La Tierra se está volviendo más oscura a causa del cambio climático

La Tierra se está volviendo más oscura a causa del cambio climático

- en Calentamiento global, Ciencia, El clima
400
0

En los últimos tres años en la recopilación de datos que se dio hasta 2017, se produjo una caída en la luz terrestre.

Desde el inicio de la era industrial, el consumo de energía proveniente de los combustibles fósiles -carbón, petróleo y gas natural- ha ido en aumento. La sociedad, tal y como la conocemos hasta ahora, está basada en estas fuentes de energía y en ellas hemos basado nuestra economía.  Pero la quema de los combustibles fósiles es la responsable de la producción de los gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento global.

Aumento del nivel del mar, sequías cada vez más severas, fenómenos meteorológicos extremos, son algunas de las consecuencias del cambio climático y que ya se han empezado a manifestar.

La luz se debilita

El Sol es la principal fuente de energía para todos los procesos que ocurren en el sistema tierra – atmósfera – océano. Más del 99,9 % de la energía que este sistema recibe proviene del Sol. La radiación solar al pasar por la atmósfera sufre un proceso de debilitamiento por la dispersión (debida a los aerosoles), la reflexión (por las nubes) y la absorción (por las moléculas de gases y por partículas en suspensión), por lo tanto, la radiación solar reflejada o absorbida por la superficie terrestre (océano o continente) es menor a la del tope de la atmósfera. 

Si alguna vez te has preguntado cómo se observa la Tierra desde lejanos planetas, quizá hayas deducido que, así como nosotros observamos a los astros fulgurantes destellando en el firmamento, de igual manera nuestro planeta se observa como una estrella brillante en el espacio. La prueba de esto es el punto pálido azul que Carl Sagan alguna vez hiciera famoso tras observar la Tierra desde la sonda Voyager II cercana a Saturno. Pero está perdiendo su brillo, conforme el cambio climático avanza inminentemente, la Tierra se está oscureciendo, afirma una nueva investigación.

¿Cómo es que el rompecabezas luminoso de la Tierra está relacionado con el clima? Es un hermoso fenómeno el que conecta al clima con el brillo terrestre; la clave son las nubes. Las nubes son una pieza fundamental cuando se trata de reflejar la luz solar. Y con el avance del cambio climático, la formación de nubes se está modificando también. Una investigación del Observatorio Solar Big Bear en el sur de California, revela que la Tierra se está oscureciendo a medida que el cambio climático avanza. Obtuvieron esta conclusión a partir de dos décadas de observaciones en el brillo de la Tierra que se produce cuando el planeta refleja la luz proveniente del Sol.

Reflectividad de la luz en la Tierra 

La reflectividad de la luz solar es un fenómeno que los físicos llaman albedo. Así, las diferentes características de la Tierra propician que el albedo sea mayor o menor. Existen elementos que reflejan más luz que otros, la superficie terrestre, por ejemplo, tiene un menor albedo (más cantidad de luz reflejada) si su superficie está cubierta por flores de colores vibrantes. Los icebergs y la nieve tienen un nivel de albedo muy bajo, lo que significa que reflejan la mayor parte de luz que reciben. Las nubes también son importantes, devuelven al espacio aproximadamente la mitad de la luz que las golpea.

Los científicos han estado pendientes de la fluctuación en la reflectividad de luz de nuestro planeta desde 1998. Descubrieron que, en los últimos tres años en la recopilación de datos que se dio hasta 2017, se produjo una caída en la luz terrestre. Lo que resultó en una sorpresa para los investigadores ya que, tras 17 años de un albedo casi plano, la Tierra experimentó cambios significativos.

En promedio la Tierra refleja el 30% de la luz solar que la ilumina, sin embargo, actualmente esta cifra ha caído en un 0.5%. Ahora el planeta refleja aproximadamente medio watt menos de luz por metro cuadrado, de lo que lo hacía hace 20 años. Y parece que la cifra sigue a la baja, así lo muestran los datos de CERES. Un programa de observación satelital de la NASA que se encarga de monitorear los datos del clima y las nubes.

Dos posibles explicaciones 

Existen sólo dos fenómenos que pueden incidir en la cantidad de luz que la Tierra refleja. La primera tiene que ver con la fuente principal de dicha luz; el Sol. Si existen fluctuaciones o cambios periódicos en el brillo del Sol, eso se verá reflejado en la cantidad que la Tierra devuelve al espacio. El segundo factor es justamente la reflectividad del planeta. Pero los investigadores no encontraron cambios en el brillo del Sol en los últimos tres años, por lo que el oscurecimiento de la Tierra tiene que estar ligado a procesos internos del planeta.

Y aquí es donde el cambio climático hace su aparición. Ha habido una disminución en la formación nubosa sobre el Océano Pacífico oriental en los años más recientes. Región que coincide con el monitoreo del aumento en la temperatura de las aguas marinas, ligada al cambio climático. En ese sentido, el oscurecimiento de la Tierra también nos habla de cuánta energía solar está siendo atrapada por nuestra atmósfera. Al no lograr escapar de regreso al espacio por los gases de efecto invernadero, el calentamiento global se vuelve una espiral sin salida. Sus consecuencias han llegado ya incluso fuera de nuestro planeta, con el hecho de que la Tierra está perdiendo su brillo y se ha ido oscureciendo en el proceso.

Vía: https://ecoosfera.com/}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Descubren un gran «agujero negro» en el medio del Pacifico

La publicación de una foto en la que