La aplicación que monitorea el calentamiento global

La aplicación que monitorea el calentamiento global

- en Calentamiento global, Ciencia, Tecnología
360
0

La aplicación gratuita lanzada por el Servicio de Cambio Climático de Copernicus, perteneciente a la Unión Europea, es uno de los numerosos ejemplos de cómo los desarrolladores de aplicaciones pueden concebir formas imaginativas e innovadoras de sacar partido del Climate Data Store, la herramienta gratuita y accesible del C3S.

Una nueva aplicación del Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) demuestra lo cerca que podríamos estar de llegar a un calentamiento global de 1,5 °C

El Climate Data Store brinda acceso a aplicaciones gratuitas basadas en datos que también pueden descargarse.

Podemos citar como ejemplo la nueva aplicación de monitorización del objetivo de temperatura, así como la aplicación para el Índice Meteorológico de Riesgo de Incendio Forestal FWI (Fire Weather Index), la aplicación Mountain Tourism o la aplicación Monthly Climate Explorer for COVID-19.Los científicos y los especialistas en tecnología pueden acceder a los datos y al código fuente que sustenta estas aplicaciones a través de una API y un conjunto de herramientas integrado.

El Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) ha desarrollado una aplicación que puede proporcionar a cualquier persona una panorámica sobre el actual ritmo del calentamiento global. El C3S, que se implementa a través del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM) en representación de la Comisión Europea, explica que su nueva aplicación Global Temperature Trend Monitor es solo un ejemplo de cómo los datos sobre el clima que Copernicus recopila y procesa pueden transformarse en una amplia variedad de aplicaciones tanto para empresas como para el conjunto de la sociedad.

Esta aplicación gratuita permite a cualquier persona situar los actuales cambios en las tendencias de la temperatura media a escala mundial en el contexto del objetivo de limitar el aumento de las temperaturas a 1,5 °C estipulado en el Acuerdo de París. El acuerdo, actualmente firmado por 196 Estados y la Unión Europea, tiene por objeto reforzar la respuesta internacional a la amenaza que plantea el cambio climático manteniendo el aumento de la temperatura mundial en el siglo XXI en un nivel claramente inferior a los 2 °C por encima de los niveles preindustriales, así como proseguir los esfuerzos para evitar que el incremento de la temperatura supere los 1,5 °C. Los países que han suscrito a día de hoy el Acuerdo de París generan aproximadamente el 79 % de las emisiones de gases de efecto invernadero a escala mundial.

En febrero de 2021, el calentamiento global situó a las temperaturas en torno a 1,19 °C por encima de los niveles preindustriales. Si la tendencia de calentamiento sigue evolucionando del mismo modo que lo ha hecho durante los últimos 30 años hasta febrero de 2021, el mundo alcanzaría el límite de 1,5 °C en 2034. La línea naranja muestra la estimación probable del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), basada en las proyecciones climáticas recogidas en su informe «El calentamiento global de 1,5 °C». Crédito: Servicio de Cambio Climático de Copernicus, Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM)

La aplicación proporciona una escala móvil para analizar los cambios de temperatura en comparación con el periodo preindustrial para cualquier momento entre el año 2000 y la actualidad. Una línea roja, que muestra la tasa media de calentamiento durante los últimos 30 años, se prolonga hacia el futuro hasta alcanzar el límite de 1,5 °C. Sujeta a actualizaciones mensuales, la aplicación brinda una versión prácticamente en tiempo real de un gráfico que proviene originalmente del informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), titulado «El calentamiento global de 1,5 °C».

Los científicos y los especialistas en tecnología que quieran desarrollar aplicaciones como esta pueden hacerlo de forma práctica mediante el acceso a los datos y su posterior descarga a sus propios entornos de trabajo o a través del uso del conjunto de herramientas integrado, lo que les permitirá crear aplicaciones directamente online.

El acceso a los datos puede efectuarse de forma manual por medio de una interfaz gráfica de usuario (en inglés, GUI) o gracias a la interfaz de programación de aplicaciones (en inglés, API) del Climate Data Store del C3S. La API del C3S proporciona acceso programático a todos los datos disponibles en su Climate Data Store. La página de la API del C3S ofrece explicaciones y ejemplos acerca de cómo utilizar la interfaz para acceder con facilidad a los datos a fin de fomentar el desarrollo de soluciones innovadoras orientadas a la adaptación al cambio climático.

Las propias aplicaciones se basan en las herramientas incluidas en el conjunto de herramientas del Climate Data Store. En todas las aplicaciones, los usuarios dispondrán de acceso al código que las sustenta. Para ello, tendrán que hacer clic en la pestaña «código fuente» y utilizar la documentación general del conjunto de herramientas.

Freja Vamborg, científica sénior en el Servicio de Cambio Climático de Copernicus, comenta: «El C3S proporciona datos sobre el clima de forma gratuita que cualquier persona puede utilizar para desarrollar aplicaciones, y esperamos fomentar la innovación entre los especialistas en tecnología y los desarrolladores. Nuestros datos y las aplicaciones que tenemos a modo de ejemplo pueden utilizarse de todas las formas imaginables para concienciar sobre el cambio climático y promover el desarrollo de soluciones viables desde el punto de vista comercial orientadas a la adaptación al cambio climático. Al hacer que el acceso a nuestros datos sea sencillo y gratuito, los desarrolladores externos de aplicaciones cuentan con los componentes iniciales necesarios para crear sus propias aplicaciones, ya sean para el público en general o para sectores concretos como el energético y el agrícola. Las aplicaciones downstream que pueden aprovechar los datos sobre el clima y la observación de la Tierra para ayudar tanto a los diferentes sectores como a la sociedad desempeñarán un importante papel a la hora de ayudarnos a adaptarnos a los cambios en nuestro planeta».

«Para crear la aplicación Global Temperature Trend Monitor, utilizamos una única estimación de temperatura del conjunto de datos ERA5, y recurrimos tanto a la versión publicada originalmente, que abarca de 1979 hasta la actualidad, como a la versión ampliada lanzada recientemente y que se remonta hasta la década de 1950. Al utilizar este conjunto de datos, podemos actualizar fácilmente la aplicación de forma periódica y emplearla como muestra o guía para ver a grandes rasgos el rumbo que estamos tomando», añade.

Un claro ejemplo de la versatilidad de los datos medioambientales del C3S es la gran cantidad de otras aplicaciones creadas a través de la gama de herramientas del servicio.

Incendios

Una de ellas es el sistema del Índice Meteorológico de Riesgo de Incendio Forestal FWI (Fire Weather Index), lanzado recientemente y que muestra un mapa interactivo para ayudar a los usuarios a investigar el riesgo de incendios actual y futuro en cualquier región administrativa de Europa. La aplicación ha sido concebida específicamente con el sector del turismo en mente, dado que los destinos que dependen en gran medida de las actividades en exteriores pueden verse perjudicados por un cambio en el riesgo de incendios. El FWI hace uso de dos conjuntos de datos diferentes del C3S.

Los indicadores a largo plazo derivados de los reanálisis y las proyecciones sobre el clima se combinan para establecer un vínculo entre las condiciones climáticas y la probabilidad de que se originen incendios forestales en Europa. Cualquiera puede utilizar la aplicación de forma gratuita, ya sean ciudadanos curiosos, organizaciones de gestión de incendios, empresas, autoridades o investigadores. Toda persona puede probarla con facilidad en el Climate Data Store del C3S, que ofrece una guía de usuario, los conjuntos de datos utilizados y los códigos fuente.

Índice Meteorológico de Riesgo de Incendio Forestal FWI (Fire Weather Index) para Roma para el final de siglo en el supuesto de que se adoptaran unas políticas de mitigación del cambio climático poco ambiciosas. Se prevé que el FWI (con corrección de sesgos) derivado de los modelos climáticos se incrementará de 21 (moderado) a 26 (elevado) entre el pasado reciente y finales de siglo. Crédito: Servicio de Cambio Climático de Copernicus, Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (CEPMPM)

En un contexto en el que el turismo aún podría quedar descartado al menos durante parte de 2021, los efectos a largo plazo del cambio climático constituyen el próximo gran reto al que se enfrenta este sector. Un segmento especialmente vulnerable y complejo que puede verse afectado por el cambio climático es el turismo de montaña. La aplicación Mountain Tourism proporciona un mapa interactivo para mostrar comparativas entre las condiciones de nieve pasadas y futuras a diferentes altitudes que resultan relevantes para el sector turístico. Asimismo, una aplicación vinculada representa visualmente las variables frente a la altitud.

Las aplicaciones creadas por el C3S también se utilizan para impulsar la investigación epidemiológica. La aplicación Monthly Explorer for COVID-19 permite a cualquier usuario analizar los posibles vínculos entre la temperatura, la humedad y la propagación del virus. También ofrece la posibilidad de analizar datos concretos sobre el «promedio» de la contaminación del aire en un lugar específico.

Al igual que en el caso de la aplicación Global Temperature Trend Monitor, los científicos del C3S han creado una aplicación que demuestra las posibilidades que los datos de Copernicus pueden ofrecer a los investigadores epidemiológicos y a otros especialistas de la medicina implicados en la lucha contra la pandemia de COVID-19. Los estudios elaborados recientemente sugieren que, como a menudo sucede con otros virus, la humedad y la temperatura del aire podrían influir en la propagación de la COVID-19. Además, la contaminación atmosférica, especialmente las partículas finas, podrían estar implicadas en la morbilidad causada por la COVID-19 y su propagación. Esta aplicación permite a los usuarios analizar algunas de estas afirmaciones gracias a representaciones de la humedad y la temperatura del aire, a lo que se suman los niveles climatológicos de contaminación del aire proporcionados por el servicio homólogo del C3S, el Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS), mientras que los datos de mortalidad se obtienen de la Johns Hopkins University.

Para los desarrolladores de aplicaciones, el programa Copernicus Incubation, lanzado por la Comisión Europea, ofrece apoyo a los emprendedores europeos para que trabajen con datos derivados de la observación de la Tierra con el fin de crear productos y servicios viables desde el punto de vista comercial. El programa otorga 50.000 euros a 20 start-ups europeas cada año.

En el marco de los esfuerzos de Copernicus por posibilitar el uso de sus datos y orientar a los usuarios para que diseñen y desarrollen servicios climáticos basados en datos, el C3S organizará un evento que se celebrará el 24 y el 25 de marzo denominado «Retos y soluciones en España»: Un evento virtual y gratuito dirigido a responsables y gestores del sector público y privado en el que se abordarán desafíos y soluciones en el uso de datos, con especial atención a los sectores del agua y la energía, así como a los extremos climáticos en España. El evento está organizado conjuntamente por el CEPMPM, la agencia española de meteorología (AEMET) y el Barcelona Super Computing Center (BSC).

Vía: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

El pronóstico del tiempo para el inicio de la semana

Informe del tiempo para el lunes en el