Las aguas superficiales antárticas y un enfriamiento engañoso

Las aguas superficiales antárticas y un enfriamiento engañoso

- en Calentamiento global, El clima
221
0

Tras analizar minuciosamente los datos, el equipo de investigación ha llegado a la conclusión de que ese leve enfriamiento observado en la superficie esconde un rápido y marcado calentamiento de las aguas más abajo, hasta los 800 metros de profundidad.

Un científico del buque de reabastecimiento antártico francés L’Astrolabe deja caer una sonda para medir la temperatura del océano, a una profundidad de 800 metros. Foto: © Sebastien Chastenet / OMP / IPEV

El estudio lo ha realizado un equipo internacional que incluye, entre otros, a Matthis Auger, de la Universidad de La Sorbona de París en Francia, y Rebecca Cowley, de la CSIRO (Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation) en Australia. El estudio se ha publicado en la revista académica Nature Communications, bajo el título “Southern Ocean in-situ temperature trends over 25 years emerge from interannual variability”.

El estudio señala que se están produciendo cambios importantes en torno al casquete polar, donde las temperaturas están aumentando 0,04°C por década, lo que podría tener graves consecuencias para el hielo antártico. El agua caliente también está subiendo más deprisa de lo creído a la superficie. Ahora lo hace a un ritmo de 39 metros por década, es decir, entre tres y diez veces más de lo que se estimaba anteriormente.

Estos resultados se han obtenido gracias a los datos únicos recolectados durante los últimos 25 años a bordo del buque de reabastecimiento antártico francés L’Astrolabe. Se trata de la serie más larga de registros de temperatura en el océano Antártico abarcando de norte a sur.

FUENTE: NCYT Amazings

Vía: Tieempo (Revista RAM)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Perros atrapados por el volcán de La Palma alimentados desde drones

Para mantenerlos con vida, las empresas Ticom y Volcanic Life se