Impactos de cometas y los orígenes de la civilización humana

Impactos de cometas y los orígenes de la civilización humana

- en Astronomía, Ciencia, Curiosidades y rarezas
585
0

Se cree que el impacto del cometa, conocido como el impacto de Younger Dryas, también acabó con muchas especies de animales grandes y marcó el comienzo de una mini era de hielo que duró más de 1.000 años.

Científicos creen que un grupo de fragmentos de cometa podría haber chocado contra la superficie de la Tierra hace 13.000 años, en el impacto más catastrófico desde que el evento Chicxulub acabó con los grandes dinosaurios de la Tierra hace unos 66 millones de años. 

Se cree que el impacto del cometa –conocido como el impacto del Younger Dryas–, provocó un cambio catastrófico en el clima y la extinción masiva de la megafauna de la Edad de Hielo hace entre 13.000 y 9.000 años.

Durante esa época, los humanos de la región –que abarca partes de países actuales como Egipto, Irak y Líbano– pasaron de un estilo de vida de cazadores-recolectores a otro centrado en la agricultura y la creación de asentamientos permanentes. 

Posiblemente el impacto cósmico más devastador desde la extinción de los dinosaurios, parece coincidir con cambios importantes en la forma en que las sociedades humanas se organizaron, dicen los investigadores.

Su análisis respalda las afirmaciones de que un impacto ocurrió antes del inicio del período Neolítico en el llamado Creciente Fértil del suroeste de Asia.

Durante ese tiempo, los seres humanos en la región, que abarca partes de países modernos como Egipto, Irak y Líbano, cambiaron de estilos de vida de cazadores-recolectores a otros centrados en la agricultura y la creación de asentamientos permanentes.

Desde que se propuso en 2007, la teoría sobre el impacto catastrófico del cometa ha sido objeto de acalorados debates y mucha investigación académica. Ahora, investigadores de la Universidad de Edimburgo han revisado la evidencia que evalúa la probabilidad de que se haya producido un impacto y cómo pudo haberse desarrollado el evento.

El equipo dice que una gran cantidad de evidencia apoya la teoría de que un cometa chocó hace unos 13.000 años. Los investigadores analizaron datos geológicos de cuatro continentes, particularmente América del Norte y Groenlandia, donde se cree que chocaron los fragmentos más grandes.

Su análisis destaca niveles excesivos de platino, signos de materiales derretidos a temperaturas extremadamente altas y la detección de nanodiamantes que se sabe que existen dentro de los cometas y se forman durante explosiones de alta energía. Toda esta evidencia apoya firmemente la teoría del impacto, dicen los investigadores.

El equipo dice que se necesita más investigación para arrojar más luz sobre cómo puede haber afectado el clima global y los cambios asociados en las poblaciones humanas o las extinciones de animales.

Vía: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Las espectacular isla arcoíris de Irán

Una mezcla de sal edificante y otras rocas