Imagen viral de la poderosa erupción del volcán submarino en Tonga

Imagen viral de la poderosa erupción del volcán submarino en Tonga

En las imágenes se puede apreciar cómo el humo se eleva sobre la isla, mientras su apariencia gradualmente se transforma a causa de la masiva erupción.

Imágenes satelitales publicadas por la compañía estadounidense de tecnología espacial Maxar Technologies muestran las consecuencias devastadoras de la erupción del volcán Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai, en el archipiélago de Tonga, que la semana pasada se dejó sentir en todo el Pacífico.

El volcán submarino entró en erupción este viernes, esparciendo cenizas, vapor y gas a 20 kilómetros en el aire, tras registrar actividad intermitente a finales de diciembre. La isla creada por el volcán, situada a unos 30 kilómetros de una de las islas que forman parte del archipiélago de Tonga, recibió el primer impacto del desastre natural.

El 20 de diciembre de 2021 el volcán Hunga Tonga Hunga Ha’apai entraba en erupción tras varios años dormido y gracias al material emitido, aumentaba el tamaño de la isla. Posteriormente, su actividad aflojaba pero volvía a intensificarse entre el 13 y 15 de enero. Este último día, lo hacía con una potencia hasta siete veces superior a la inicial y alcanzaba 30 km de altura (el tope de la nube cae por debajo de los -105 ºC, un dato que podría ser de récord).

Además, parte la isla en dos (en realidad eran dos islas conectadas, ahora se pierde este puente de unión tras saltar por los aires el edificio volcánico más reciente y las islas resultantes reducen su tamaño). Este cambio de tamaño se observa en las imágenes del satélite Sentinel 2 del programa europeo Copernicus.

El hecho de que sea un volcán submarino ha hecho que se comporte de forma más explosiva, por la interacción del agua y de la lava. Varios hechos constatan su fuerza. Generó una onda de choque que dio la vuelta a la Tierra dos veces (USGS) y tsunamis en la costa oeste de América. La explosión llegó a escucharse en Alaska (más de 9.000 km de distancia) y en la costa, las olas alcanzaron un metro de altura (NOAA). En la costa española, concretamente en el Mediterráneo, se han llegado a registrar más de 20 centímetros de diferencia en el nivel del mar.

A pesar de su potencia y magnitud, el material inyectado en la estratosfera no es especialmente elevado, hasta 0,4 gT de dióxido de azufre (el Pinatubo, en 1991, expulsó 18 gT y tuvo un impacto en el clima, con un descenso de la temperatura global de 0,6 ºC los 15 meses posteriores) (NASA). La ceniza generó entonces cientos de miles de rayos, más de 200.000.

Vía: https://www.lasexta.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

En estas islas tienen una de las vistas más privilegiadas del universo

En la Tierra existen tres sitios privilegiados si