Las fronteras entre Italia y Suiza se están moviendo a causa de el derretimiento de un glaciar

- en Calentamiento global
123
0
El fotógrafo suizo David Carlier retrata el glaciar Aletsch, el más grande de Europa, Fieschertal, Suiza, el 21 de julio de 2020. Suiza votó el 13 de junio de 2021 en un referendo sobre emisiones contaminantes. (Laurent Gillieron/Keystone via AP, File)

¿Es posible que el derretimiento de grandes placas de hielo puedan mover fronteras?. Recientes análisis demuestran que si.

Los últimos informes revelaron que la línea fronteriza corre a lo largo de una división de drenaje, el punto en el que el agua de deshielo correrá por cualquier lado de la montaña hacia un país u otro, pueden provocar el movimiento de las delimitaciones de tierra entre un país y el otro.

Midiendo el retroceso del glaciar Theodul significa que la cuenca se ha deslizado hacia el Rifugio Guide del Cervino, un refugio para los visitantes cerca del pico Testa Grigia de 3480 metros, y está barriendo gradualmente debajo del edificio, lo que deja a la vista la influencia del aumento del caudal del agua con el movimiento tierra dentro.

Ya de por si, el aumento del nivel del mar está asociado a grandes derretimientos de superficie de hielo, que años a año agregan cientos de miles litro de agua al cinturón oceánico del planeta, modificando costas, ya sean playas o zona de acantilados, haciendo retroceder la superficie.

Puedes leer: Derretimiento récord del hielo marino antártico en el verano de 2022

¿Estamos en Suiza o en Italia?».

Es una pregunta que vale la pena hacer, ya que ha sido objeto de negociaciones diplomáticas que comenzaron en 2018 y concluyeron con un compromiso el año pasado, pero los detalles siguen siendo secretos.

Durmiendo en el lado suizo

Cuando el refugio se construyó sobre un afloramiento rocoso en 1984, sus 40 camas y largas mesas de madera estaban íntegramente en territorio italiano.

Pero ahora dos tercios del albergue, incluida la mayoría de las camas y el restaurante, técnicamente se encuentran en el sur de Suiza.

El problema ha pasado a primer plano porque el área, que depende del turismo, está ubicada en la parte superior de una de las estaciones de esquí más grandes del mundo, con un importante nuevo desarrollo que incluye una estación de teleférico que se está construyendo a pocos metros de distancia.

Te puede interesar: Crece la preocupación en el Atlántico Sur por el derretimiento de un iceberg

Antecedentes del problema

Se elaboró un acuerdo en Florencia en noviembre de 2021, pero el resultado solo se revelará una vez que el gobierno suizo lo apruebe, lo que no sucederá antes de 2023.

«Acordamos dividir la diferencia«, dijo Alain Wicht, jefe de fronteras de la agencia nacional de mapas de Suiza, Swisstopo.

Su trabajo incluye cuidar los 7.000 mojones a lo largo de la frontera sin salida al mar de 1.935 kilómetros de Suiza con Austria, Francia, Alemania, Italia y Liechtenstein.

Wicht asistió a las negociaciones, donde ambas partes hicieron concesiones para encontrar una solución. «Aunque ninguno de los bandos saliera ganador, al menos nadie perdería«, dijo.

Línea fronteriza de aguas

Donde la frontera entre Italia y Suiza atraviesa glaciares alpinos, la frontera sigue la línea divisoria de aguas.

Pero el glaciar Theodul perdió casi una cuarta parte de su masa entre 1973 y 2010. Eso expuso la roca debajo al hielo, alterando la división de drenaje y obligando a los dos vecinos a volver a dibujar alrededor de un tramo de 100 metros de largo de su borde.

Wicht dijo que tales ajustes eran frecuentes y generalmente se resolvían comparando las lecturas de los encuestadores de los países fronterizos, sin involucrar a los políticos.

«Estamos peleando por un territorio que no vale mucho«, dijo. Pero agregó que este “es el único lugar donde de repente tuvimos una edificación de por medio”, dándole “valor económico” al terreno.

Sus homólogos italianos se negaron a comentar «debido a la compleja situación internacional».

El exjefe de Swisstopo, Jean-Philippe Amstein, dijo que tales disputas generalmente se resuelven mediante el intercambio de parcelas de tierra de superficie y valor equivalentes.

En este caso, «Suiza no está interesada en hacerse con un trozo de glaciar«, explicó, y «los italianos no pueden compensar la pérdida de superficie suiza«.

Los años de negociación han retrasado la renovación del refugio: los pueblos a ambos lados de la frontera no han podido emitir un permiso de construcción.

Por lo tanto, las obras no se completarán a tiempo para la apertura programada de un nuevo teleférico en el lado italiano de la montaña Klein Matterhorn a fines de 2023.

Solo se puede acceder a las pistas desde la estación de esquí suiza de Zermatt.

Mientras que algunas estaciones de altura media se preparan para el final del esquí alpino debido al calentamiento global, es posible esquiar durante todo el verano en las pistas de Zermatt-Cervinia, incluso si tales actividades contribuyen al retroceso del glaciar.

Por ahora, en los mapas de Swisstopo, la franja rosa sólida de la frontera suiza sigue siendo una línea discontinua al pasar por el refugio.

Con información de: https://www.tiempo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Fenómenos ópticos atmosféricos. ¿Qué son?

El color azul del cielo es algo tan habitual que ya no nos llama la atención y, sin embargo, la variedad de tonalidades, que cambian de día en día y de un punto a otro del cielo, es casi infinita. En este plano se producen, Halos de sol, Luna, arco iris, iridiscencias y otro tipos de fenómenos ópticos atmosféricos.