Receta de pechugas de pollo al horno

Receta de pechugas de pollo al horno

- en Recetas
269
0

Estas pechugas de pollo al horno son la perfecta cena o comida saludable fácil de preparar. El horno es una de las herramientas que no usamos todo lo que deberíamos, nos permite crear recetas increíbles casi sin esfuerzo. La pechuga de pollo es una de las carnes con menos grasa y más proteínas. Perfecta si estamos a dieta o queremos cuidarnos un poco más. Podemos acompañar estas pechugas con unas verduras o con un poco de arroz. Si quieres cuidarte y disfrutar de una carne espectacular, toma nota de cómo preparar unas pechugas de pollo al horno en un abrir y cerrar de ojos.

Ingredientes:

  • 500 gr de pechugas de pollo
  • 4 ramitas de romero seco
  • 1 cucharadita y media de orégano seco
  • 8 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 2 limones
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Cómo cocinar unas pechugas de pollo al horno

  1. El pollo es una carne que no debemos dejar de incluir en la lista de la compra. Además de ser low cost, tiene una serie de buenas propiedades que lo convierten en una apuesta esencial en estos tiempos de dieta.
  2. Usaremos las pechugas en esta receta, pero realmente podemos usar cualquier parte del pollo. Triunfará de todas las formas posibles.
  3. Pediremos en la carnicería o comparemos directamente en el supermercado unas pechugas deshuesadas. Se cocinarán más rápidamente y quedarán de vicio.
  4. La idea de que es una parte que queda seca se destruirá directamente a medida que probemos estas deliciosas pechugas, jugosas y deliciosas.
  5. Con la carne preparada, deshuesada, le podemos quitar parte de la grasa en caso de tenerla. Nos ayudará a tener unas pechugas más ligeras.
  6. Si queremos que se cocinen más rápidamente las cortamos a tiras, tardarán menos en estar listas y estarán igual de buenas.
  7. Salpimentamos a gusto y preparamos las pechugas de pollo para que reciban una combinación de sabores increíbles.
  8. Pelamos y cortamos muy finitos los ajos. Los ponemos en un cuenco para machacarlos o mezclarlos con un poco de romero seco.
  9. Seguimos aromatizando la carne con el orégano. Para darle un punto cítrico, incorporamos la ralladura de la cáscara de limón.
  10. Para que nos quede una salsa que cubra las pechugas con un sabor impresionante, añadimos el vino blanco y el aceite de oliva. Mezclamos bien.
  11. Colocamos las pechugas de pollo en una fuente para horno. Vertemos la mezcla, untaremos bien las pechugas con estos ingredientes repletos de sabor.
  12. Preparamos el horno, lo ponemos a 180º para que esté listo a la hora de recibir nuestras pechugas de pollo.
  13. El hecho de que estén hidratadas con el aceite de oliva y el vino nos asegurará que tengamos unas pechugas jugosas y deliciosas.
  14. Podemos reducir la cantidad de aceite de oliva si queremos que nos queden más ligeras. Es un alimento esencial para nuestra dieta, al hacerlas al horno, evitaremos que nos queden demasiadas grasas.
  15. Con las pechugas de pollo podemos ponerle cualquier tipo de verduras o de guarniciones que nos gusten.
  16. Unas patatas, lavadas y cortadas con piel tipo bastoncitos pueden ser un buen complemento de esta carne.
  17. Quitamos las semillas de los pimientos, troceamos e incorporamos con las patatas para que le den sabor y color a esta guarnición.
  18. Aquellas verduras que tenemos en la nevera y queremos utilizar en este topo de receta nos quedarán bien. La sencillez de estas pechugas hace viable cualquier tipo de guarnición que queramos ponerle.
  19. Unos calabacines cortados en taquitos, una cebolla pelada y cortada en juliana e incluso una berenjena a rodajas, todo es posible.
  20. Si incluimos las verduras simplemente salpimentamos y añadimos un poquito de aceite de oliva por encima.
  21. Con todo listo nos quedará el último proceso, hornear estas pechugas y verduras. A 180º horneamos durante 15 minutos.
  22. Será el momento de darle la vuelta a las pechugas para que nos queden perfectas por ambos lados.
  23. Estar pendiente del horno será nuestra misión a medida que vamos cocinando las pechugas de pollo cargados de buenas sensaciones.
  24. Al darles la vuelta a las pechugas tardaremos unos 15 minutos más en estar preparadas. Dependiendo del grosor o si las hemos cortado o no las pechugas pueden estar listas antes.Pechugas de pollo al horno
  25. Las verduras quizás necesiten más tiempo, comprobamos su punto de cocción antes de retirarlas del horno.
  26. De esta manera tendremos listas unas pechugas de pollo al horno sencillas y deliciosas. Este tipo de carne es esencial en cualquier dieta.
  27. Cocinar las pechugas de pollo al horno nos servirá para descubrir que no tienen porque quedar secas.
  28. Al contrario de lo que mucha gente piensa, las pechugas necesitan una cocción adecuada y un ingrediente como el vino blanco para quedar especialmente jugosas.
  29. Atrévete a probar unas pechugas de pollo al horno que cumplirán las exigencias de los paladares más exigentes. Las podemos servir con mayonesa o Kétchup.

Vía: okdiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Algunas plantas repelentes de mosquitos. ¿Lo sabías?

A todos nos encanta sentarnos en nuestro jardín