La ciencia asegura que el “Queso y vino tinto” son muy buenos para el cerebro

La ciencia asegura que el “Queso y vino tinto” son muy buenos para el cerebro

- en Ciencia, Salud
810
0

Estamos de enhorabuena ya que el vino y el queso son dos de los productos que más nos pueden gustar y están presentes en cualquier aperitivo. Ahora al consumirlos hay que hacerlo con la consciencia de que son buenos para el cerebro.

Maridar un queso y un vino es buscar la armonía entre dos productos con dos personalidades muy marcadas. Ninguna de ellas debe de eclipsarse, sino más bien realzarse. El vino debe de sacar lo mejor del queso y viceversa. Sólo así conseguiremos que un buen vino maride con queso.

La alimentación influye para bien o para mal en nuestra salud y eso incluye la salud cerebral. Lo que estas comiendo y bebiendo hoy no solo tiene efectos a corto plazo, también en un futuro. Algunos alimentos pueden tener un efecto protector de las neuronas y minimizar el deterioro cognitivo, mientras que otros aumentan el riesgo de padecer demencia.

Según los nuevos hallazgos de los investigadores de la Universidad Estatal de Iowa, comer queso puede proteger contra las enfermedades neurodegenerativas relacionadas con la edad en el futuro. También descubrieron que el vino tinto ayudó a mejorar el funcionamiento cognitivo.

Auriel Willette, profesora asistente de ciencia de los alimentos y nutrición humana en el estado de Iowa, dirigió la investigación. Brandon Klinedinst, un Ph.D. en Neurociencia. El candidato, que trabaja en el Departamento de Ciencia de los Alimentos y Nutrición Humana, colaboró ??en el estudio. La investigación conduce a análisis a gran escala que vinculan alimentos específicos con un mejor funcionamiento cognitivo más adelante en la vida. El equipo de investigación recopiló datos de 1787 adultos mayores en el Reino Unido (de entre 46 y 77 años, al final del estudio).

Recopilaron los datos a través del Biobanco del Reino Unido, una base de datos biomédica a gran escala y un recurso de investigación. Contiene información genética y de salud en profundidad de 500.000 participantes del Reino Unido. Los investigadores aprobados de todo el mundo que investigan enfermedades comunes y mortales pueden acceder a la base de datos.

Los participantes completaron un cuestionario de pantalla táctil llamado Prueba de inteligencia fluida (FIT) al inicio del estudio. Estos datos se recopilaron entre 2006 y 2010. También participaron en dos evaluaciones posteriores realizadas entre 2012-13 y 2015-16. El cuestionario FIT les da a los investigadores una idea de la agudeza mental de una persona.

HÁBITOS ALIMENTICIOS QUE EVALUÓ EL EQUIPO

El equipo de investigación también hizo preguntas a los participantes sobre su ingesta de alimentos y alcohol al inicio del estudio y en dos sesiones de seguimiento. El cuestionario de frecuencia alimentaria preguntó a los participantes sobre su consumo de varios alimentos, que incluían los siguientes:

  • fruta fresca
  • fruta seca
  • verduras crudas y ensaladas
  • vegetales cocidos
  • pescado azul y magro
  • carne procesada
  • aves de corral
  • carne de res
  • Cordero
  • Cerdo
  • queso
  • pan
  • cereal
  • té y café
  • cerveza y sidra
  • vino tinto y vino blanco
  • champagne y licor

AQUÍ HAY CUATRO DE LAS PRINCIPALES CONCLUSIONES DEL ESTUDIO:

  • Más que todos los demás alimentos, los investigadores encontraron que el queso protegía contra el deterioro cognitivo relacionado con la edad, incluso en los ancianos.
  • El consumo diario de alcohol, específicamente vino tinto, mejoró la función cognitiva.
  • Comer cordero cada semana, pero no otros tipos de carne roja, mejoró la capacidad cognitiva a largo plazo.
  • La mayoría de la gente sabe que comer demasiada sal puede causar problemas de salud. Las personas que ya están predispuestas a la enfermedad de Alzheimer deben vigilar la ingesta de sal para reducir el riesgo de desarrollar problemas cognitivos.

“Me sorprendió gratamente que nuestros resultados sugirieran que comer queso y beber vino tinto de manera responsable a diario no solo es bueno para ayudarnos a enfrentar nuestra pandemia actual de COVID-19, sino quizás también para enfrentar un mundo cada vez más complejo que nunca parece detenerse. —Dijo Willette. “Si bien tomamos en cuenta si esto se debió solo a lo que comen y beben las personas adineradas, se necesitan ensayos clínicos aleatorios para determinar si hacer cambios fáciles en nuestra dieta podría ayudar a nuestro cerebro de manera significativa”.

Klinesinst agregó: “Dependiendo de los factores genéticos que tengas. Algunas personas parecen estar más protegidas de los efectos de la enfermedad de Alzheimer, mientras que otras parecen correr un mayor riesgo. Dicho esto, creo que las elecciones de alimentos correctas pueden prevenir la enfermedad y el deterioro cognitivo por completo. Quizás la solución milagrosa que estamos buscando es mejorar la forma en que comemos. Saber lo que eso implica contribuye a una mejor comprensión del Alzheimer y a poner esta enfermedad en una trayectoria inversa”.

OTROS BENEFICIOS DE COMER QUESO CON REGULARIDAD Y POR QUÉ DEBERÍA ACOMPAÑARLO CON UNA COPA DE VINO TINTO

Aquí hay otras razones convincentes para agregar un poco más de queso a su dieta.

  •  puede proteger contra las caries
  •  contiene altas cantidades de ácidos grasos Omega-3 y vitamina K2, que ayuda a coagular la sangre
  •  contiene calcio y proteínas, que ayudan a desarrollar huesos y músculos fuertes
  •  reduce la inflamación debido al ácido linoleico conjugado (CLA), que también puede prevenir las enfermedades cardíacas y la obesidad
  •  baja la presión arterial debido a los altos niveles de calcio
  •  contiene glutatión, un antioxidante que mejora la salud del cerebro
  •  protege los vasos sanguíneos
  •  mejora las bacterias intestinales

LOS PRINCIPALES BENEFICIOS DE BEBER VINO TINTO.

¿Tomando una copa de vino tinto como sugiere el estudio? A continuación, presentamos algunos beneficios potenciales.

  • reduce el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y muerte prematura
  • disminuye el riesgo de cáncer
  • reduce el riesgo de depresión
  • mejora la sensibilidad a la insulina
  • reduce el riesgo de diabetes tipo 2 en mujeres
  • contiene altos niveles de antioxidantes
  • reduce el colesterol malo

Se ha demostrado que tanto el queso como el vino tinto disminuyen el riesgo de enfermedad cognitiva. A continuación, repasaremos algunas formas más de protegerse contra el Alzheimer, la demencia y otras enfermedades neurodegenerativas.

REDUCIR EL RIESGO DE ALZHEIMER Y OTRAS ENFERMEDADES COGNITIVAS.

Según la Asociación de Alzheimer , aquí hay algunas medidas preventivas que puede tomar:

1. ASEGÚRESE DE HACER EJERCICIO CON REGULARIDAD.

Haga ejercicio cardiovascular con regularidad que eleve su frecuencia cardíaca y aumente el flujo sanguíneo al cerebro y al cuerpo. Los científicos señalan un vínculo entre la actividad física y un menor riesgo de deterioro cognitivo, según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento .

2. SIGA UNA DIETA BAJA EN AZÚCAR Y ALTA EN GRASAS SALUDABLES PARA EL CORAZÓN.

Se ha demostrado que la dieta DASH y la dieta mediterránea, en particular, reducen el riesgo de Alzheimer.

La dieta DASH incluye verduras, frutas, productos lácteos descremados o bajos en grasa, cereales integrales, pescado, aves, frijoles, semillas, nueces y aceites vegetales. También aconseja limitar el sodio, los postres, las bebidas azucaradas y las carnes rojas.

Una dieta mediterránea incluye bajas cantidades de carnes rojas. Destaca los cereales integrales, frutas y verduras, pescados y mariscos, y grasas saludables como frutos secos y aceite de oliva.

3. DUERMA LO SUFICIENTE.

La falta de sueño puede causar problemas con la memoria y el procesamiento del pensamiento a largo plazo.

4. MANTENGA SU CEREBRO ACTIVO.

Hacer crucigramas y juegos mentales, construir algo o incluso leer un libro estimulará tu cerebro .

5. MANTENGA LAS CONEXIONES SOCIALES.

Algunos estudios han demostrado que mantenerse socialmente activo puede proteger su cerebro. Los expertos del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento creen que socializar ayuda a fortalecer las conexiones entre las células nerviosas del cerebro.

REFLEXIONES FINALES: COMER QUESO Y BEBER VINO TINTO PUEDE AYUDAR A PREVENIR EL DETERIORO COGNITIVO

En un estudio pionero, los científicos de la Universidad Estatal de Iowa demostraron que el queso y el vino tinto pueden afectar la agudeza cognitiva. Entre todos los alimentos del cuestionario, el queso parecía ser el que más protegía contra el deterioro cognitivo relacionado con la edad. Se espera que esta investigación conduzca a otros estudios sobre los mecanismos exactos detrás de por qué el queso mejora el funcionamiento del cerebro.

Entonces, si aún no come queso, es posible que desee reconsiderar la salud cerebral a largo plazo. Por supuesto, siempre debe elegir ser humano, alimentado con pasto y orgánico siempre que sea posible.

Vía: https://www.ecoportal.net/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.

También te puede interesar

El cometa Leonard hará su máximo acercamiento a la Tierra durante este mes

La órbita del cometa lo hará pasar cerca