La imagen del año: Una de las galaxias más cercanas vista en un primer plano

La imagen del año: Una de las galaxias más cercanas vista en un primer plano

- en Astronomía, Ciencia, Desde el espacio
286
0

Científicos australianos han conseguido capturar un primer plano de la Pequeña Nube de Magallanes, una de las galaxias vecinas a la nuestra, la Vía Láctea.

La Pequeña Nube de Magallanes, también conocida como NGC 292, es una galaxia irregular en órbita alrededor de la Vía Láctea. Contiene más de 30.000 millones de estrellas. A una distancia aproximada de 200.000 años luz, es una de las vecinas cercanas de la Vía Láctea. Es también uno de los objetos más lejanos visibles a simple vista. Con una inclinación de aproximadamente -72 grados, es más fácilmente visible desde el hemisferio sur. Está ubicada en la constelación de Tucana.

“La nitidez de esta imagen no tiene precedentes”. Esto es lo primero que dijo Nickolas Pingel, autor principal de un estudio llevado a cabo por científicos australianos. En su publicación en Twitter, los científicos de la Universidad Nacional Australiana plateaban un desafío: «Nickolas Pingel dirigió el equipo que capturó esta imagen impresionante, pero ¿adivinas lo que es?»

Se trata de la Pequeña Nube de Magallanes, uno de las galaxias vecinas más cercanas a la Vía Láctea. Pingel explicó que, hasta ahora, esta fotografía es la más clara hasta el momento del hidrógeno emitido por esta galaxia.

EL HIDRÓGENO INTERACTÚA CON LAS SUPERNOVAS

A la Pequeña Nube de Magallanes se le conoce como ‘SMC’, las siglas en inglés de Small Magellanic Cloud (Pequeña Nube de Magallanes) y en el catálogo galáctico es ‘NGC 292’. Es una galaxia irregular enana cercana a la Vía Láctea, la galaxia en la que se encuentra nuestro sol, y está a un promedio de 200.000 años luz de distancia. Es uno de los objetos más lejanos visibles a simple vista. Es cien veces más pequeña que la Vía Láctea y, por lo tanto, de entre 1.000 y 4.000 millones de estrellas.

Pingel dijo que, por primera vez, han podido ver todas las estructuras pequeñas. Este es un paso importante para comprender la función del hidrógeno en la evolución de las galaxias. El hidrógeno es el elemento principal en la formación de las estrellas. Por ejemplo, en la imagen se comprueba que hay agujeros dentro del gas, lo que indica que el hidrógeno interactúa con las supernovas, que son explosiones estelares.

Los investigadores utilizaron el radiotelescopio ASKAP de CSIRO y un software de alta tecnología para capturar y procesar 100 horas de datos.

Pero el equipo quiere llevar el proyecto un paso más allá. Dicen que esta imagen ha sido parte de una prueba piloto, y se plantean recopilar más información el próximo año.

Vía: https://www.quo.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

¿Cómo se podría bloquear la «Puerta del Infierno» en Darvaza?

Las autoridades del país asiático han decidido que