La misión Gaia nos reveló una nueva Vía Láctea 

- en Astronomía, Ciencia
59
0

La misión Gaia, cuyo observatorio espacial desarrolló un detallado mapa tridimensional de la Vía Láctea, desvela este lunes una nueva versión con informaciones sobre ubicación, trayectorias y características de cerca de dos mil millones de objetos.

La Vía Láctea es observable a simple vista desde nuestro planeta, como una banda de luz blanca y borrosa que se encuentra en toda la esfera celeste.

Es más brillante hacia su centro, en dirección a la constelación de Sagitario. Esto ha permitido su observación desde tiempos antiguos, cuando se pensaba que contenía todas las estrellas del universo.

En el siglo XVII Galileo Galilei fue el primero en observarla con un telescopio y percatarse de que estaba compuesta por un cúmulo de estrellas que le confieren forma de nebulosa. Sin embargo, sería Edwin Hubble en el siglo XX quien la delimitó y estudió a mayor profundidad.

Pero uno de los avances más recientes data del 13 de junio, cuándo la Agencia Espacial Europea (ESA) anunció la tercera publicación de datos de la misión Gaia, la llamada Data Release 3 (DR3). El catálogo publicado contiene nueva información, incluyendo los espectros de luz de 220 millones de estrellas por primera vez. Estos espectros proporcionan a los científicos información sobre la composición, la temperatura, la masa y la edad de las estrellas. También se incluyen más de 33 millones de estrellas con determinaciones de sus velocidades radiales, es decir, la velocidad a la que se alejan o se acercan a nosotros. Gran parte de esta información ha sido revelada por los datos de espectroscopia recién publicados, una técnica en la que la luz de las estrellas se divide en sus colores constitutivos (como un arco iris).

Puedes leer: La Vía Láctea y Andrómeda en vía de colisión

Otra novedad de este conjunto de datos es el mayor catálogo de estrellas binarias (con las posiciones, las distancias, las órbitas y las masas de más de 800.000 sistemas). Gaia DR3 también contiene información sobre miles de objetos del sistema solar, como asteroides y lunas de planetas, así como sobre millones de galaxias y numerosos cuásares de fuera de la Vía Láctea.

Toda esta información ofrecerá a los astrónomos una perspectiva sin precedentes sobre las características de las estrellas y su ciclo de vida, así como la oportunidad de profundizar en el conocimiento de la estructura y evolución de nuestra galaxia.

Investigadores e ingenieros del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC) en el Instituto de Ciencias del Cosmos (ICC) de la Universidad de Barcelona (UB), dirigidos por los profesores Carme Jordi, Xavier Luri y Francesca Figueras, del Departamento de Física Cuántica y Astrofísica de la UB, han participado en la misión desde el principio. Parte del software para procesar los datos enviados por el satélite Gaia se ha desarrollado en el ICC de la UB y se ejecuta en el superordenador MareNostrum del Barcelona SuperComputer Center (BSC).

Los miembros del equipo también trabajan en la explotación científica de los datos, en campos como el estudio de la estructura espiral de nuestra galaxia; la identificación de las interacciones pasadas de la Vía Láctea con las galaxias cercanas, que son esenciales para conocer su evolución hasta la actualidad; los cúmulos abiertos, incluyendo la identificación de algunos hasta ahora desconocidos; o el estudio de las Nubes de Magallanes, dos pequeñas galaxias que orbitan alrededor de nuestra galaxia.

Te puede interesar: Científicos encontraron la manera de calcular la edad de la Vía Láctea

Sobre Gaia y el catálogo DR3

La misión Gaia se lanzó en diciembre de 2013 con el objetivo de crear el mapa más preciso y completo de la Vía Láctea. Desde entonces, el satélite, situado a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en dirección opuesta al Sol —en el llamado punto de Lagrange L2—, ha estado escaneando el cielo con sus dos telescopios que lleva a bordo, obteniendo datos que permiten a los astrónomos reconstruir la estructura natal de nuestra galaxia y su evolución pasada a lo largo de miles de millones de años, así como comprender mejor el ciclo de vida de las estrellas y nuestro lugar en el universo. En la actualidad, Gaia lleva más de 2850 días observando el cielo, recogiendo 100 TB de datos y observando 200.000 millones de tránsitos estelares a través de su plano focal.

El catálogo Gaia DR3 se basa en el Early Data Release 3 (publicado el 3 de diciembre de 2020) y combina, para el mismo tramo de tiempo y el mismo conjunto de observaciones, los mismos productos de datos ya publicados, junto con numerosos datos nuevos, como objetos extendidos y estrellas no solitarias. Los datos que ahora se publican se recogieron durante 34 meses, entre el 25 de julio de 2014 y el 28 de mayo de 2017.

El consumo de combustible prevé el funcionamiento de Gaia hasta 2025. La publicación del catálogo final está prevista para 2030. (Fuente: ICCUB / IEEC / ESA)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Tornados, en todas sus formas

Un tornado es un violenta columna de aire