La erupción del Mauna Loa cambia el color el cielo en Hawaii

- en Ciencia, El clima, Fenómenos naturales, Volcanes
292
0

 El cielo puede menguar su color de manera sorprendente por las erupciones volcánicas. Tras la erupción reciente del Mauna Loa, los colores de los atardeceres y los amaneceres dejan postales increíbles en Hawái.

Su origen no se comprende bien. Se cree que es debido a la difusión de la luz por el polvo atmosférico a unos 20-25 km de altitud. La luz directa roja del Sol se combina con la luz azul dispersada para producir un tono de color violáceo.

El fenómeno que se produce es similar a los incendios, también se liberan gases, eso queda en el aire, sube y ocasiona ese color.

En Hawái, el cielo también está cambiando. A un volcán de distancia de Mauna Loa, la cámara de nubes del Observatorio Gemini en Mauna Kea está registrando el efecto de la erupción en los cielos.

Esta instantánea muestra un pilar de luz, que apareció la primera noche de la erupción (27 de noviembre). Los cristales de hielo en el aire sobre el volcán captaron la luz de la ventilación principal, esparciendo el resplandor en un haz vertical.

¿De dónde vienen los cristales de hielo? Probablemente de una nube cirro ordinaria, que estaba flotando cuando Mauna Loa entró en erupción. Sin embargo, existe otra posibilidad. El volcán mismo arrojó vapor de agua al aire, congelándose cuando alcanzó altitudes de nubes cirros. Si es así, Mauna Loa proporcionó tanto la luz como el hielo.

El astrónomo aficionado Frankie Lucena ha estado monitoreando las imágenes de la cámara en la nube de Gemini desde que Mauna Loa explotó. El 1 de diciembre atrapó esta bola de fuego:

El volcán no creó el meteoro, pero lo rodeó con el tono de la lava. El resplandor de Mauna Loa está tiñendo de rojo el cielo nocturno. El mecanismo puede involucrar la dispersión de la luz del smog volcánico, o vog, una neblina visible creada cuando el dióxido de azufre (SO2) y otras emisiones interactúan químicamente con la luz solar y el oxígeno atmosférico.

Más fenómenos del cielo pueden estar a la vista. Según el USGS, los fragmentos de cabello de Pele (hebras de vidrio volcánico) se transportan a grandes distancias desde el respiradero del volcán, mientras que aproximadamente 180,000 toneladas de dióxido de azufre (SO2) ingresan a la atmósfera todos los días.

Spaceweather.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Cómo impacta la humedad a la salud de las personas?

La humedad en el aire del interior de un recinto