La ‘mega-sequía’ en los Andes por el cambio climático es preocupante

La ‘mega-sequía’ en los Andes por el cambio climático es preocupante

Una combinación de imágenes, adquiridas por uno de los satélites Copernicus Sentinel-3, muestra el déficit de nieve que afecta a la cordillera de los Andes en América del Sur. 

Las imágenes tomadas el 27 de julio de 2020 y el 29 de julio de 2021 muestran como la Cordillera de los Andes, que atrae a los esquiadores a Sudamérica, se enfrenta a nevadas históricamente bajas este año durante una sequía de una década que los científicos relacionan con el calentamiento global.

Las escasas lluvias y nevadas están dejando muchas de las majestuosas montañas entre Ecuador y Argentina con una capa de nieve irregular o sin nieve en absoluto, ya que la tierra marrón seca yace expuesta.

A medida que las precipitaciones disminuyen y los glaciares retroceden en la región, es probable que las comunidades que dependen de las montañas para el suministro de agua sufran escasez, dijo Ricardo Villalba, investigador principal del Instituto Argentino de Estudios de Ciencias de la Nieve, los Glaciares y el Medio Ambiente (IANIGLA). 

«Aquí estamos viendo un proceso de disminución a largo plazo de las precipitaciones, una mega sequía», dijo Villalba.

«Si miras los niveles de precipitación en este momento para toda la Cordillera (Cordillera de los Andes), muestran que o no ha nevado en absoluto o ha nevado muy poco», dijo.

El hemisferio sur está experimentando el invierno, cuando las nevadas deberían alcanzar su punto máximo.

Las estaciones de esquí han reabierto después de largos cierres durante la pandemia y están atrayendo a esquiadores jubilosos a la frontera entre Argentina y Chile. Pero la escasez de nieve está obligando a muchos centros turísticos a mover nieve para cubrir pistas populares o hacer nieve artificial. 

Las imágenes de satélite de julio de 2020 y de este año muestran una marcada disminución de la capa de nieve. Eso se refleja en las mediciones del nivel del agua de los ríos.

Los glaciares de los Andes, que entre 2000 y 2010 mantuvieron el mismo tamaño o incluso crecieron, ahora están retrocediendo, dijo Villalba.

«Los glaciares están en un proceso de retroceso muy dramático que es mucho más acelerado de lo que hemos visto antes», dijo.

«Esto lamentablemente está sucediendo en todos los glaciares de la Cordillera, y está fuertemente ligado al proceso de calentamiento global que está afectando a todo el planeta».

https://www.reuters.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Aplicaciones gratuitas para amantes de las plantas

También ayudan a planificar la huerta en casa