Manual de compostaje: técnicas, fases, monitoreo y materiales

Manual de compostaje: técnicas, fases, monitoreo y materiales

- en Medio ambiente, Plantas
1842
0

El compostaje es un proceso biológico que convierte desechos orgánicos en abono natural. Este proceso es totalmente útil para devolver nutrientes a la tierra. En la actualidad, es una técnica implementada para reducir considerablemente la cantidad de desechos urbanos. ¿Te animas a hacer el tuyo? Toma nota del siguiente artículo.

Compostaje casero

El compostaje casero es una técnica muy utilizada en la jardinería. Su significado está relacionado con la palabra descomposición, ya que precisamente se basa en descomponer desechos orgánicos para obtener abono.

Este proceso permite reducir la cantidad de residuos en un hogar. Por ejemplo, se estima que por cada 100 kilogramos de basura orgánica se obtiene 30 kilogramos de compost.

Aunque, para realmente tener éxito conviene perfeccionar una técnica que tome en cuenta elementos como las fases del compostaje, el monitoreo, materiales de rápida descomposición y la fertilización.

como hacer compostaje

Manual del Compostaje: guía práctica

En resumen, este manual expone ciertos parámetros establecidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura para un óptimo proceso de compostaje. En este sentido, se evalúan las técnicas más apropiadas, se destacan los materiales aptos para el proceso, se identifican las fases, se establecen los niveles óptimos para un monitoreo y, finalmente, se analiza el resultad conforme a su fertilización.

Técnica de compostaje

Sistemas cerrados o en recipiente

Este es el sistema más utilizado para el compostaje casero. Como su nombre lo indica, la técnica se desarrolla dentro de un recipiente llamado compostadora. Uno de los principales beneficios es que protege al material de la lluvia, viento y controla el acceso de otros animales.

Por lo general, cuando se emplea esta técnica el material suele elevar sus temperaturas mucho más. Por lo que toda la tarea del monitoreo es necesaria al aplicar el compostaje de sistema cerrado.

En el caso de la compostadora, se puede elaborar con materiales de distinta naturaleza. Por ejemplo, madera, ladrillo, bidones de plástico o malla metálica. De todas las opciones anteriores, la más común es el bidón de plástico, el cual se puede reutilizar en distintas oportunidades.

Sistemas abiertos o en pilas

Este sistema es ideal para el compostaje de una considerable cantidad de material. La FAO establece que es la técnica más apropiada cuando se quiere compostar más de 1 m³de residuos orgánicos. Entonces, como su nombre lo indica, el material se organiza en pilas con distinto volumen, forma y espacio entre ellas.

Un paso importante en este técnica es seleccionar el lugar más apropiado para ello. Por ejemplo, hay que tener en cuenta la nivelación del área, las condiciones climáticas y su distancia a cuerpos de agua. En el caso de la lluvia, una solución es cubrir el material con plástico a fin de evitar el estancamiento de agua.

compostaje casero

Materiales compostables

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la gran mayoría de los materiales orgánicos son aptos para el proceso de compostaje. A continuación una lista de los que debes tener en cuenta:

  • Residuos de plantas secas: ramas procedentes de la poda, hojas caídas y pasto.
  • Estiércol: vacuno, porcino, bovino, y caprino.
  • Restos de alimentos orgánicos: frutas, verduras, cáscara de huevo, residuos de café o infusiones, cáscaras.
  • Papel: preferiblemente servilletas, pañuelos o cartón. Evitar papel impreso con tinta o plástico.

Entre los materiales que no se deben incluir se encuentran:

  • Residuos químicos y sintéticos.
  • Elementos no degradables.
  • Tabaco.
  • Restos de alimentos cocinados como la carne.
proceso de compostaje

Fases del compostaje

El compostaje es un proceso biológico, por lo tanto, conlleva distintas fases. Para completar con éxito cada una de esas fases es indispensable contar con las condiciones óptimas en cuanto a presencia de oxígeno, humedad y temperatura.

A su vez, es importante tener en cuenta que esta transformación implica la actividad de ciertos microorganismos. Los cuales generan el sustrato en estado sólido llamado compost. Además, durante este proceso, los microorganismos generan calor y estas variaciones en la temperatura son las que permiten identificar cada una de las fases.

Fase I: Mesófila

En esta primera fase el material se caracteriza por tener una temperatura ambiente. Posteriormente, gracias a la actividad de los microorganismos, en pocas horas comenzará a aumentar su temperatura, por lo general, hasta 45°C.

A su vez, en esta primera fase se comienzan a generar ácidos orgánicos, lo que puede cambiar el pH. Lo más común es que se tome de dos a ocho días para avanzar hasta la siguiente fase.

Fase II: Termófila o de Higienización

En la segunda fase el material adquiere una temperatura mayor a los 45°C. En este sentido, los microorganismo son reemplazados por otros que se desarrollan en altas temperaturas. Generalmente, comienzan a aparecer las bacterias conocidas como bacterias termófilas.

Por su parte, las bacterias termófilas tienen la capacidad de descomponer los materiales más complejos. Además, en su actividad transforman el nitrógeno en amoniaco, por lo tanto, el pH sube.

Una vez que la temperatura alcanza los 60 ºC comienzan a aparecer las bacterias que producen esporas, las cuales son encargadas de descomponer otros elementos más complejos. Depende del material orgánico, esta fase se podría tardar desde algunos días hasta meses.

Un dato importante que hay que tener en cuenta es que esta fase recibe el nombre de higienización porque su temperatura permite destruir a las bacterias contaminantes y otros hongos que puedan encontrarse en el material de compostaje.

tipos de compostaje

Fase III: Enfriamiento o Mesófila II

Una vez que se agotan todas las fuentes de carbono y nitrógeno en el material de compostaje, entonces la temperatura baja y se abre paso a la tercera fase. Principalmente se caracteriza por una temperatura de 40 a 45°C.

En este sentido, la frase de enfriamiento se tomará varias semanas para continuar con la degradación del material. Por lo general, durante este proceso aparecen algunos hongos que son visibles y el pH baja levemente.

Fase IV: Maduración

Al ser la última fase, se caracteriza por ser un periodo de estabilización. De este modo, se podría extender durante algunos meses bajo temperatura ambiente. Otro aspecto resaltante es que aparecen reacciones secundarias de condensación y polimerización de compuestos carbonados.

compostaje definicion

Monitoreo

El compostaje es un proceso biológico que requiere de cierto monitoreo dado que en él intervienen microorganismos que necesitan de ciertas condiciones para su actividad. Estas condiciones vienen dadas por factores como humedad, temperatura, oxígeno y pH. Aunque en gran medida estas condiciones depende de aspectos climático, no está demás conocer cuáles serían los rangos óptimos. Por ejemplo:

Oxígeno

En definitiva, el compostaje es un proceso aerobio. Esto quiere decir que el oxígeno es indispensable para que los microorganismos desarrollen sus funciones. De esta manera, una correcta aireación evita que el material se compacte. También, hay que tener en cuenta que las necesidades de oxígeno pueden variar en cada fase, siendo la fase Termófila la de mayor demanda de este elemento.

Ahora bien, la aireación debe estar en un nivel óptimo, entre 5% y 15%. Pues, un exceso de aireación provoca un descenso en la temperatura y mayor evaporación del agua, lo que podría detener el proceso de descomposición por falta de humedad. Para atender este problema se debe proporcionar agua al material de compostaje por medio de elementos frescos como restos de frutas o verduras.

En en el caso de la baja aireación, se produce un exceso de humedad que tiene como resultado mal olor, acidez y un ambiente de anaerobiosis. Para atender este problema se recomienda añadir un elemento que funcione como estructura y permita una correcta aireación.

monitoreo del compostaje

Humedad

La humedad permite que los microorganismos transporten los nutrientes. El nivel óptimo de humedad corresponde a 55%. Entonces, si la humedad es baja, se podría detener el proceso de compostaje porque disminuye la actividad microbiana. En este sentido, una solución factible es agregar materiales frescos como restos de frutas o verduras que proporcionen agua al material.

Por otro lado, si la humedad es muy alta, el oxígeno queda desplazado y se genera un ambiente para anaerobiosis. En este caso, la solución es agregar elementos que permitan absorber parte de esas humedad, por ejemplo, hojas o paja seca.

Temperatura

Normalmente, durante todo el proceso la temperatura tiende a variar de forma natural sin necesidad de intervenir. Sin embargo, a modo de monitoreo, se debe garantizar que la temperatura no descienda en gran medida, puesto que esto podría retrasar cada una de las fases del compostaje.

Una baja temperatura puede ser el resultado de varios factores. Aunque, generalmente se debe a falta de humedad, ya que sin ella los microorganismos detienen su actividad metabólica y no generan calor. Por lo tanto, una solución a este problema podría ser humedecer el material añadiendo elementos frescos como restos de frutas.

compostaje

pH

El pH determina la supervivencia de los microorganismos y por lo general cambia en cada fase del proceso. Sin embargo, es importante conocer cuáles son los niveles óptimos, en este caso se ha determinado que el pH correcto se encuentra entre 4,5 y 8,5.

Ahora bien, un pH bajo podría ser producto de exceso de ácidos orgánicos, lo cual es ocasionado a restos de algunos alimentos. En este sentido, una solución es agregar otros materiales ricos en nitrógeno.

Por otro lado, un pH alto es producto de exceso de nitrógeno. En este caso la solución es agregar materiales con mayor contenido de carbono, por ejemplo, hojas secas, residuos de poda y aserrín.

Dimensiones del material

Las dimensiones de las partículas puede facilitar en gran medida todo el proceso de compostaje. Es por esta razón que se ha establecido que el tamaño adecuado para el material debe ser de 5 a 2o centímetros.

Entonces, si el tamaño es inferior 5 centímetros, es probable que genere problemas como compactación, lo cual registre el flujo de aire y eleva los niveles de humedad. Sin duda, podría poner en riesgo todo el proceso.

En cambio, si el tamaño del material es superior a 20 centímetros, entonces es probable que se produzca un exceso de aireación. En consecuencia, desciende la temperatura y se desacelera el proceso de compostaje.

Fertilización

Una vez que se alcanza con éxito todas las fases del compostaje en las mejores condiciones, el resultado será un material orgánico con propiedades fertilizantes. Pues, una de sus principales ventajas es la presencia de nutrientes útiles para el desarrollo de las plantas.

Ahora bien, muchos consideran que el compost en su fase III es más apropiado para el cultivo, debido a que cuenta con una importante actividad biológica que eleva a su vez el porcentaje de nutrientes asimilables por las plantas. Sin embargo, hay que tener cierta precaución en el caso de las semillas, ya que el no contar con un pH estable puede ser un inconveniente en este proceso.

Finalmente, es preciso tener en cuenta los resultados de todo el proceso de compostaje. En este sentido, las ventajas que adquiere el suelo con el compost son las siguientes:

  • Mejores propiedades físicas: el compost aumenta las capacidades de retención de humedad por parte del suelo. A su vez, reduce el riesgo de erosión y regula sus condiciones de temperatura. Lo que conlleva a una mejor gestión del suelo para la siembra.
  • Mejores propiedades químicas: como resultado del proceso de compostaje se obtienen macronutrientes y una mejor capacidad de intercambio catiónico. Lo cual es indispensable para el desarrollo de los cultivos.
  • Mejor actividad biológica: con el compostaje se generan microorganismos capaces de transformar materiales insolubles en nutrientes para las plantas, lo que aumenta en gran medida la biodiversidad.
beneficios del compostaje

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tarda el compostaje?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la duración de cada una de las fases depende de muchos factores. Como hemos mencionado anteriormente la temperatura, el oxígeno, el pH y la propia naturaleza de los materiales definen el tiempo que tardaría en obtener los resultados. Sin embargo, lo más común es que se tarde de 4 a 9 meses.

¿El compostaje cómo ayuda al medio ambiente?

Actualmente, lidiamos con una crisis climática provocada por los desechos que generamos en nuestros hábitos de consumo. El compostaje puede ser una solución para borrar esta huella ecológica.

Según datos de la FAO, el desperdicio de los alimentos afecta al clima, los recursos naturales y la biodiversidad. Sus estudios indican que cada año se desperdician más de 300 millones de toneladas de alimentos, los cuales tienen una considerable huella ecológica desde su producción hasta la descomposición.

Para abordar este problema, la FAO determina que hay ciertas medidas que en las que la población puede actuar. En primera instancia se debe evaluar los propios métodos de consumo y reducir por completo el desperdicio de los alimentos.

En segundo lugar, el compostaje hace posible recuperar la energía y los nutrientes que se encuentran aún en los alimentos. En comparación con desecharlos, esta técnica permite recuperar sus propiedades para mejorar las condiciones del suelo.

¿El compostaje es lo mismo que abono orgánico?

El abonado aporta fertilidad al suelo al añadir fertilizantes sintéticos o de origen natural. Ahora bien, el abono orgánico se elabora a partir de estiércol, compostaje y residuos de cultivos. En este sentido, el compostaje es parte de aquellos abonos orgánicos que permiten mejorar la calidad del suelo a través de sus nutrientes. De hecho, su productividad ha quedado demostrada.

¿El compostaje produce mal olor?

Definitivamente no. De hecho, la fase II de Termófila o Higienización se caracteriza por elevar la temperatura del material de compostaje a tal medida que elimina cualquier tipo de bacteria contaminante y otros tipos de hongos.

En resumen…

El compostaje es un procedimiento realmente sencillo, solo basta prestar atención a cada una de sus fases para garantizar que se cumplan en las mejores condiciones. Por eso, sobran los motivos para aprovechar esta técnica y devolver al suelo los nutrientes que necesita para recobrar su vitalidad.

Vía: culturaambientalista.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Guía práctica para plantar palta en el hogar

Siempre es bueno optar por sembrar y cosechar