La ciudad flotante y más sostenible del mundo

La ciudad flotante y más sostenible del mundo

Se trata de Oceanix City, la primer ciudad sostenible y flotante del mundo, resistente a inundaciones, con energía propia generada a partir de paneles solares.

Una ciudad flotante sin coches ni rascacielos, con sistemas de reciclaje e ideada para tener granjas submarinas; con una capacidad máxima para 10.800 habitantes y construida para resistir desastres naturales como inundaciones, tsunamis, huracanes, así como el aumento en los niveles de los mares.

Sí, podría parecer la sinopsis de una próxima película de ciencia ficción pero no, se llama ‘Oceanix City’ y la Organización de las Naciones Unidas quiere hacerla realidad.

La idea de ciudad flotante no es nueva, de hecho se han presentado algunos proyectos en el pasado. Sin embargo, estas propuestas han estado dirigida a multimillonarios que quieren preservar sus riquezas a través de ciudades exclusivas diseñadas para unos cuantos. De ahí la importancia de este nuevo proyecto de la ONU, ya que afirman que Oceanix City sería asequible y dirigida a todo el mundo.

Una ciudad autosuficiente

En lo alto de las construcciones de la ciudad, se colocarán paneles solares para la generación de electricidad. Además, se producirán alimentos con técnicas aeropónicas y acuapónicas sumadas a invernaderos y granjas convencionales en zona firme.

El objetivo de esta ciudad es resistir desastres naturales, incluidas inundaciones, tsunamis y huracanes de categoría 5, ya que sus plataformas flotantes estarán ancladas al fondo del mar.

¿Cuánto costará este proyecto?

La construcción de la ciudad flotante se estima en unos 200 millones de dólares y comenzará muy pronto gracias a un “acuerdo histórico” firmado por la Ciudad Metropolitana de Busan de la República de Corea, ONU-Hábitat y los diseñadores Oceanix de Nueva York.

Se priorizará la utilización de materiales locales en la construcción de la ciudad como el bambú, que cuenta con seis veces la resistencia a la tracción del acero y una huella de carbono negativa.

Las estructuras construidas en la ciudad no superarán la altura de siete pisos para crear un centro de gravedad bajo y resistir el viento.

La superficie de la ciudad aún no está definida, pero se estima que con unas 75 hectáreas se podrían albergar hasta 10.000 residentes, según los líderes del proyecto.

¿Por qué en Busan?

Como muchas ciudades costeras, Busan está amenazada por el aumento del nivel del mar y las inundaciones, de ahí que esta infraestructura pueda ayudar a resolver esta futura catástrofe.

Vía: http://Ecoportal.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.

También te puede interesar

La Niña y El Niño: ¿Cómo afectan a las temperaturas del planeta?

No es un fenómeno nuevo, pero en los