genera convergencias con bajadas de presión y el sistema huracanado se autoalimenta alrededor del ojo.

El martes , 6 de octubre, el ojo de Delta solo llegaba a las 4 millas náuticas de ancho / 7, 4 km . El récord actual lo tiene el huracán Wilma con 2 mn / 3, 7 km de ancho en el Caribe a fecha en octubre de 2005.

Torreones cálidos y topes muy fríos

Los torreones cálidos son columnas convectivas y tormentas que rodean al ojo del huracán indicativo de que el sistema se esta intensificando rápidamente. Topes muy fríos se observaron en los momentos de rápida intensificación y profundización que llegaron a los -80ºC / -90 ºC.

En el blog de CIMMS – Universidad de Wisconsin anotó que GOES-16 detectó a las 2156 UTC del 6 de octubre una pequeña parte superior tropical que se sobrepasaba cerca del centro del estallido convectivo en desarrollo, que mostraba una temperatura de brillo infrarroja en la parte superior de la nube tan fría como -93,2ºC (píxeles amarillos dentro de los tonos más oscuros de púrpura). Ver la primera imagen del artículo.

“Locura” en la emisión de avisos y alertas: locura en las redes sociales

Durante el martes 6 de octubre los predictores del NHC tuvieron que emitir avisos continuos sobre los rápidos cambios que afectaban a Delta. Los aviones de reconocimiento de huracanes volaron varias veces sobre el sistema dejando caer sondas de caída vertical, midiendo su estructura interna en sus vuelos, etc. Los SMN de países potencialmente afectados (México, Belice, Cuba, EEUU, etc.) emitieron avisos y alertas de potencial adverso de Delta.

En esa línea , las redes sociales, RRSS, ardían en mensajes, animaciones, fotos, comentarios sobre Delta. No era para menos. Delta se hizo estrella y fotogénico.

¿Catástrofe ambiental a la vista?

Según apunta el meteorólogo Albert Martínez, el huracán Delta tiene en su paso más de 200 plataformas petrolíferas situadas delante de la costa de Louisiana.

Si se mantiene el rumbo tendrán que iniciarse las evacuaciones en las próximas horas.

Laura y otros importantes huracanes que atravesaron el Golfo de México también afectaron a algunas plataformas marítimas y refinerías de petróleo en la costa en el pasado. Habrá que estar atento a ello.

Vía: Tiempo (Revista RAM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Un comenta volcán gigante fue descubierto por cientificos

¿Crees que sabes lo que es un cometa?