La peor sequía en 1.200 años somete al oeste de los EE.UU

La peor sequía en 1.200 años somete al oeste de los EE.UU

- en El clima, El tiempo en el mundo
488
0

El oeste de Estados Unidos y el norte de México sufren desde el año 2000 una sequía excepcional, lo que permite calificarla de “megasequía”.

«Después de una sequía excepcionalmente severa en 2021, de la cual alrededor del 19 por ciento es atribuible al cambio climático inducido por el ser humano, el período 2000-2021 fue el más seco de 22 años desde al menos el año 800″, destacaron los investigadores. 

Nunca se había visto una sequía de la escala y la intensidad que vemos en este momento, y es posible que esta sea la base para el futuro.

La megasequía que ha resecado el suroeste de Estados Unidos y partes de México durante las últimas dos décadas es la peor que ha afectado a la región en al menos 1200 años, según los investigadores.

También te puede interesar: https://nuestroclima.com/sequia-extrema-en-francia-mas-de-40-dias-sin-lluvia-en-el-sureste/

«La sequía de principios del siglo XXI no estaría en una trayectoria de megasequía sin el cambio climático antropogénico«, dijo el autor principal Park Williams, profesor asociado de la Universidad de California en Los Ángeles, y sus colegas. El calentamiento global causado por el hombre representa más del 40 % de la intensidad del período seco, informaron en la revista Nature Climate Change.

Durante la última década, California y otros estados del oeste han experimentado una grave escasez de agua, lo que provocó restricciones periódicas en el uso del agua y obligó a algunas comunidades a importar agua embotellada para beber.

Las fuertes nevadas o lluvias ocasionales no han sido suficientes para compensar la ausencia prolongada de precipitaciones.

Nota relacionada con la sequía: https://nuestroclima.com/predecir-futuras-sequias-a-traves-de-los-anillos-de-los-arboles/

2021 fue especialmente seco

A partir del 10 de febrero, el 95 % del oeste de EE. UU. tenía condiciones de sequía, según el Drought Monitor del gobierno de EE. UU.

El verano pasado, dos de los embalses más grandes de América del Norte, el lago Mead y el lago Powell, alcanzaron su nivel más bajo registrado en más de un siglo.

Según las predicciones, las probabilidades de que el período seco actual continúe durante al menos un par de años, probablemente más, son altas.

Al ejecutar simulaciones basadas en registros de humedad del suelo que se remontan a 1.200 años, los investigadores calcularon que existe un 94 % de posibilidades de que la sequía se extendiera hasta 2022. Hay una probabilidad de tres entre cuatro de que se extienda hasta el final de la década.

El análisis de anillos de árboles muestra que el área al oeste de las Montañas Rocosas desde el sur de Montana hasta el norte de México fue golpeada repetidamente por las llamadas megasequías, que duraron al menos 19 años, entre los años 800 y 1600.

Investigaciones anteriores habían establecido que el período 2000-2018 fue probablemente la segunda peor sequía desde el año 800, superada por una a fines del siglo XVI.

Pero sin el cambio climático, «no estaría a la altura de las megasequías de los años 1500, 1200 o 1100«, dijo Williams en un comunicado.

El oeste de América del Norte no es la única región afectada por períodos secos cada vez más severos.

El cambio climático empeoró las sequías provocadas por El Niño de 2015-2016, lo que provocó malas cosechas generalizadas, pérdida de ganado, brotes de fiebre del Valle del Rift y mayores tasas de desnutrición.

A nivel mundial, se prevé que entre 800 y 3.000 millones de personas experimenten escasez crónica de agua debido a la sequía provocada por un calentamiento de 2 ºC por encima de los niveles preindustriales, según un borrador del informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de 4.000 páginas sobre los impactos climáticos.

Vía: https://www.tiempo.com/r

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

El cambio climático detrás del desprendimiento del glaciar de Marmolada en Italia

Los científicos aún no se ponen de acuerdo