La deforestación del Amazonas está llegando a un punto de no retorno

La deforestación del Amazonas está llegando a un punto de no retorno

La selva más grande del mundo agoniza. La deforestación del Amazonas amenaza con llegar a un punto de no retorno y que los daños causados sean irreversibles. En los últimos 50 años, se ha arrasado el 17% de su vegetación. Un artículo publicado en Science Advances revela que si se supera el límite del 20% puede que no haya vuelta atrás. Sería una condena para el clima y su biodiversidad.

La selva produce la mitad de su propia precipitación al utilizar la humedad que lleva el aire en su camino del Atlántico hacia el oeste. Cuando atraviesa la región, el Amazonas hace precipitar la lluvia. Sin embargo, la tala masiva ha provocado largas estaciones de sequías.

El investigador brasileño Carlos Nobre y el estadounidense Thomas Lovejoy, que firman el artículo, sostienen que la gravedad de las sequías de 2005, 2010 y 2015 vislumbran los primeros síntomas de ese punto de inflexión ecológica. Luego se produjeron fuertes inundaciones en 2009, 2012 y 2014. El ciclo natural se está afectando. El fuego que se prende para crear pastos y lucrarse en el negocio de vender hectáreas a ganaderos y agricultores también contribuye al problema.

 «Si el clima cambia -por la deforestación o el calentamiento global- existe el riesgo de que más del 50% de la selva amazónica derive a un paisaje degradado de baja biodiversidad, tipo sabana», señaló Nobre. Urgen a reforestar de manera urgente el sureste de la selva.

Al Gobierno brasileño se le ha acusado de permitir la masacre ambiental. Decenas de activistas medioambientales son asesinados cada año en el Amazonas por defender al gran pulmón de la Tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Existen alimentos que están en riesgo de desaparecer por el cambio climático

Una reciente investigación encontró que las especies silvestres