Lasaña de carne y queso ¡Fácil y riquísima!

Lasaña de carne y queso ¡Fácil y riquísima!

- en Recetas
1026
0

La lasaña es uno de esos platos que suelen gustar a todos y que, además, es muy completo. Puedes prepararla con el relleno que más te guste y, aunque el proceso es algo laborioso, el horno hace casi todo el trabajo. Te presento la receta de lasaña de carne y queso que hacemos en casa. Solemos dejarla hecha el día anterior ya que queda mucho más rica. Ya verás qué sencilla de preparar. Puedes usar sólo carne de cerdo o de ternera, pero a mí me gusta más mitad y mitad. Si lo prefieres hacer con pollo, seguro que queda también deliciosa. Si tienes niños en casa, les encantará. Ya sabes que el queso gratinado le da muchos puntos a cualquier receta en los paladares de los más pequeños. Anímate a prepararla y ya verás que se convertirá en una de esas recetas top en tu casa. Es perfecta como primer o segundo plato, o como plato único para la cena.

Ingredientes

Para 6 personas:

  • 750 g de carne picada (cerdo y ternera)
  • 24 placas de canelón o 12 de lasaña
  • 350 g de salsa de tomate casera
  • 200 ml de vino blanco (1 vaso)1 cebolla
  • 200 g de queso en lonchas
  • 100 g de queso rallado para gratinar
  • Sal, pimienta, aceite de oliva

Para la bechamel:

  • 400 ml de leche
  • 25 g de mantequilla
  • 25 g de harina de trigo común
  • sal, pimienta y nuez moscada

Preparación de la receta

  1. Prepara el relleno. Coloca un poco de aceite de oliva en una sartén al fuego y añade la carne picada con sal y pimienta al gusto. Ve moviendo y separando la carne con el fuego bastante vivo. Añade la cebolla, picada a cuchillo, cuando la carne esté ya dorada. Sigue removiendo y, tras 4 o 5 minutos, cuando la cebolla ya se empiece a cocinar, añade el vino blanco. Pon el fuego moderado y, cuando el alcohol haya reducido, añade la salsa de tomate. Remueve bien y deja que reduzca un poco el tomate. Cuando consigas la consistencia que quieres para tu relleno, retira la sartén del fuego.
  2. Cuece la pasta. Pon una olla con abundante agua y un poco de sal al fuego. Cuando el agua empiece a hervir, introduce las placas una a una. Cuece la pasta según lo que te marque el fabricante.
  3. Preparara la salsa bechamel. Derrite la mantequilla en una sartén al fuego y añade una cucharada bien colmada de harina. Tuesta un poquito la harina y añade la leche caliente poco a poco sin dejar de remover. Añade una punta de pimienta negra, otra de nuez moscada y un poco de sal. Espera a que empiece a hervir de nuevo y ya tienes la bechamel preparada.
  4. Enfría la pasta. Ve quitando el agua caliente de la cazuela y deja que entre agua fría para que se corte la cocción de la pasta. Deja las placas sobre un trapo.
  5. Monta la lasaña. Pon unas cucharadas de salsa bechamel en la base de la bandeja para que no se pegue la lasaña. Añade la primera capa de placas haciéndolas coincidir unas encima de otras para que no se muevan. Coloca encima una capa de queso y, encima, una capa de carne bien extendida. Continúa con otra capa de pasta, otra de queso, y otro de carne. Puedes hacer las capas de relleno que quieras. Termina la lasaña con una capa de pasta y añade bechamel y queso rallado que funda bien.
  6. Introduce la lasaña, tapada con papel de aluminio, en el horno sin precalentar. Yo la he tenido 30 minutos a 220 grados con calor arriba y abajo. Retira el papel de aluminio con mucho cuidado porque puede pegarse. Vuelve a introducir la lasaña aproximadamente 10 minutos con calor solo arriba y temperatura máxima para que se gratine por encima.

www.annarecetasfaciles.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.

También te puede interesar

Un clásico desayuno argentino: receta de medialunas

Quien se resiste a una medialuna en el