Los elefantes están muriendo por la sequía

Los elefantes están muriendo por la sequía

- en El clima, Medio ambiente, Vida animal
598
0

Al menos 55 elefantes han muerto de hambre en los últimos dos meses en el parque nacional más grande de Zimbabue.

Una grave sequía azota Zimbabue, la peor en años en el país africano que también sufre escasez de alimentos y un colapso de la economía.

Esta sequía está afectando a los animales del Parque Nacional Hwange, el más grande del país. La situación es alarmante porqué unos 55 elefantes han muerto de hambre en los últimos dos meses.

La escasez de agua también obliga a los animales a desviarse hacia las comunidades cercanas en busca de comida y agua, aseguran las autoridades.

”El problema es real, la situación es grave”, dijo el portavoz de la Autoridad de Gestión de Parques Nacionales y Vida Silvestre Tinashe Farawo. Otros animales, como los leones, también se han visto afectados.

A medida que los animales se alejan de los parques destruyen cultivos y a veces matan persona.

Escasez de alimentos

El problema también afecta a las comunidades cercanas. “A medida que los animales se alejan de los parques destruyen cultivos y a veces matan personas”, dijo Farawo, y agregó que “solo este año han muerto más de 20 personas”.

Según las Naciones Unidas más de cinco millones de zimbabuenses de comunidades rurales, casi un tercio de la población, están en riesgo de escasez de alimentos antes de la próxima cosecha en 2020.

«Más de cinco millones de zimbabuenses de comunidades rurales, casi un tercio de la población, están en riesgo de escasez de alimentos antes de la próxima cosecha en 2020«

Farawo asegura que 200 personas murieron en un “conflicto entre humanos y animales” en los últimos cinco años y que “al menos 7.000 hectáreas de cultivo han sido destruidas por elefantes”.

La escasez ha sido causada por los efectos combinados de una recesión económica y una sequía atribuidas al fenómeno climático de El Niño.



Superpoblación

Según Farawo el hacinamiento en Hwange también contribuye a la destrucción de la vegetación. El parque puede albergar 15.000 elefantes, pero actualmente tiene alrededor de 53.000.

Para tratar de resolver la situación la agencia de vida silvestre ha estado perforando pozos de hasta 400 metros para encontrar agua para los animales.

La mayor amenaza para nuestros animales ahora es la pérdida de hábitat

”La mayor amenaza para nuestros animales ahora es la pérdida de hábitat”, explica Farawo. “Hemos logrado reducir significativamente la caza furtiva … estábamos perdiendo cientos de elefantes en los últimos años, pero el año pasado solo perdimos unos 20 por la caza furtiva”.


Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el número de elefantes de África se ha reducido de alrededor de 415.000 a 111.000 en la última década, principalmente debido a la caza furtiva de marfil. Pero Zimbabwe, como otros países de la región del sur de África, está luchando contra la superpoblación.

«El número de elefantes de África se ha reducido de alrededor de 415.000 a 111.000 en la última década, principalmente debido a la caza furtiva de marfil«

Proponen la caza y la exportación controlada como solución

Zimbabue tiene una de las mayores poblaciones de elefantes de África. El país busca la manera de permitir la caza controlada y exportar animales para aliviar la presión sobre el hábitat y recaudar el dinero para la conservación.

Las autoridades tomaron medidas a principios de este año vendiendo casi 100 elefantes a China y Dubai por 2’5 millones de euros.

Botswana, que también tiene una gran población de elefantes, levantó este año la prohibición de cazar elefantes y dijo que la medida ayudaría a reducir el conflicto entre humanos y animales y generaría ingresos.

Pero otros países que son parte de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres han presionado con éxito para limitar las ventas de elefantes. Una medida que algunos países africanos han recibido negativamente porqué aseguran que están lidiando con un gran número de animales.

Botsuana, Namibia, Zambia y Zimbabue han pedido que se relaje la prohibición global de comercio de marfil de elefante para reducir el número de animales y aliviar la presión sobre sus territorios.

Vía: lavanguardia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

El acelerado aumento del nivel del mar por el deshielo de glaciares

El manto de hielo de Groenlandia está perdiendo masa