Mientras Rusia sigue la guerra, Siberia arde con más de 400 incendios forestales 

- en Fenómenos naturales, Medio ambiente
89
0

Desde hace días, el pavoroso alcance de los fuegos de este año muchos climatólogos ven una nueva señal del creciente riesgo de fuego en todo el mundo a causa del calentamiento global.

Vientos que alcanzaron hasta los 145 km/h en algunas zonas, produjeron la caída de árboles y se derribó parte del tendido eléctrico, esto provocó varios incendios en simultáneos en muchas áreas de Krasnoyarsk, luego continuaron propagándose peligrosamente y fuera de control por las mismas ráfagas. El riesgo aumenta a causa del mismo viento, porque la lucha contra el fuego sólo puede realizarse por tierra, sin el uso de aviones.

Es cierto que cada año la cantidad de hectáreas consumidas por el fuego en la «helada» Siberia crece de manera desmedida, pero este caso además sorprende por ser un fenómeno inusual para el mes de mayo. Normalmente comenzamos a hablar de estos eventos propios de la crisis ambiental actual recién en los meses de junio o julio.

Puedes leer: Nuevo México arrasado por grandes incendios

Un panorama desolador

El 10 de mayo el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó en una videollamada con funcionarios federales y regionales a «aumentar la seguridad contra incendios».  Putin enfatizó: «No podemos permitir que se repita la situación del año pasado», refiriéndose a los incendios forestales que azotaron el país en 2021 e inclusive de 2020. Las palabras del mandatario ruso llegan al mismo tiempo en el que hay grandes incendios en todo el suroeste de Siberia. Las llamas ya se han cobrado la vida de al menos a 10 personas y dañado cientos de edificios.

Para Greenpeace Rusia, las palabras del presidente ruso no son del todo certeras. La ONG dice que los incendios, que comenzaron en abril, ya abarcan un área dos veces más grande que la que se quemó el 2021.  Los datos parecen sostener lo que denuncia Greenpeace, pues para el 10 de mayo ya hay 14 regiones de Rusia que han declarado regímenes especiales de incendios. Además, el sistema satelital europeo Copernicus ha publicado también imágenes desde el espacio que muestran el alcance del humo producto de las llamas.

Greenpeace dice que se han extinguido 433 incendios forestales alrededor de la tercera ciudad más grande de Rusia, Novosibirsk. La entidad reporta concentraciones de smog y partículas finas en el aire que superan los niveles considerados peligrosos para la salud humana. Además la ONG dice que hay cerca de 300 incendios de pastos en la región de Omsk, en el oeste de Siberia, y que el humo de los incendios llega a la ciudad de Tyumen, a 625 kilómetros de distancia.

Te puede interesar: Los ingredientes perfectos de los mega incendios. ¿Cuáles son?

La guerra en Ucrania

Los expertos han mostrado su preocupación frente a esta nueva temporada de incendios en Rusia, ya que afirman que muchas tropas y equipos dirigidos hacia la invasión Rusia a Ucrania no podrán auxiliar en la extinción de las llamas. El uso de aeronaves militares para combatir incendios es algo habitual. Esto se debe a que una catástrofe de este tipo y magnitud necesita aviones para detectar y verificar los informes satelitales o de la comunidad, así como apoyar apoyar las labores de extinción. En los últimos años, a medida que los incendios se intensificaban tropas rusas ayudaban a despejar terreno para que helicópteros y aviones pudieran arrojar agua sobre las llamas.

Amber Soja, investigadora del Centro de Investigación Langley de la NASA, explicó a Axios que los recursos para combatir los incendios en Rusia están «severamente limitados». Soja razona que esto es porque «la población general de hombres y bomberos se ha ido». La opinión de la científica de la NASA está respaldada por otras voces, ya que las aeronaves, el personal militar, miembros del Servicio de Protección Forestal del Aire y muchos residentes locales, están al otro lado del país en una guerra. Por lo que la comunidad internacional se plantea si las autoridades rusas retirarán aviones y personal del frente para llevarlos a Siberia.

La presión al gobierno ruso

Durante la reunión con otros actores políticos, Putin dijo: «Necesitamos combatir los incendios de una manera más eficiente, sistémica y consistente». Y agregó que «los incendios forestales a gran escala socavan nuestros esfuerzos de protección climática (…) Este tema es de capital importancia para nuestro país y el mundo entero». Sin embargo activistas han intentado ejercer presión sobre las autoridades para que tomen cartas en el asunto, ya que en su opinión la acción no concuerda con lo dicho por el mandatario.

En un esfuerzo por crear conciencia y presionar al gobierno para que haga algo con respecto a los incendios descontrolados, los usuarios rusos de Twitter han comenzado a usar el hashtag #?????????????? («no vamos a dejar a nuestra gente»). El hashtag fue utilizado por primera vez por los medios financiados por el estado para reunir apoyo para la invasión rusa de Ucrania, pero ahora los activistas lo utilizan cuando tuitean fotos y videos de los incendios.

De acuerdo con la evaluación, la asociación civil de Omsk tuiteó: «No muy lejos de Omsk, más de 100 hectáreas de bosque de pinos están en llamas a lo largo de la carretera de Cherlak. La neblina y el humo de los incendios se pueden ver a decenas de kilómetros, incluso en Omsk. Mientras tanto, el gobernador de la región celebra festivales [pro-Putin], y no está nada claro qué está haciendo el Ministerio de Situaciones de Emergencia regional».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Vídeo: Así viven los bichos que tenemos en el rostro y que no vemos

Los ácaros en la cara son tan sutiles